La Union Europea y America Latina en las negociaciones de la OMC: entre las vías multilaterales y birregionales

Autor:Jan Kleinheisterkamp
Cargo del Autor:Professor de la HEC School of Management, París; antiguo Investigador del Departamento para América Latina del Instituto Max Planck de Derecho Privado Extranjero y Derecho Internacional Privado, Hamburgo/Alemania.
Páginas:623-632
RESUMEN

I. La importancia de la OMC para la UE y América Latina - II. El sistema OMC y la ronda de DOHA - El ejemplo de las inversiones extranjeras - El ejemplo de las inversiones extranjeras - IV. La conferencia ministerial de Cancun en septiembre de 2003 - V. Consecuencias del "no" de Cancun - VI. Interrogantes y conclusiones

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 625

El tema crucial y extremamente controvertido de las actuales negociaciones en la OMC es obviamente la cuestión agrícola. Sin embargo, como en cualquier negociación compleja, el punto principal y decisivo nunca puede entenderse sin los demás, pues sólo el tratamiento del conjunto permite márgenes de maniobra a los negociadores. Esta contribución intenta mirar un poco a los alrededores, a los temas que también están sobre la mesa y que podrán ayudar a entender el proceso de negociación entre la Unión Europea y América Latina en general.

I La importancia de la OMC para la UE y América Latina

En junio de 1999, la primera Cumbre de los Jefes de Estado y de Gobierno en Río de Janeiro estableció algunas generalidades sobre la cooperación biregional entre América Latina y la Unión Europea. La Cumbre de Madrid de mayo de 2002, impulsada por la presidencia pro-tempore de España en la UE, ya fue mucho más concreta. Por un lado, celebró el Acuerdo de Asociación entre Chile y la UE; por otro lado, la Declaración de los Jefes de Estado estableció un mandato político para la negociación de Acuerdos de Cooperación, así como, a largo plazo, Acuerdos de Libre Comercio entre las dos regiones. Sin embargo, también fueron fijados dos requisitos previos para tales pasos: el alcance de un grado suficiente de integración regional (especialmente con vistas al MERCOSUR y la Comunidad Andina), así como la culminación de la Agenda de Doha para el Desarrollo del 2001 -la clave para el avance del proceso en el seno de la OMC-. De tal manera se subrayó la voluntad de potenciar el sistema multilateral como prioridad fundamental en ambas regiones y como líneas directrices para su cooperación.

En el mismo sentido, la Comisión Europea definió sus objetivos para la Cumbre de Guadalajara. Aparte de la integración regional y cohesión so-Page 626cial, el Comisario Lamy insistió: "En Guadalajara queremos enviar un mensaje muy claro en el sentido de que la UE y América Latina están trabajando conjuntamente para impulsar la Ronda de Doha de la OMC sobre conversaciones comerciales"1.

II El sistema OMC y la ronda de DOHA

Desde la óptica de la Unión Europea, los beneficios del sistema de la OMC se fundamentan en dos pilares. El primer pilar son los aspectos de cooperación, esto es, la eliminación de barreras comerciales a través de reglas rigurosas y transparentes que permitan beneficiarse de las ventajas comparativas de las respectivas economías, facilitando así una integración competitiva del comercio mundial. Sin embargo, las protestas masivas organizadas por las principales organizaciones no gubernamentales (ONGs) colapsaron las negociaciones de la OMC en la Conferencia Ministerial de Seattle en 1999, sugiriendo una resistencia general de la sociedad civil contra la manera en la cual la temida "globalización" estaba siendo implantada por vía del régimen de libre comercio de la OMC.

En respuesta a estas dudas, en busca de un "más allá de la cooperación", se propuso en 2001 la Ronda de Doha "de Desarrollo" con dos metas. Para atender a las prioridades y preocupaciones de los ciudadanos fue impulsado el paradigma del desarrollo sostenible. Conjuntamente, se persigue la integración de los países en desarrollo, esto es, viabilizar el acceso a los beneficios del comercio globalizado por vía de disposiciones de trato especial y diferencial.

El Programa de Desarrollo de Doha se fijó en la agenda para la Conferencia Ministerial de Cancún en Septiembre 2003. Los temas a resolver eran:

- un acuerdo sobre agricultura abriendo el acceso a los mercados, actualmente restringidos por aduanas proteccionistas en la UE y EUA, y eliminando los subsidios a la exportación;

- algunos puntos referentes a la aplicación del GATS y del TRIPS, en especial la cuestión de importación de medicamentos genéricos contra la SIDA, malaria, tuberculosis, etc. a países pobres;

Page 627...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA