Integrarse en la economía formal. La Asociación de Mujeres Emprendedoras de Amhara

Páginas:22-24
RESUMEN

En los países en desarrollo, más mujeres que hombres trabajan en la economía informal por lo que la promoción de la iniciativa empresarial de aquellas resulta fundamental para facilitar la transición de los trabajadores de la economía informal a la formal. Roland Muller y Hans von Rohland examinan una Asociación en Etiopía que trabaja con el apoyo de la OIT para capacitar a las mujeres en el ámbito de la actividad empresarial.

 
ÍNDICE
CONTENIDO

Page 22

ADDIS ABEBA - La Asociación de Empresarias de Amhara (AWEA en sus siglas en inglés) ha recorrido un largo camino desde su constitución hace menos de una década. Para empezar, las primeras 60 mujeres miembros tuvieron que hacer frente a grandes dificultades para reunirse, en un contexto de servicios de comunicación deficientes, transporte poco fiable y otros impedimentos. En la actualidad, la AWEA ha crecido hasta alcanzar unos 3.000 miembros de pago. Cuentan con oficinas filiales plenamente equipadas en cuatro ciudades, desde las que se coordinan las complejas actividades de lo que se ha convertido en una asociación impulsada por la acción de sus miembros.

Sin embargo, la AWEA sigue haciendo frente a un reto abrumador. La mayoría de mujeres etíopes carece aún de acceso a formación de toda índole, así como de la oportunidad de reunirse con otros emprendedores. Se ven atrapadas en un círculo vicioso de pobreza del que no pueden escapar fácilmente. La transición de la economía informal a la formal no va a suceder del la noche a la mañana, sin embargo, Fre alem Shibabaw, antigua presidenta de la AWEA, se muestra cauta, pero optimista: "la transición no será rápida, pero acabará produciéndose con la planificación adecuada. Hemos de actuar de manera muy estratégica, y nuestras estrategias deben adaptarse a la situación real y a los problemas específicos del país".

La concesión de prioridad a la iniciativa empresarial de la mujer constituye una herramienta de gran capacidad para facilitar la transición de la economía informal a la formal. Entre las medidas de apoyo destacan el desarrollo de destrezas/cualificaciones, los cursos de alfabetización, la provisión de información jurídica, la mejora del acceso al mercado, la prestación de servicios de des arrollo empresarial, y la microfinanciación. Los esfuerzos dedicados a mejorar la economía informal, con especial atención a las mujeres, se incluyeron también en el orden del día de una reunión de la OIT celebrada el pasado mes de noviembre. El Simposio interregional tripartito sobre la economía informal: posibilitar la transición a la formalización reunió a altos funcionarios de 17 gobiernos, 17 organizaciones de empleadores y 17 de trabajadores para debatir recientes respuestas en el terreno de la formulación de políticas encaminadas a posibilitar la transición de la economía informal a la formal. El Simposio fue un medio de seguimiento del debate general de la Conferencia Internacional del Trabajo de 2002 y de la Resolución sobre el trabajo decente y la economía informal.

Las asociaciones de empresarias pueden facilitar la unión de recursos, reforzar su poder de negociación, su voz, y aumentar la productividad. "Desempeñan un papel importante al ayudar a las empresarias a mejorar su situación económica, generar nuevas ideas empresariales sostenibles y desarrollar sus destrezas. Así ocurre especialmente en el caso de los países en desarrollo que tienen una parte considerable de sus economías en el sector informal", señala Regina Amadi-Njoku, Directora Regional de la OIT para África. "La verdad es que obtengo un gran provecho de la AWEA. Me brindan la oportunidad de vender mis pro-Page 23ductos en los bazares de manera gratuita. Además, tratamos de mejorar nuestro lugar de trabajo. Otra ventaja es que recibimos formación sobre contabilidad, y recientemente conseguí un contrato para suministrar pan a la universidad local", comenta Hulu Agerishe Mamo, propietaria de un restaurante en Bahir Dar.

Relatar historias de éxito empresarial

Achamyelesh Ashenafi, presidenta de la sección de Addis Abeba de la AWEA, cree que la promoción del conocimiento del éxito de las empresarias mediante diversos eventos y ferias comerciales puede permitir la superación de diversos obstáculos, incluso de los más grandes, como el acceso a la financiación. "Estos actos no sólo han permitido a las mujeres compartir sus experiencias, sino también les han ayudado a promover sus propias empresas. Las participantes pudieron obtener un préstamo de bancos e instituciones de microfinanciación", señala Ashenafi.

Las empresas de mujeres en la economía informal suelen ser de pequeña dimensión y, a menudo, se concentran en mercados "saturados" y en ocupaciones basa das en las destrezas "femeninas" tradicionales. La falta de acceso al suelo, a créditos, a la tecnología, a redes, a los mercados o a la información empresarial limita la capacidad de crecimiento de las empresas creadas por ellas. Con todo, la puesta en común de experiencias ayuda. Puede animar a otras mujeres y capacitarlas para replicar éxitos empresariales. Se trata de un medio sencillo, pero eficaz, de superar muchos de tales obstáculos. Tal es el caso de la formación para la adquisición de destrezas empresariales. Sham Sahea, una de las galardonadas con el Premio a la empresaria del año de Addis Abeba, ha recibido formación y comparte ahora su experiencia con otras compañeras. "Me dedico al negocio del cuero. Produzco cinturones, carteras, sombreros, bolsos de señora y llaveros. Hasta ahora he recibido formación sobre investigación de mercado. Esta instrucción ha sido de enorme importancia para mí. Ahora sé dónde se encuentran mis clientes."

Conciliar las responsabilidades laborales y familiares

Mujeres y hombres de todo el mundo, tanto en los países en desarrollo, como en los industrializados, se afanan por ganar el sustento de sus familias, sin dejar de atender las necesidades de niños y padres de edad avanzada. Sin embargo, los conflictos entre la vida laboral y la familiar, y la discriminación por razón de género rara vez se abordan en los países en desarrollo y en la economía informal, aunque constituyen un factor importante que impulsa a las mujeres al empleo en el sector no estructurado de la economía. "Nuestra comunidad está dominada por el varón. Al acudir a una reunión u otros acontecimientos importantes, no se ven muchas mujeres", señala Frea lem Shibabaw.

La falta de apoyo para el cuidado de los hijos socava las perspectivas de las mujeres en el mercado de trabajo. "Como mujeres y madres, nos enfrentamos a un doble reto en casa y en nuestras empresas. Sólo podremos afrontar el desafío si las empresarias recibimos un mayor apoyo y aliento", declara Achamyelesh Ashenafi. La OIT ha apoyado los esfuerzos de la AWEA y otras entidades interesadas en el país encaminados a sacar a las mujeres del sector informal a través de su programa Desarrollo de la Iniciativa Empresarial de las Mujeres y la Igualdad de Género en las (WEDGE en sus siglas en inglés). Desde su creación en 2002, WEDGE Etiopía ha ayudado a más de 600 mujeres y a las personas a cargo de éstas. El programa ha desarrollado las capacidades de diversas instituciones para promover la iniciativa empresarial de las mujeres, mediante la provisión de información y la creación de una red de ocho asociaciones de empresarias y otras organizaciones asociadas.

Page 24

Una entrevista con Frealem Shibabaw ex presidenta de AWEA
Trabajo

¿Cuáles fueron los mayores obstáculos con los que se encontró para crear su asociación?

Frealem Shibabaw

La mayoría de los problemas que tuvimos que afrontar radicaban en el hecho de que no éramos conscientes de la mentalidad de las mujeres con las que se suponía que debíamos colaborar. Cuando comenzamos a transmitirles nuestro mensaje a y a reclutarlas para convertirse en miembros de la organización, se mostraron reacias. Resultaba casi imposible convencerlas de que incorporarse a la asociación era bueno para ellas y para sus negocios. En consecuencia, decidimos comenzar con las mujeres que conocíamos personalmente y que confiaban en nosotras.

Otro reto consistió en hacernos una idea clara de lo que querían conseguir, y de lo que podía lograrse con la capacidad disponible.

Trabajo

¿Cómo pueden las asociaciones de empresarias poner a sus miembros en el camino de la productividad, la sostenibilidad y el trabajo decente?

Frealem Shibabaw

Uno de los mayores retos consistió en ayudar a las mujeres a desarrollar sus propias capacidades y negocios. Ellas desean salir de la pobreza mediante el trabajo, pero no saben cómo. Necesitan una orientación práctica, formación para la adquisición de destrezas, y apoyo para lograr el acceso al mercado.

Sin embargo, carecen de los recursos necesarios. Las empresarias suelen carecer de capital para emprender o mejorar su negocio, y no saben dónde obtenerlo. Las pocas instituciones financieras que prestan a pequeñas empresas imponen requisitos muy complejos que las mujeres no pueden cumplir. Otros problemas consisten en la falta de información y en unos procedimientos complejos de para obtener la licencia y registrar nuevas empresas. Recabar información sobre requisitos legales para nuestros miembros, y orientarles a lo largo del proceso puede resultar de gran utilidad.

Por último, pero no por ello menos importante, nos encontramos con el reto del acceso a los mercados locales. Nuestras mujeres no están preparadas aún para los mercados de exportación, pero cada región en Etiopía tiene sus productos específicos y existe demanda de productos procedentes de otras regiones. Por esta razón, tratamos de conectar todas las oficinas regionales de la Asociación de Empresarias y les pedimos que nos proporcionaran una lista de los productos que se obtienen en su área. De este modo, pudo establecerse una red entre las empresarias según sus respectivos intereses empresariales. Gracias a esta reciente iniciativa, las mujeres han comenzado ya a enviar sus productos a otras regiones del país.

Trabajo

¿Cuál fue el papel de la OIT en este proceso?

Frealem Shibabaw

La OIT fue nuestro primer socio en la provisión de formación a las dirigentes de la asociación. Más adelante, continuó prestando su apoyo mediante el Business Development Services Programme, con el que se atendieron las necesidades de formación de nuestros miembros y se evaluaron las oportunidades de negocio a su alcance. Una reciente encuesta realizada por la Oficina Regional de la OIT en Addis Abeba pone de relieve el modo en que estas mujeres cambiaron la manera de abordar su actividad empresarial diaria.

La OIT ha estado trabajando a través de asociaciones, y creo que ésa es la manera de avanzar, tanto aquí en Etiopía, como en otros países africanos.

Trabajo

¿Cuáles son sus proyectos para el futuro?

Frealem Shibabaw

Dado que el acceso al crédito es uno de los mayores problemas con los que se encuentran las mujeres actualmente, queremos establecer un Banco de Mujeres a escala nacional. Además, hemos planificado la oferta de nuevas actividades de educación y formación. Ambos factores son fundamentales para capacitar a las mujeres.