El futuro de las relaciones entre la Unión Europea y America Latina

Autor:Rafael Chamorro Mora
Cargo del Autor:Magistrado de la Corte Centroamericana de Justicia y Vicepresidente de IELEPI, en el VI Congreso sobre Integración, celebrado en la ciudad de Granada, España, del 14 al 16 de abril de 2004.
Páginas:491-499
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 493

Antes de iniciar mi presentación, a un mes y cinco días de los trágicos sucesos del 11 de marzo, deseo patentizar las muestras de mis mas sentidas condolencia y solidaridad por las victimas y sus familiares, deplorando que todavía se den actos de barbarie en los que las victimas casi siempre son personas inocentes. Por ellas, sus familiares y por el pueblo español elevo mis plegarias al Dios de la Naciones para que cesen las tempestades y podamos vivir en paz, no la paz de los sepulcros, sino la paz interior de cada uno de nosotros, de las naciones y de los pueblos en general.

Se me ha pedido que intervenga en esta mesa redonda con el tema "Futuro de las relaciones entre la Unión Europea y América Latina. Por razones de tiempo y respeto a tan ilustre concurrencia me circunscribiré a una pequeña región de América Latina: Centroamerica, con un territorio de mas de medio millón de kilómetros cuadrados y una población cercana a los 35 millones de habitantes, región que desde hace cincuenta años ha venido luchando por la unión centroamericana, el mercado común, la unión aduanera y por su integración.

Centroamerica tiene el honroso privilegio de haber creado el primer tribunal internacional permanente en el mundo. Fue la Corte de Justicia Centroamericana constituida en 1907 y ejercicio sus funciones desde 1908 a 1918, siendo además el primer tribunal internacional que permitió el acceso de los particulares para demandar directamente a los Estados. En las décadas de los cincuenta y sesenta se suscribió La Carta de la Organización de Estados de Centroamerica (ODECA) y se crea el Mercado Común Centroamericano. En la actualidad se creó, el 13 de diciembre de 1991, el Sistema de la integración Centroamericana por medio del Protocolo de Tegucigalpa, el cual en su artículo 1, establece de manera clara que Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá son una comunidad económico-política que aspira a la integración de Centroamerica y que con ese propósito se constituye el Sistema de la Integración Centroamericana.

Page 494

Nuestro proceso integracionista se ha caracterizado, fundamentalmente en sus ultimas etapas, por la creación de zonas de libre comercio, unión aduanera y mercado común, que ciertamente favorecen los "negocios", llevando a cabo procesos productivos individuales de poco beneficio o de beneficio relativo, pero que no contemplan la posibilidad de maximizar nuestras reales posibilidades de desarrollo hacia el interior de la región, Otra característica ha sido el no adoptar una actitud coordinada de nuestras políticas exteriores, con el objeto de mejorar nuestra inserción internacional y aumentar el poder de negociación frente a terceros Estados u organismos internacionales.

En los actuales momentos tenemos que seguir avanzando hacia una verdadera integración para ser más fuertes, para poder coordinar las diferentes políticas en materias tan variadas como son la laboral, industrial, comercial, de defensa y seguridad, etc., y así poder lograr el bien común de la comunidad Centroamericana.

Ante el futuro incierto de la comunidad centroamericana en la globalización lo único cierto es la integración, pero sustentada en un ordenamiento institucional y jurídico en el que un Tribunal regional garantice la seguridad jurídica y la aplicación uniforme del Derecho Comunitario Centroamericano y resuelva, además de la vía jurisdiccional, por la vía arbitral, las controversias que se susciten en el marco del Sistema de la Integración Centroamericana. Este Tribunal es la Corte Centroamericana de Justicia a quien se le ha otorgado una amplia competencia que ha venido ejerciendo ampliamente en los casi diez...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA