El Director General de la OIT acoge favorablemente en Davos la Declaración de los dirigentes empresariales sobre el comercio internacional y la recuperación económica

Páginas:31-32
RESUMEN

El pasado mes de enero, Juan Somavía, Director General de la OIT, acogió con satisfacción una declaración adoptada por el International Business Councial (IBC, Consejo Internacional de Empresas) del Foro Económico Mundial de Davos.

 
CONTENIDO

Page 31

En la declaración de los dirigentes empresariales sobre el comercio internacional y la recuperación económica se insta a los Jefes de Gobierno a perseverar en el cumplimiento de los compromisos adquiridos en recientes reuniones de alto nivel, incluida la Cumbre del G20 de Pittsburgh, y a contribuir a atender la necesidad de “un esfuerzo concertado para colocar el trabajo decente en un lugar central de la recuperación”.

El International Business Council (IBC), constituido en 2001, es una comunidad interactiva de dirigentes empresariales concienciados y comprometidos compuesta por más de 100 prestigiosos e influyentes altos ejecutivos de todos los sectores.

“Debemos hacer hincapié en una recuperación impulsada por el empleo”, señaló Juan Somavía. “El aumento de los flujos comerciales será fundamen-Page 32tal. Debemos consolidar el papel del comercio internacional como motor del crecimiento y el de-sarrollo. Los beneficios serán aún mayores si existe coordinación con unas políticas sociales y de empleo coherentes”.

El Sr. Somavía subrayó asimismo el llamamiento a favor de “la aplicación de planes de recuperación que contribuyan a preservar el empleo y priorizar el aumento de puestos de trabajo, y que persistan en la protección y apoyo a los desempleados y las jóvenes generaciones, las que corren un mayor riesgo de desempleo”.

El Director General de la OIT señaló que el Pacto Mundial para el Empleo de la OIT adoptado el año pasado por representantes de trabajadores, empleadores y gobiernos, y respaldado por las Naciones Unidas y los líderes del G20, proporciona un importante impulso a los esfuerzos emprendidos para la recuperación tras la crisis, mediante la estimulación de la inversión productiva en la economía real.

El Sr. Somavía añadió que la declaración del IBC pone de relieve la convergencia de las políticas públicas y la inversión privada que se requerirá para forjar una respuesta mundial a la crisis basada en el fomento del empleo. Advirtió asimismo de que no abordar la creciente crisis de desempleo podría tener diversas consecuencias sociales y provocar inestabilidad, así como alimentar el recurso al proteccionismo.