Extender la salud y la seguridad en el trabajo a la economía informal

Páginas:11-11
 
CONTENIDO

Page 11

Más de 1.000 millones de personas, es ecir, más del 60% de la población

activa de Asia, siguen trabajando en la economía informal, con una protección social escasa o nula. La experiencia pone de manifiesto que los trabajadores y las pequeñas empresas que operan en este tipo de economía encuentran motivaciones para mejorar las condiciones de salud y de seguridad con arreglo a su propia iniciativa, pero requieren de todos modos asistencia práctica. Trabajo conversó con Tsuyoshi Kawaka-mi, especialista de la OIT en salud y seguridad en el trabajo en Bangkok.

¿Cuáles son las condiciones de salud y seguridad de los trabajadores en la economía informal en Asia?

La economía informal en Asia penetra en todos los sectores: agricultura, industria y servicios. Todos necesitan medidas de apoyo técnico para mejorar los problemas de salud y de seguridad a los que se enfrentan. Los trabajadores por cuenta ajena o propia con frecuencia realizan su labor en condiciones deficientes, y se exponen a diversos riesgos en el lugar de trabajo sin tener la formación y la información apropiadas. En lo que se refiere a las leyes laborales nacionales, no siempre cubren la economía informal.

¿Cuáles son las prioridades inmediatas para los programas de salud y seguridad en el trabajo (SST)?

Necesitamos medidas prácticas, fáciles de aplicar y capaces de funcionar a escala local. Para poner sólo un ejemplo: las políticas basadas en el bajo coste y las buenas prácticas han superado los obstáculos financieros en los pequeños lugares de trabajo en Asia y permiten la participación activa de los trabajadores, generando mejoras concretas. Constatamos que aspectos que pueden parecer obvios nos ayudan a impulsar nuestros programas: me refiero a herramientas prácticas de formación como listas de control ilustradas y fotografías que muestran buenas prácticas de SST.

¿Puede darnos algún ejemplo de programas culminados con éxito?

En Camboya, se impartieron cuatro cursos de formación de formadores (FDF) en cuatro ciudades diferentes, para abarcar todas las regiones. Estas redes participativas de formación sobre SST se difundieron progresivamente hasta lograr una cobertura a escala nacional. Su expansión fue posible gracias a los programas de formación que ofrecen a los trabajadores soluciones de bajo coste a sus problemas de SST. Hasta abril de 2008, más de 3.000 trabajadores de la economía formal recibieron formación a través de las redes de participativas de formación.

El enfoque de formación participativa formará parte del primer Plan Maestro sobre Salud y Seguridad en el Trabajo (2008-2012) de Camboya, que se pondrá en marcha este año. Las experiencias positivas que se lograron fueron compartidas con otros países de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN), y se han divulgado en conferencias internacionales y publicaciones sobre SST.

¿Cómo podemos acceder a los trabajadores por cuenta propia y ajena en la economía informal?

Los lugares de trabajo y comunidades locales cuentan con diversas redes de personas. Es habitual que los propietarios de pequeñas empresas locales formen asociaciones para intercambiar ideas e información y mejorar su negocio. Los dirigentes y afiliados sindicales locales suelen disponer de un buen acceso a los trabajadores de las comunidades, y conocen la manera de asistir a los centros de trabajo de la economía informal para que mejoren sus condiciones de trabajo. Normalmente, los trabajadores por cuenta propia disponen de su propio sistema de cooperación para optimizar sus entornos de trabajo.

Usted subraya la importancia de un planteamiento local respecto a la SST en la economía informal...

Los equipos locales de intervención representan una buena opción, ya que incluyen a diversos "asesores" locales, entre los que figuran funcionarios públicos, inspectores, personal sanitario, asociaciones gremiales, organizaciones de trabajadores, dirigentes de las comunidades y ONGs locales. Pueden llevar a cabo evaluaciones rápidas de los grupos establecidos como objetivo en una determinada región. Esta tarea se realiza mediante visitas al centro de trabajo, aplicando las listas de control sobre salud y seguridad, y mediante entrevistas con trabajadores y empleadores.

El siguiente paso consiste en elaborar programas de formación específicos ajustados a las necesidades específicas de los grupos objetivo. El Centro de Formación de la OIT en Turín nos ayuda a organizar actividades en todos los niveles. Para que los programas de SST en la economía informal tengan éxito también es fundamental el apoyo de políticas nacionales. El Convenio sobre el marco promocional para la salud y la seguridad en el trabajo, 2006 (núm. 187) aboga por el establecimiento de mecanismos de apoyo para la mejora progresiva de las condiciones de salud y seguridad en el trabajo en la economía informal.