Multilateralismo: adaptación a un mundo con potencias emergentes

Autor:Esther Barbé Izuel
Cargo:Catedrática de Relaciones Internacionales. UAB-IBEI
Páginas:21-50
 
EXTRACTO GRATUITO
REDI, vol. LXII (2010), 2
MULTILATERALISMO: ADAPTACIÓN A UN MUNDO
CON POTENCIAS EMERGENTES *
Esther Ba r B é Iz u e l
Catedrática de Relaciones Internacionales
UAB-IBEI
SUMARIO: 1. INTRODUCCIÓN.—2. MULTIPOLARIDAD Y EMERGENCIA DE POTENCIAS.—
2.1. La polaridad definida por las capacidades: un mundo unipolar.—2.2. Las limitaciones
de la polaridad: huérfanos de concepto.—2.3. Las potencias emergentes, dinamizadoras de
la distribución del poder.—3. MULTILATERALISMO: CONCEPTO Y PRÁCTICA.—3.1. El
multilateralismo como institución.—3.2. Instituciones multilaterales como arquitectura
del sistema.—3.3. Crisis de las instituciones multilaterales, un fenómeno plural.—4. PO-
DER, COOPERACIÓN E IDENTIDAD.—4.1. Redistribución del poder: soft balancing y
minilateralismo.—4.2. Cooperación multilateral: consulta y problem solving approach.—
4.3. Construcción de la identidad: status de potencia y no-intervención.—5. CONCLU-
SIONES.
1. INTRODUCCIÓN
En un mundo crecientemente interdependiente, el multilateralismo se
hace cada vez más importante. Esta idea está presente tanto en el discurso
político como en la literatura académica 1. El secretario general Ban Ki-Moon
* El presente artículo se inscribe en el marco del proyecto «Dinámicas del sistema multilateral.
Análisis de la interacción entre la Unión Europea y las instituciones globales (Dynamus)», Proyecto
de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico. Plan Nacional I+D+i del Ministerio de Ciencia e
Innovación (CSO 2009-09010).
1 Sobre su presencia en la literatura académica, véase Bar B é , E., «Multilateralism matters more
than ever», Global Society, vol. 23, núm. 2, abril 2009, pp. 191-203. En dicho artículo (un review article)
se lleva a cabo una revisión de tres libros que abordan el multilateralismo. Se trata de Ne w m a n , E.;
Th a k u r , R., y TIr m a n , J. (eds.), Multilateralism under challenge. Power, International Order and Structur-
al Change, Tokyo, United Nations University Press, 2006; Ba d I e , B., y Dev I n , G. (dirs.), Le multilatéral-
01-BARBE.indd 21 20/6/11 18:29:28
Revista Española de Derecho Internacional
Sección ESTUDIOS
© 2010 Asociación de Profesores
de Derecho Internacional y
Relaciones Internacionales
ISSN: 0034-9380, vol. LXII/2
Madrid, julio-diciembre 2010 págs. 21-50
22 ESTHER BARBÉ IZUEL
REDI, vol. LXII (2010), 2
abría el 64 período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas,
en septiembre de 2009, con un discurso titulado «Ahora es nuestro momen-
to» en el que apuntaba que «si alguna vez ha existido un momento para ac-
tuar con un espíritu de renovado multilateralismo —un momento para crear
unas Naciones Unidas basadas en una auténtica acción colectiva— ese mo-
mento es ahora» 2. Desde la academia, europea o americana, se sitúa el mul-
tilateralismo en el foco de atención. Bertrand Badie, por ejemplo, presenta
el multilateralismo como el único mecanismo posible para hacer frente a los
desafíos de la agenda internacional 3. Por su parte, Robert Keohane 4 o Helen
Milner 5, destacados académicos estadounidenses, han escrito sobre el valor
contingente de las instituciones multilaterales contemporáneas, en razón de
la atracción que ejercen, bien por la falta de alternativas, sobre todo en el caso
de Naciones Unidas, o bien por las necesidades políticas internas. Lo cierto es
que hay una demanda, más o menos apasionada, de multilateralismo. Lo que
se aplica tanto al discurso político como al trabajo académico.
Ahora bien, dicha demanda contrasta, paradójicamente, con constantes
referencias en la última década a la crisis del multilateralismo, como si de
un enfermo se tratara. Es más, la era Bush lo hirió de muerte. En 2003, Ri-
chard Perle, uno de los más destacados neoconservadores y asesor del pre-
sidente Bush, decretó con satisfacción «la muerte de Naciones Unidas» 6. El
unilateralismo de la era Bush se convirtió en un acicate para la producción
académica en torno a los desafíos que sufre el multilateralismo en nuestros
días. Desafíos a los que no es ajeno el proceso de cambio que está sufriendo
la estructura del sistema internacional. Cambio que habitualmente se califica
como multipolaridad emergente. En ese sentido, la convergencia de cambio
estructural y multilateralismo en crisis llevó a Javier Solana, entonces alto re-
presentante de la PESC, a proponer frente a una prestigiosa audiencia acadé-
mica en la Universidad de Harvard que europeos y americanos «deberíamos
evitar el riesgo de un mundo de multipolaridad sin multilateralismo» 7. El
cambio estructural del sistema internacional se ha evidenciado a causa de la
crisis financiera, con el encumbramiento circunstancial del G20 como marco
de referencia para la gobernanza global.
El presente artículo parte del supuesto de que cambio y multilateralismo
conjugan bien. Esa idea es defendida por buena parte de los analistas que
isme. Nouvelles formes de l’action internationale, Paris, Éditions La Decouverte, 2007, y Bo u r a n t o n I s ,
D.; Ifa n t I s , K., y Ts a k o n a s , P. (eds.), Multilateralism and Security Institutions in an Era of Globalization,
London, Routledge, 2008.
2 The Secretary General, «Now is our time» Report to the General Assembly, New York, 23 de
septiembre de 2009.
3 Bad I e en Ba d I e y De v I n , op. cit., en nota 1.
4 Keo h a n e , R., «The contingent legitimacy of multilateralism», en Ne w m a n et al., op. cit., en nota 1,
p. 75.
5 MIl n e r , H., Why Multilateralism? Foreign Aid and Domestic Principal-Agent Problems, paper, fe-
brero de 2004.Véase http://www.wcfia.harvard.edu/sites/default/files/Milner2004.pdf.
6 Per l e , R., «Thank God for the death of the UN», The Guardian, 21 de marzo de 2003.
7 Sol a n a , J., «Europe in the World» (Kennedy School, Harvard University), Boston, 17 de septiem-
bre de 2009.
01-BARBE.indd 22 20/6/11 18:29:28

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA