El juez como agente activo en el trato digno a la víctima en el proceso judicial

Autor:Citlali Urtiz - Carlos Manuel Rosales
Cargo:Licenciada en Psicología, Universidad Nacional Autónoma de México - Licenciado en Derecho, Universidad Nacional Autónoma de México
Páginas:15-39
15
Revista Internacional de Derechos Humanos / ISSN 2250-5210 / 2014 Año IV – N0 4
www.revistaidh.org
El juez como agente activo en el trato digno a la
víctima en el proceso judicial
Citlali Urtiz
Licenciada en Psicología, Universidad Nacional Autónoma de México (México).
Maestría en Victimología, Instituto Nacional de Ciencias Penales.
Carlos Manuel Rosales
Licenciado en Derecho, Universidad Nacional Autónoma de México (México).
Diplomado por la Universidad de Heidelberg (Alemania).
Estudios de Maestría y Doctorado en Derecho, Universidad de Chile (Chile).
Resumen: El presente trabajo tiene por objeto mostrar y analizar los
elementos y herramientas que requiere un juez para desempeñar sus fun-
ciones y, sobre todo, tratar con dignidad a la víctima. Por ello, se analizará
el requisito formal de la jurisdicción y la utilización de diversos principios
que deben regir su actuación.
Palabras clave: justicia; tribunales; jurisdicción; principios rectores judiciales.
Abstract: This paper aims to display and analyze the elements and
tools that a judge needs to carry out his duties and above all, to treat the
victim with dignity. Therefore, the formal requirements of the jurisdiction
and the use of various principles that should govern his performance are
analyzed.
Keywords: justice; courts; jurisdiction; judicial governing principles.
Artículo recibido: 28/08/13 Aceptado: 14/02/14
16 Citlali Urtiz y Carlos Manuel Rosales / El juez como agente activo en… / 15–39
www.revistaidh.org
Sumario
1. Introducción
2. Naturaleza y fin de los principios normativos
3. Imparcialidad
4. Independencia
5. Legalidad
6. Objetividad
7. Publicidad
8. Conclusiones
9. Bibliografía
1. Introducción
La realización de un delito implica el daño o menoscabo físico, psico-
lógico o económico a una persona, lo que conlleva a reconocer a la persona
afectada como víctima u ofendido. Sin embargo, el concepto de “víctima”
fue poco atendido por la ciencia jurídica después de que fue secularizada
la venganza, pues se consideraba que con la venganza privada, la repara-
ción del daño, una multa o una sentencia se había cumplido con el deber
de suministrar un castigo al acusado por aquella conducta delincuencial,
dando por satisfecho el interés de la víctima y de la sociedad.
Con la evolución del derecho penal, se le dio mayor importancia a
la afectación sufrida por la víctima; pues su actuación se basaba princi-
palmente en presentar la denuncia y ser la prueba visible de que se había
cometido un delito; pero la víctima no era considerada como parte activa
en el proceso, por lo que se reconoció que tenía derecho a asistencia legal
y médica y, posteriormente, la facultad de poder participar en el proceso
penal.
Con el establecimiento del Estado y el progreso de las instituciones, se
estableció que uno de sus fines consiste en brindar seguridad y protección
a los derechos y libertades de la población; para ello se necesita determinar
un conjunto de leyes e instituciones públicas, pues: “un Estado se justifica,
si protege los derechos y libertades de los gobernados” (Nieto, 2003, 134).

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba