Jurisprudencia Española y Comunitaria de derecho internacional privado

AutorSantiago Álvarez González
CargoCatedrático de Derecho internacional privado. Universidad de Santiago de Compostela
Páginas173-228
REDI, vol. LXIV (2012), 1
B) JURISPRUDENCIA ESPAÑOLA Y COMUNITARIA
DE DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO *
Selección y coordinación a cargo de
Santiago Ál v a r e z Go n z Á l e z
Catedrático de Derecho internacional privado
Universidad de Santiago de Compostela
SUMARIO: 1. TRIBUNAL DE JUSTICIA: ESPACIO DE LIBERTAD, SEGURIDAD Y JUSTICIA.—1.1. Re-
conocimiento mutuo y ejecución de decisiones.—1.2. Ley aplicable.—2. PRÁCTICA ESPAÑOLA:
TRIBUNAL CONSTITUCIONAL.—3. PRÁCTICA ESPAÑOLA: DERECHO JUDICIAL INTER-
NACIONAL.—3.1. Competencia judicial internacional.—4. PRÁCTICA ESPAÑOLA: DERECHO
CIVIL INTERNACIONAL.—4.1. Protección de menores.—4.2. Filiación natural.—4.3. Adopción
internacional.—4.4. Obligaciones contractuales.—4.5. Sucesiones.
* Esta crónica es continuación de la publicada en REDI, 2011-2. La selección se ha efectuado
sobre resoluciones dictadas durante el año 2011. Colaboran en la presente crónica, Vésela Andreeva
Andreeva, Santiago Álvarez González, Laura Carballo Piñeiro, Gilles Cuniberti (cuya nota ha sido tra-
ducida por Marta Requejo Isidro), Eva Lein, Ángel Espiniella Menéndez, Cristina González Beilfuss,
Javier Maseda Rodríguez, Pedro Alberto de Miguel Asensio, Patricia Orejudo Prieto de los Mozos,
Crístian Oró Martínez, e Isabel Rodríguez-Uría Suárez, de las Universidades Autónoma de Barcelona,
Barcelona, Université de Luxembourg, Complutense de Madrid, Oviedo, Santiago de Compostela y del
British Institute for International and Comparative Law (Londres). Sin perjuicio de que otras contri-
buciones se puedan enmarcar en otras ayudas o proyectos específicos, las contribuciones de Santiago
Álvarez González, Laura Carballo Piñeiro, Javier Maseda Rodríguez e Isabel Rodríguez-Uría Suárez,
han disfrutado de una Ayuda de la Consellería de Educación e Ordenación Universitaria de la Xunta
de Galicia y el FEDER.
06-JURISPRU-1.indd 173 29/3/12 13:57:43
174 JURISPRUDENCIA
REDI, vol. LXIV (2012), 1
1. TRIBUNAL DE JUSTICIA: ESPACIO DE LIBERTAD, SEGURIDAD
Y JUSTICIA
1.1. Reconocimiento mutuo y ejecución de decisiones
2012-1-Pr
COMPETENCIA JUDICIAL INTERNACIONAL.—Reglamento 44/2001.—Compra-
venta de mercancías.—Tribunal del lugar de ejecución de la obligación contrac-
tual que sirviere de base a la demanda.—Lugar de entrega de las mercancías.—
Contrato que contiene la cláusula «Entrega: franco fábrica».
Preceptos aplicados: art. 5.1.b) Reglamento 44/2001.
Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (Sala 3.ª), de 9 de junio
de 2011, asunto C-87/10. Ponente: E. Juhász.
F.: http://curia.europa.eu.
El art. 5, número 1, letra b), primer guión, del Reglamento (CE) núm. 44/2001 [...],
debe interpretarse en el sentido de que, en caso de venta por correspondencia, el lugar en
el que, según el contrato, hubieren sido o debieren ser entregadas las mercaderías habrá
de determinarse basándose en lo que disponga el propio contrato.
A fin de comprobar si el lugar de entrega está determinado «según el contrato», el
órgano jurisdiccional nacional que conozca del asunto debe tener en cuenta todos los
términos y todas las cláusulas pertinentes de dicho contrato que designen de manera
clara dicho lugar, incluidos los términos y cláusulas generalmente reconocidos y con-
sagrados por los usos mercantiles internacionales, como los Incoterms («international
commercial terms») elaborados por la Cámara de Comercio Internacional, en su versión
publicada en 2000.
Si resulta imposible determinar sobre esta base el lugar de entrega, sin remitirse al
Derecho sustantivo aplicable al contrato, dicho lugar será el de la entrega material de las
mercancías, en virtud de la cual el comprador adquirió o hubiera debido adquirir la fa-
cultad de disponer efectivamente de dichas mercancías en el destino final de la operación
de compraventa.
Nota: 1. El objeto de análisis e interpretación en la Sentencia del Tribunal de
Justicia (Sala 3.ª), de 9 de junio de 2011 (asunto C-87/10), es, de nuevo, el controverti-
do art. 5.1.b) del Consejo, de 22 de diciembre de 2000, relativo a la competencia judi-
cial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mer-
cantil. La decisión del TJUE tiene su origen en la cuestión prejudicial interpuesta por
el Tribunale ordinario de Vicenza en el marco de un litigio entre Electrosteel Europe,
S. A., con domicilio social en Arles (Francia) y Edil Centro SpA, con domicilio social
en Piovene Rocchette (Italia). Ambas empresas celebraron un contrato de compra-
venta de mercancías y, tras una disputa, la vendedora, Edil Centro SpA, presentó una
demanda contra la compradora, Electrosteel Europe, S. A., exigiendo la cantidad de
36.588,26 euros en concepto de pago de las mercancías adquiridas. La compradora in-
terpuso una declinatoria alegando que su domicilio social está en Francia y por tanto,
son competentes para conocer del litio los tribunales de este Estado. La parte vende-
dora, sin embargo, argumenta la competencia judicial de los tribunales italianos a la
06-JURISPRU-1.indd 174 29/3/12 13:57:43
JURISPRUDENCIA ESPAÑOLA Y COMUNITARIA DE DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO 175
REDI, vol. LXIV (2012), 1
cláusula «Resa: franco nostra sede» («Entrega: franco nuestro domicilio») referente al
lugar de entrega de las mercancías, que corresponde a uno de los términos elaborados
por la Cámara de Comercio Internacional, con sede en París, llamados «Incoterms»,
en concreto, el término «Ex works».
2. A causa de las diferentes interpretaciones del art. 5.1.b) RBI por los tribunales
italianos y con el fin de aplicar correctamente dicho precepto, el Tribunale ordinario
de Vicenza suspende el procedimiento y presenta una cuestión prejudicial al TJUE
preguntando si el art. 5.1.b) RBI se ha de interpretar «que establece que el lugar de
cumplimiento de la obligación, cuando se trate de una compraventa de mercaderías,
será el lugar en el que, según el contrato, hubieren sido o debieren ser entregadas
las mercaderías, en el sentido de que el lugar de la entrega, pertinente a efectos de
determinar el juez competente, es el lugar de destino final de las mercaderías objeto
del contrato, o bien aquel en el que el vendedor cumple la obligación de entrega, con
arreglo a la normativa sustantiva aplicable al caso concreto, o cabe una interpretación
distinta de la citada norma».
3. El TJUE analiza el litigio planteado y responde a la cuestión prejudicial ha-
ciendo referencia a la Sentencia de 25 de febrero de 2010, Car Trim (C-381/08). Las
circunstancias de este caso son muy parecidas al litigio entre Electrosteel Europe,
S. A., y Edil Centro SpA, lo que ha permitido al Tribunal fundamentar su decisión en
la del asunto Car Trim. Declara el TJUE que en caso de contratos de compraventa por
correspondencia, el art. 5.1.b), primer guión RBI se ha de interpretar en el sentido de
que el lugar en el que, según el contrato, se deben entregar las mercancías habrá de
determinarse por las disposiciones del contrato. Es decir, el lugar de entrega de las
mercancías para los efectos del art. 5.1.b), primer guión RBI, es el lugar indicado en
el contrato. Si las partes no han determinado de manera clara e inequívoca tal lugar,
entonces, estima el Tribunal, sin remitirse al Derecho sustantivo aplicable al contrato,
dicho lugar será el de la entrega material de las mercancías.
4. Ahora bien, tal interpretación del art. 5.1.b), primer guión RBI, suscita una
nueva pregunta de cómo se ha de interpretar la expresión «según el contrato» cuando
de la redacción de las cláusulas contractuales no se desprende cuál es dicho lugar.
Para responder a la pregunta, el Tribunal de Luxemburgo analiza la voluntad de las
partes. La autonomía de la voluntad es un principio básico que rige las relaciones
entre las partes en el comercio internacional. Por tanto, si las partes han elegido el
lugar de entrega de las mercancías, este se ha de tomar en consideración a la hora de
determinar el tribunal competente para conocer de la controversia, de acuerdo con
el art. 5.1.b) RBI. En el presente caso, sin embargo, de la redacción de las cláusulas
del contrato, no se establece con claridad dicho lugar. Lo que han hecho las partes
es determinar el lugar de entrega a través de uno de los términos de los Incoterms,
concretamente, «Ex works». Dicha norma establece que las mercancías se consideran
entregadas en el domicilio de la vendedora que es Piovene Rocchette (Italia).
5. Los Incoterms de la Cámara Internacional de Comercio de París son amplia-
mente utilizados en el comercio internacional. Su aplicación en el comercio inter-
nacional es el punto de inflexión sobre el que el TJUE argumenta su decisión. En
relación con la determinación de la competencia judicial, las prácticas en el comer-
cio internacional se toman en consideración de manera expresa en el art. 23 RBI.
De acuerdo con la letra c), la cláusula de sumisión es válida cuando en un contrato
internacional que se ha hecho en una forma que se ajuste a los usos que las partes
conocen o deberían conocer y que, en dicho comercio son ampliamente conocidos y
regularmente observados por las partes en los contratos del mismo tipo en el sector
06-JURISPRU-1.indd 175 29/3/12 13:57:43

To continue reading

Request your trial