LV. Exiliados y desconfiados. Los exilios exteriores y el exilio interior en la españa franquista y postfranquista

Autor:José Manuel Aguilar de Ben
Páginas:203-204
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 203

LV

EXILIADOS Y DESCONFIADOS.

Los exilios exteriores y el exilio interior en la España franquista y postfranquista


01.03.06

La guerra incivil de 1936-1939, los 40 años de dictadura posterior y los 30 actuales de monarquía parlamentaria, han producido dos tipos de exiliados, los exteriores, lo que se fueron antes 1939-1945 y después en los años 50, con el regreso posterior de algunos de ellos, y los exiliados del interior que nunca se fueron pero siempre se sintieron marginados y no integrados en las instituciones de la dictadura y de la monarquía actual.

Los de exilio exterior, unos han vuelto integrándose mas o menos, y otros se han quedado en sus países de exilio para siempre. México, Argentina, Brasil, Francia, Bélgica. Poco a poco se ha ido reconociendo su existencia en España, en actos políticos y culturales. Pero curiosamente, quienes más contribuyeron al final de la dictadura a que definitivamente, se quedasen exiliados, son quienes buscan ahora homenajearlos. Es una ironía política histórica, que quienes mas pronto pactaron con el herederos de los dictadura, ignorando el exilio, sus fundamento, sus derechos y sus penurias, sean quienes mas quieran rescatarles del olvido, pero sin devolverles lo que les quitaron, su democracia, su republica, su lugar en la sociedad española. Algunos de los exiliados ya tampoco lo quieren. Han vivido y viven en una dignidad histórica muy superior a quienes pactaron la transición hacia una monarquía parlamentaria, y luego autonómica. Básicamente siguen desconfiados.

El exilio interior, aún no se ha estudiado culturalmente, ni su sociología, y esta más enraizado en la estructura social de la España de hoy y sus autonomías. Ciertamente detrás de la organización de muchas comunidades autónomas, está la búsqueda e una afirmación institucional y ciudadana, que quiere escapara de la estructura del estado de la monarquía parlamentaria nacional. Pese a los muchos años ya de periódicas elecciones democráticas pactadas, sigue habiendo unos ciudadanos que no participan más que a la fuerza de la democracia

Page 204

existente. Pero nadie quiere destapar esa realidad social. Cierto es que el régimen de libertades civiles, que no siempre políticas, ha permitido a individuos y organizaciones de la sociedad civil, además de una nueva clase empresarial menor relativamente apolítica, buscar su subsistencia, y su existencia pacifica en la sociedad, sin encuadrarse en los estamentos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA