Introducción

AutorDiego dei Vecchi - Juan Cumiz
Páginas17-23
CAPÍTULO 1
INTRODUCCIÓN
Desde una visión superficial del Derecho penal,
cualquiera que sea el ordenamiento jurídico de que se
trate, podríamos decir que la mayoría de sus normas se
caracterizan por enlazar ciertas condiciones de aplica-
ción con ciertas penas. Esas condiciones de aplicación
hacen referencia a cierto tipo de conducta humana.
Una disposición normativa de un Código Penal están-
dar podría ser, por ejemplo, «la persona que matare a
otra debe ser condenada a x años de prisión». Muchas
veces se considera que esas condiciones de aplicación
(en el ejemplo, la de matar a otra persona) son conduc-
tas prohibidas, precisamente por estar enlazadas con
una pena.
En consonancia con una visión tal, se asume que
para que el ordenamiento jurídico sea medianamente
legítimo, la imposición de sanciones penales a las perso-
nas en cada caso tiene que estar supeditada a la compro-
bación de la condición de aplicación prevista en la nor-
ma de que se trate. En nuestras culturas jurídicas, la
aplicación de normas penales ha quedado confiada a un
poder específicamente encargado de ello: el poder judi-
cial. En efecto, la función central de ese poder consiste
en determinar cuáles son las normas jurídicas aplicables

To continue reading

Request your trial