México: Seamos formales...

Autor:Patrick Moser
Páginas:24-26
RESUMEN

En México, la OIT puso en marcha un proyecto para ayudar a las empresas y a los trabajadores a salir de la informalidad... y con frecuencia de la pobreza. Según un informe elaborado para la 103a Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, los trabajadores de la economía informal afrontan un mayor riesgo de caer en la pobreza que los del sector formal.

 
CONTENIDO
24
revista TRABAJO
MÉXICO
La transición
informal
SEAMOS FORMALES
En México, la OIT puso en marcha un proyecto para ayudar a las empresas y a los
trabajadores a salir de la informalidad... y con frecuencia de la pobreza. Según un
informe elaborado para la 103a Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, los
trabajadores de la economía informal afrontan un mayor riesgo de caer en la pobreza que
los del sector formal.
Por Patrick Moser
Fotografías de la OIT
Puerto Vallarta, antaño una pequeña aldea de pescadores y
el escenario de la película “La noche de la iguana” de 1964,
protagonizada por Elizabeth Taylor y Richard Burton, ha
pasado a ser un importante centro turístico conocido por
sus playas de arena blanca y calles empedradas.
Cada año, millones de turistas acuden a este centro
de veraneo de la costa pacíca mexicana, lo que atrae
a muchos mexicanos que buscan trabajo en el sector
turístico, en hoteles de lujo y en establecimientos menos
formales, como los numerosos restaurantes particulares.
José Alberto Cervera, de 32 años, en una ocasión
arriesgó su vida al atravesar clandestinamente el desierto
para llegar a Estados Unidos, pero al nal decidió
establecerse en Puerto Vallarta.
Encontrar trabajo en un pequeño restaurante fue
relativamente fácil. Pero al igual que millones de personas en
México – y muchas más en el mundo – el único empleo que
pudo obtener era informal, lo cual le brindó poca seguridad ,
o ninguna. “Fue difícil porque mi trabajo no me ofrece lo que
necesito, como un seguro o prestaciones, arma.
“Es obvio que la informalidad no es positiva para los
trabajadores, porque no nos permite progresar. Esto debe
cambiar”, añade Cervera.
Pero el cambio está en marcha. El jefe de Cervera aceptó
regularizar su situación laboral, en el marco del FORLAC,
un proyecto piloto establecido por la OIT en 2013 con la
nalidad de ayudar a las empresas y a los trabajadores a salir
de la informalidad.
AVANZAR HACIA UNA “VIDA MÁS DIGNA
Alberto Quintero, propietario del restaurante El Chivero,
arma que le gustaría hacer lo mismo con los demás
trabajadores ilegales que posee.
“Podría beneciarnos a todos nosotros, tendríamos
empleados satisfechos por saber que su empleo es seguro.
Ello aliviaría la presión sobre los trabajadores, que cada día
temen ser despedidos. Estamos hablando de regularizar a
los trabajadores para que puedan progresar, de ofrecerles
seguridad social para que tengan una vida más digna”.
Pero no siempre es fácil. “Inscribir a los trabajadores en
la seguridad social implica un costo para la empresa”, arma
Leonard Mertens, experto del proyecto FORLAC de la OIT.
“Conlleva que las empresas tengan que incrementar su
actividad para poder sufragar el costo de esa formalización”.
omas Wissing, Director de la Ocina de la OIT
para México y Cuba, añade: “Nuestra labor en México
forma parte del proyecto regional FORLAC y de nuestros
esfuerzos encaminados a complementar el Programa
de la economía
José Alberto Cervera y su familia
25
revista TRABAJO
NÚMERO ESPECIAL DE 2014
Nacional de Formalización de Empleo emprendido en julio
de 2013 por el Presidente Enrique Peña Nieto. Queremos
demostrar que el acceso a la seguridad social y la mejora
de la productividad son elementos clave de una estrategia
de formalización que benecia a los trabajadores, los
empleadores y los gobiernos. Las empresas formales están
dispuestas a proteger los derechos de sus trabajadores,
mejorar sus condiciones de trabajo, invertir en su fuerza
laboral y compartir los benecios de las actividades más
sostenibles”.
En América Latina y el Caribe alrededor de la mitad de
la población activa – excepto el sector agrícola – trabaja en
la economía informal. Las cifras son aún más elevadas en
el caso de los jóvenes: seis de cada diez jóvenes de entre 15
y 24 años tienen un empleo informal.
La economía informal es la principal fuente de empleo
en muchos países en desarrollo, que permite a millones
de personas escapar de la pobreza extrema. Pero con
frecuencia el trabajo está mal remunerado, no ofrece
ninguna seguridad ni prestaciones sociales.
LA INFORMALIDAD ESTÁ VINCULADA A
LAS DESIGUALDADES
La alta incidencia del empleo informal explica por qué América
Latina y el Caribe es la región con más desigualdades, ya que
la informalidad reduce la capacidad de los trabajadores de
generar ingresos y ahorro, y perpetúa el ciclo de la pobreza.
Según se desprende de un informe elaborado para la 103a
Conferencia Internacional del Trabajo, los trabajadores de la
economía informal deben afrontar un mayor riesgo de caer
en la pobreza que aquellos que trabajan en el sector formal.
“La economía informal se desarrolla en un contexto de
altas tasas de desempleo, subempleo, pobreza, desigualdad
de género y trabajo precario, sostiene el informe, en el que
se añade que “la mayoría de las personas no se incorpora
a la economía informal por decisión propia, sino por la
necesidad de sobrevivir y de desarrollar actividades que les
permitan obtener ingresos básicos”.
Las mujeres, los jóvenes, los migrantes y los trabajadores
de mayor edad son especialmente vulnerables a las
manifestaciones más graves de trabajo indecente en la
economía informal, en la que quedan expuestos a la violencia
y otras formas de explotación, incluido el trabajo infantil.
ME ENCONTREI
En Cuiabá, Brasil, la OIT apoya el proyecto Me Encontrei
(Me encontré), que proporciona a los jóvenes las
competencias necesarias para acceder a un empleo formal
y evitar el riesgo del trabajo informal. Muchos de los
beneciarios fueron rescatados del trabajo infantil.
“Es obvio que la informalidad no es positiva para los trabajadores,
porque no nos permite progresar. Esto debe cambiar”.
José Alberto Cervera
26
revista TRABAJO
Cuando el Director General de la OIT, Guy Ryder, visitó
el lugar del proyecto el año pasado, pudo comprobar la triste
realidad del trabajo infantil por boca de sus víctimas, que
actualmente albergan la esperanza de encontrar un empleo
decente.
“Trabajaba mucho en un mercado pero ganaba poco
dinero”, señala Victor Hugo Oliveira, de 16 años, que hoy en
día estudia para ser auxiliar administrativo. “Espero tener
un futuro mejor, con mayores oportunidades”.
Existen indicios de que es posible reducir
considerablemente las tasas de informalidad.
En Brasil, por ejemplo, el empleo informal entre los
jóvenes era inferior al 42porciento en 2011, 11 puntos
porcentuales menos que en 2007. Esto obedece en parte a
medidas como la adopción de la legislación SIMPLES, que
simplicó el proceso de registro y redujo los impuestos de
las pequeñas y medianas empresas y, por lo tanto, facilitó
la formalización de estas empresas y de sus trabajadores, o
como el estatuto del micro emprendedor individual (MEI),
que permite a los trabajadores independientes cotizar en el
sistema de seguridad social por un bajo costo, así como las
políticas destinadas a mejorar las inspecciones laborales.
Además, hay una concienciación cada vez mayor entre
los trabajadores, en particular los trabajadores domésticos,
sobre la importancia de la formalización por vías legales.
La crisis nanciera mundial ha hecho que esa necesidad
sea aún más acuciante y los encargados de la toma de
decisiones están mostrando un mayor interés por esta
cuestión. Hacer frente a la economía informal es uno de
los principales desafíos de nuestro tiempo.
El primer paso, y el más importante, es hacer del
empleo de calidad una prioridad en las políticas sociales y
económicas. Ello contribuirá a aumentar la productividad,
promover empleos decentes y facilitar la trasformación de
los empleos informales en trabajo formal decente.
PASO A LA ECONOMÍA FORMAL:
ESTRATEGIAS EXITOSAS
Las iniciativas políticas puestas en marcha
en todo el mundo ponen de relieve que es
posible conjugar una serie de enfoques
y adaptarlos al contexto especíco de
cada país. Las políticas adoptadas con
mayor frecuencia persiguen los siguientes
objetivos:
ÔEstablecer un marco macroeconómico
que fomente el empleo y las políticas
sectoriales ecaces.
ÔCrear un entorno propicio para las
empresas sostenibles que reduzca
los costos y favorezca las ventajas de
una transición a la economía formal
sin comprometer la protección de los
trabajadores.
ÔExtender a todos los trabajadores de
la economía informal la cobertura de
seguridad social, proporcionarles salud
y seguridad laborales y ofrecerles un
salario mínimo, con objeto de facilitar
su transición a la economía formal.
ÔGarantizar el cumplimiento de la
legislación y normativa nacionales a n
de facilitar la transición de la economía
informal a la formal.
ÔPromover un entorno favorable para
los empleadores y los trabajadores
que les permita ejercer sus derechos
en materia de representación y
negociación colectiva.
Fuente: La transición de la economía informal a
la economía formal, informe elaborado para la
103a Conferencia Internacional del Trabajo, junio
de2014.