La teledetección: fuente de prueba en los procesos judiciales españoles

AutorCristina Sirvent Alonso
Cargo del AutorAbogada en ejercicio. Máster en Derecho Ambiental y de la Sostenibilidad. Investigadora y doctoranda en la Universidad de Alicante (España)
Páginas317-322
La teledetección: fuente de prueba
en los procesos judiciales españoles
Cristina SIRVENT ALONSO512
1. Introducción: el concepto de teledetección y su contribución al medio ambiente
El concepto de teledetección es la traducción al español de la expresión inglesa
remote sensing que apareció a principios de los años 60's para designar cualquier
método de observación remota de la superficie de la Tierra. En un principio, se empleó
principalmente la fotografía aérea (principal sensor existente en aquel momento). Pero
con el paso de los años, el desarrollo de la tecnología espacial ha permitido contar con
satélites, dando lugar a una variante: la teledetección satelital.
Desde un punto de vista técnico, la teledetección se entiende como el conjunto de
técnicas, aparatos y procedimientos que permiten obtener y analizar imágenes de la
superficie de la Tierra desde sensores ubicados remotamente.
Las Naciones Unidas ha definido la Teledetección mediante la Resolución 41/65 de
1986. La misma dice en su principio I que: "el término teledetección significa la
detección de la superficie terrestre desde el espacio mediante el uso de las propiedades
de las ondas electromagnéticas emitidas, reflejadas o difractadas por los objetos
detectados, para el propósito de mejorar el manejo de los recursos naturales, uso del
terreno y protección del ambiente".
Cabe resaltar que en esta definición se limitan los propósitos u objetivos excluyendo
los usos militares, siendo al parecer la supervisión del medio ambiente y la información
que ofrece del planeta y sus cambios, el objetivo principal de estas técnicas.
Desde el espacio observamos muchos acontecimientos naturales o creados por el
hombre, como inundaciones, incendios forestales, deforestación, cambios en las capas
de hielo, aumento de los niveles del mar o vertidos de petróleo, entre otros. Los satélites
generan infinidad de información sobre la superficie de la Tierra y la atmósfera,
necesarias para la comprensión del medio ambiente global y el cambio climático. Desde
que las imágenes satélite pueden suministrar esta valiosa información sobre el medio
ambiente, existe un gran potencial para que el uso de la teledetección y los Sistemas de
Información Geográfica puedan ayudar al Derecho en aras a una mejor protección. Por
ejemplo, el seguimiento de los usos del suelo, los cambios en los hábitats naturales, la
detección de vertederos ilegales, el riego y el uso del agua, son algunas áreas
prometedoras de su aplicación. Es muy importante el uso que se viene dando para el
control forestal, identificando y zonificando diversos tipos de bosques tropicales y
detectando abusos en su explotación en lucha con la deforestación; así como el control
de plagas, incendios y catástrofes naturales.
Pero muy a pesar de sus características y de los beneficios que pueden otorgar estas
imágenes a la observación, análisis, interpretación y gestión ambiental, aún no existe en
los Tribunales una concepción clara sobre esta fuente de prueba. La aplicabilidad de los
datos obtenidos con las imágenes satélite en los procedimientos tiene muchas ventajas:
512 Abogada en ejercicio. Máster en Derecho Ambiental y de la Sostenibilidad. Investigadora y
doctoranda en la Universidad de Alicante (España).

To continue reading

Request your trial