Espacios de actuación exterior de UNASUR

AutorFélix Vacas Fernández - Juan Manuel Rodríguez Barrigón
Páginas105-150
105
Aunque el Tratado constitutivo de UNASUR no ha entrado en
vigor hasta el 11 de marzo de 2011, la Unión ha estado funcionando
como tal desde 2008 y, además, en la fase previa del proceso de
integración, en el marco de la Comunidad Sudamericana de Naciones,
a partir de 2005, ya se comenzaron a realizar actuaciones comunes
y/o coordinadas por parte de los Estados de América del Sur en el
ámbito exterior, como ya hemos adelantado. De tal manera que,
junto a la construcción teórica de los fundamentos, principios, valores
y objetivos de la dimensión exterior sudamericana, de un lado, y de
las primeras herramientas institucionales y normativas para llevarla
a cabo e ir dotándola de contenido, de otro; en los tres primeros años
de funcionamiento real de UNASUR más las actuaciones iniciadas o
desarrolladas en la fase previa sí se pueden determinar con cierta
claridad algunos espacios de actuación exterior especialmente tran-
sitados por UNASUR, aunque, en efecto, sea todavía pronto para
extraer conclusiones definitivas al respecto.
Desde luego, y en primer lugar, en el ámbito político, como por
lo demás no podría ser de otro modo, puesto que, de un lado, se
trata de un prius, condición del desarrollo de consensos políticos,
claro, que quizás luego tengan también su traducción en actuaciones
en otros espacios más específicos de actuación exterior; erigiéndose
el diálogo político en este sentido, y como acabamos de ver, en el
instrumento principal de la acción exterior de UNASUR. Mientras que,
de otro lado, dicho ámbito comprende las relaciones políticas en
sentido propio o estricto con Estados terceros u otras organizaciones
internacionales.
Capítulo 4
Espacios de actuación exterior
de UNASUR
LA DIMENSIÓN EXTERIOR DE UNASUR
106
Junto a ello, la acción exterior de UNASUR se ha adentrado ya
también en otros ámbitos más específicos a los que, debido a su más
que evidente dimensión exterior en nuestro mundo globalizado, le
ha prestado una especial atención. Se trata del ámbito de la paz y la
seguridad y del ámbito social y económico en sentido amplio, que
incluye comercio y finanzas 1.
1. LA DIMENSIÓN EXTERIOR DE UNASUR
EN EL ÁMBITO POLÍTICO
En el marco de una organización internacional de naturaleza
estrictamente intergubernamental, como hemos visto, donde la coo-
peración y la coordinación de políticas a través del consenso entre
sus miembros es su mecanismo de funcionamiento único, también o
mejor, más todavía en su dimensión exterior, el diálogo político en
busca de consensos que defender en los diferentes ámbitos externos
de actuación se erige en el instrumento básico para su desarrollo. Por
ello, seguidamente analizaremos el diálogo político desde esta pri-
mera perspectiva de instrumento preferente, sino único, de desarro-
llo de la acción exterior de UNASUR, para, con posterioridad, aden-
trarnos ya en aquellas actuaciones externas desarrolladas por
UNASUR en el ámbito político en sentido propio o estricto, y que se
dirigen principalmente ya a la región de América Latina y el Caribe,
ya a construir relaciones birregionales preferentemente con otros
procesos de integración regional.
1.1. El diálogo político como instrumento
de coordinación de la acción exterior de los
Estados miembros de UNASUR
Tal y como se había ya establecido en el «Plan Estratégico» para
la Profundización de la Integración Sudamericana, adoptado en
1 Todo ello, por lo demás, no agota, claro está, los espacios en los que, más o
menos intensa y profundamente, han comenzado a actuar los Estados de Sudamérica
de forma coordinada ya con anterioridad a la creación de UNASUR o a partir de ella. Sin
embargo, por el momento tales actuaciones son menos numerosas y relevantes por lo
que difícilmente se pueden sistematizar.
ESPACIOS DE ACTUACIÓN EXTERIOR DE UNASUR
107
Cochabamba en 2006 2, en el ar tícu lo 14 del Tratado constitutivo de
UNASUR, dedicado al Diálogo Político, se afirma que «(l)a concer-
tación política entre los Estados Miembros de UNASUR será un
factor de armonía y respeto mutuo que afiance la estabilidad
regional y sustente la preservación de los valores democráticos y la
promoción de los derechos humanos». Pero, además, junto a esta
primera perspectiva dirigida ad intra, a la dimensión interna de la
construcción del proceso de integración sudamericana, el párrafo
segundo se centra en la dimensión exterior de la misma, elevando
al diálogo político en el mecanismo central de la construcción de la
acción exterior de UNASUR:
«Los Estados Miembros reforzarán la práctica
de construcción de consensos en lo que se refi ere
a los temas centrales de la agenda internacional y
promoverán iniciativas que afi rmen la identidad de
la región como un factor dinámico en las relaciones
internacionales» 3.
Mecanismo central que, por otra parte, actúa en un doble senti-
do: de un lado, en el interior de UNASUR, como instrumento interno
idóneo elegido para consensuar y coordinar la acción exterior de
UNASUR y de sus Estados miembros; de otro, como mecanismo de
actuación exterior para establecer y profundizar las relaciones con
terceros, Estados u organizaciones internacionales. Idóneo, en el
primer sentido, porque, como hemos ya indicado, la naturaleza inter-
gubernamental impele, casi podríamos decir que necesariamente
aboca a utilizar el diálogo político para la «construcción de consen-
sos», que es la forma natural de adoptar decisiones o políticas inter-
gubernamentales, que no de integración en sentido propio, en orga-
2 En realidad, la primera referencia explícita a esta cuestión se realiza en la Decla-
ración de Cuzco sobre la Comunidad Sudamericana de Naciones, en diciembre de 2004,
cuando en su segundo bloque, bajo la rúbrica «El espacio sudamericano integrado se
desarrollará y perfeccionará impulsando los siguientes procesos» incluye como el pri-
mero de ellos: «La concertación y coordinación política y diplomática que afirme a la
región como un factor diferenciado y dinámico en sus relaciones externas». Declaración
de Cuzco sobre la Comunidad Sudamericana de Naciones, III Cumbre de Presidentes de
América del Sur, de 8 de diciembre de 2004, pto. II.
3 Tratado constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas, Brasilia, 23 de mayo
de 2008, ar tícu lo 14.2. Cursivas añadidas.

To continue reading

Request your trial