Migración internacional: ¿Sustituto de la seguridad social?

Autor:Mariano Sana - Chiung - Yin Hu
Cargo:Louisiana State University, Department of Sociology and Louisiana Population Data Center - Louisiana State University, Department of Sociology
Páginas:29-51
BIENESTAR Y POLÍTICA SOCIAL
VOL 2, No. 2, pp. 29-51
29
MIGRACIÓN INTERNACIONAL:
¿SUSTITUTO DE LA SEGURIDAD SOCIAL?*
Mariano Sana
Louisiana State University, Department of Sociology and Louisiana Population Data Center
msana@lsu.edu
Chiung-Yin Hu
Louisiana State University, Department of Sociology
chu1@lsu.edu
Resumen
l enfoque en factores macroeconómicos a corto plazo, incluyendo el desempleo y los
salarios, no es suficiente para explicar la migración internacional. Los factores
institucionales, que cambian solo en el largo plazo, pueden potencialmente tener un gran
impacto sobre los flujos de migración. Para ilustrar esto, analizamos la migración México-
Estados Unidos enfocándonos en la cobertura en seguridad social, un indicador importante
del trabajo formal. Utilizando datos longitudinales retrospectivos del Proyecto sobre Migración
Mexicana, encontramos que los trabajadores son mas propensos a emigrar a los Estados Unidos
cuando no están cubiertos por la seguridad social; esto sugiere que el trabajo formal
desincentiva la migración internacional. Durante la vejez, una historia de migración de corto
plazo o moderada no parece mejorar significativamente las probabilidades de que un trabajador
salga de la fuerza laboral. Sin embargo, el tener experiencia substancial con la migración (de
10 años o más) ayuda a que las perspectivas para el retiro de los trabajadores sin contribuciones
a la seguridad social coincidan con las de los no-migrantes cubiertos por la seguridad social,
lo cual indica que la experiencia migratoria de largo plazo efectivamente actúa como un
sustituto para la seguridad social.
Palabras clave: Migración Internacional, seguridad social, retiro, economía informal, México.
Clasificación JEL: F22, H55, J26.
E
N
Introducción
o son pocas las teorías que tratan sobre migración internacional (Massey et al. 1998). Aun
cuando divergen en su aproximación disciplinaria y en su enfoque micro o macro, todas
enfatizan las diferencias en los factores estructurales de los países expulsores y receptores.
Entre estos factores, los niveles de empleo y de salarios, así como las fluctuaciones
macroeconómicas, han prevalecido en los estudios sobre migración. Al estudiar los flujos de
* Versiones preliminares de este artículo fueron presentadas en la Conferencia Anual de la Population Association
of America, Filadelfia, 31 de marzo- 2 de abril de 2005, y en la conferencia internacional “Los Efectos de la
Migración en Países Expulsores”, organizada por la Conferencia Interamericana de Seguridad Social y la
Universidad Iberoamericana (UIA) en la Ciudad de México los días 24 y 25 de febrero de 2006. Agradecemos
los valiosos comentarios de Liliana Meza González, Alejandra Cox Edwards, y de otros asistentes a la conferencia
de la CISS, así como de David Lindstrom, Emilio Parrado y dos revisores anónimos.
MIGRACIÓN INTERNACIONAL: ¿SUSTITUTO DE LA SEGURIDAD SOCIAL?
30
migración internacional, los investigadores por lo general prefieren estas poderosas variables de
corto plazo, relegando los factores institucionales de largo plazo a un segundo plano.
Entre estos factores institucionales, creemos que el grado de formalidad de la economía
debería estar al frente de la investigación sobre migración. Si bien los arreglos económicos
informales no son exclusivos de los países en desarrollo (Portes, Castells y Benton 1989), la gran
mayoría de los empleos en las economías industrializadas avanzadas paga impuestos y obtiene
una variedad de retribuciones. La seguridad social provee un componente esencial de la formalidad
del empleo al garantizar a los trabajadores un flujo de ingreso en caso de discapacidad o de
alcanzar la edad de retiro, y al otorgar a los dependientes apoyo financiero en caso de la muerte
prematura del trabajador. Esta institución se encuentra presente en regiones con muy distintos
niveles de desarrollo alrededor del mundo. Mientras que en los países desarrollados la seguridad
social por lo general alcanza una cobertura universal, en el mundo en desarrollo la cobertura varía
considerablemente. En los países más pobres, los arreglos para la protección durante la vejez
continúan siendo informales, fuera del alcance del estado (ver Banco Mundial 1994).
Creemos que el enfoque basado en factores macroeconómicos de corto plazo, incluyendo el
desempleo y los salarios, no es suficiente para explicar la migración internacional. Los factores
institucionales, limitados a cambiar sólo en el largo plazo, potencialmente pueden tener un gran
impacto sobre los flujos migratorios. Para ilustrar esta situación, analizamos la migración México-
Estados Unidos, centrándonos en la cobertura de la seguridad social, que alcanza menos del 40 por
ciento de la población de trabajadores en México1 y que es casi universal en los Estados Unidos.2
Planteamos dos preguntas. En primer lugar, ¿la falta de cobertura de seguridad social actúa
como un incentivo a la migración internacional? Empíricamente, buscamos responder a esta pregunta
verificando si aquellos trabajadores sin cobertura de la seguridad social en México tienen una
mayor probabilidad de emigrar a los Estados Unidos en comparación con aquellos que mantienen
empleos formales, cubiertos por la seguridad social mexicana. No obstante, reconocemos que la
mayoría de los trabajadores emigrantes son jóvenes y aún no están evaluando sus expectativas
económicas para el retiro. Por lo tanto, nos abstendremos de postular abiertamente que los
trabajadores mexicanos emigran en busca de seguridad social. Preferimos ver a la seguridad social
como un indicador prominente de la formalidad en el empleo, y a la migración como una respuesta
a la falta de oportunidades en la economía informal.
Nuestra segunda pregunta empírica complementa a la primera: ¿Logra la migración proveer a
los emigrantes de seguridad social? Empíricamente, la respuesta a esta pregunta sería afirmativa si
la migración mejorara las expectativas económicas para el retiro en el largo plazo de los emigrantes.
Una respuesta afirmativa a ambas preguntas empíricas sugeriría una respuesta afirmativa a la
pregunta presentada como título de este artículo. Si los trabajadores muestran una mayor
probabilidad de emigrar cuando no están cubiertos por la seguridad social, y la migración
internacional mejora de manera significativa las expectativas económicas para el retiro, entonces la
migración actúa como un sustituto de la seguridad social.3
1 Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, http://www.inegi.gob.mx/est/contenidos/espanol/
rutinas/ept.asp?t=msoc06&c=1884, consultada el 19 de febrero del 2006.
2 Social Security Administration, Annual Statistical Supplement 2005, de febrero del 2006, http://www.ssa.gov/
policy/docs/statcomps/supplement/2005/prog_desc.pdf, consultada el 19 de febrero del 2006.
3 Sana y Massey (2000) plantearon preguntas similares a éstas y obtuvieron respuestas positivas. Replicamos
su trabajo parcialmente, lo extendemos, y alcanzamos conclusiones más precisas en términos cuantitativos,
como se explicará en la sección de datos y métodos.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba