Fundamentos del Derecho Internacional Público

Autor:Hugo Llanos Mansilla
Cargo del Autor:Miembro de la Corte Permanente de Arbitraje Internacional de La Haya
Páginas:47-58
 
EXTRACTO GRATUITO
47
ALFRED VERDROSS, Derecho Internacional Público, pp. 15-19,
Madrid, 1963.
LA IDEA DEL DERECHO
“El derecho positivo no tiene solo un subsuelo psicológico; tiene
también un fundamento normativo. Si por un lado se apoya en la base
firme de los hechos sociológicos, está anclado, por otro, en el ‘reino
de los valores’, del que se deriva su fuerza obligatoria...
Para Platón el derecho se enraiza en la idea del bien, y el estoicis-
mo funda todas las leyes de una ley racional, de validez universal: el
logos, que ya Cicerón denomina ley eterna (lex aeterna).
De esta doctrina arranca la filosofía jurídica cristiana. Recoge ésta,
sobre todo, el concepto de lex aeterna, considerada por San Agustín
como expresión de la sabiduría ordenadora de Dios, cuyo reflejo en
la conciencia humana constituye la lex naturalis (lex aeterna nobis im-
pressa est). Ello pone de manifiesto que el derecho natural está radi-
calmente unido a la idea del derecho. Del derecho natural brota
finalmente el derecho positivo, como tercer estrato jurídico, por un
doble camino. De un lado, los hombres deducen del derecho natural
determinadas conclusiones (conclusio ex principiis). Así, por ejemplo, del
principio de que no es lícito hacer daño a nadie se sigue la conclu-
sión de que el homicidio, el robo y otras acciones análogas están pro-
hibidas. La segunda manera de producirse el derecho positivo es por
determinación próxima de un principio del derecho natural (determi-
natio principiorum). El derecho natural, verbigracia, exige del que ejer-
ce el poder social que haga reinar la tranquilidad, el orden y la
seguridad, pero deja a su discreción la adopción de aquellas medidas
que sean necesarias para conseguir dicho fin. Vemos, por tanto, que
el derecho natural tiene que ser completado por el derecho positivo.
CAPÍTULO III
FUNDAMENTOS DEL DERECHO
INTERNACIONAL PÚBLICO

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA