Formación sindical en el siglo XXI

Páginas:45
RESUMEN

Del 8 al 12 de octubre de 2007, más de 150 representantes sindicales procedentes de 45 países se reunieron en la sede principal de la OIT en Ginebra con el fin de examinar vías para reforzar la capacidad de los sindicatos para influir en las políticas socioeconómicas y las estrategias de desarrollo. Las actividades de formación de los trabajadores ocupan un lugar central de estas iniciativas encaminadas a afrontar las rápidas transformaciones del ámbito laboral generadas por la globalización.

 
CONTENIDO

Page 45

El Simposio internacional de los trabajadores sobre "El papel de los sindicatos en la educación de los trabajadores", tenía por objeto evaluar las actividades de formación de los trabajadores y a identificar sus necesidades de instrucción a escala nacional, regional e internacional. Aparte de las experiencias, las lecciones aprendidas y el camino a seguir en el futuro, los delegados examinaron el papel de la educación sindical en la ejecución del Agenda de Trabajo Decente de la OIT.

En la reunión se formularon estrategias para consolidar y reforzar la capacidad sindical, incluida una revisión del papel que pueden desempeñar los centros de formación de trabajadores, así como los nuevos métodos y técnicas en la provisión de educación sindical.

Cada año, en todo el mundo, la educación sindical propicia la formación de cientos de miles de sindicalistas en los conceptos básicos y las técnicas de negociación colectiva, reclutamiento sindical y métodos de sindicación, cuestiones de salud y seguridad en el trabajo, derechos en el trabajo, igualdad, y otras materias. En muchos países, la educación trasciende al ámbito del lugar de trabajo y se ocupa del papel de la organización sindical en la sociedad, el fortalecimiento de la democracia y la lucha por la justicia social y el medio ambiente. La educación sindical constituye un elemento esencial de la promoción del trabajo decente. Los participantes en el Simposio instaron a los gobiernos a "respetar plenamente y promover los derechos fundamentales de los trabajadores y, en particular, los que atañen a la libertad sindical y la negociación colectiva, como medio de garantizar la educación sindical y su papel fundamental para el desarrollo de programas nacionales de trabajo decente".

Hoy en día, las organizaciones sindicales y sus programas de formación han de tener en cuenta los efectos de la globalización económica, la demanda de trabajo decente, la lucha contra la propagación del VIH/SIDA y contra la discriminación de los seropositivos, el cambio climático, la migración, y la expansión de la economía informal. Han de preparar a los representantes de los trabajadores para que asuman responsabilidades respecto a negociaciones complejas: procesos de integración económica, programas estratégicos de atenuación de la pobreza, la flexiguridad y los consejos de empresas multinacionales.

La educación sindical, en constante evolución, ha ampliado su alcance en los diez últimos años y ha establecido puntos de contacto en todas las escalas del sistema de enseñanza, incluidas las universidades. El programa de actividades de los trabajadores del Centro Internacional de Formación de la OIT en Turín no se ha quedado atrás. Cada año, imparte formación a varios cientos de dirigentes sindicales, confirmado la gran importancia que otorga la OIT al refuerzo de las capacidades de las organizaciones de trabajadores a través de la educación sindical.

Para más información, la Oficina de Actividades para los Trabajadores de la OIT ha elaborado un informe de referencia en el que se ofrece una visión general de la situación de la educación sindical en el mundo: The role of trade unions in workers' education: The key to trade union capacity building, Simposio Internacional de Trabajadores, Ginebra, 8 al 12 de octubre de 2007, Oficina Internacional del Trabajo, 2007.