La Escuela Chilena de Relaciones Internacionales:?Practica sin Teoria o Teoria de la Practica?

Autor:Heine, Jorge
 
EXTRACTO GRATUITO

INTRODUCCION

En su articulo en International Studies Review de 2008, "Latin American IR and the Primacy of lo practico'", Arlene B. Tickner expresa una tesis critica acerca de la disciplina de las relaciones internacionales en la region. (1) Tickner concluye que, "las RR.II., tal y como estan planteadas en regiones no-centrales como America Latina, ofrecen relativamente poco del tipo de conocimiento alternativo que la academia tan ansiosamente busca". Esto se originaria en la curiosa mezcla de ideas provenientes de la teoria de la dependencia y las tesis nacional-desarrollistas, por una parte, y las del realismo de Hans Morgenthau y los conceptos de interdependencia de Robert O. Keohane y Joseph S. Nye, propio de la "impronta genetica" de la disciplina en la region. Sin embargo, la culpa principal de este estado de las cosas radicaria en el hecho que "los estudios de RR.II. en la region se constituyeron por medio de su involucramiento en lo politico; continuan operando sobre todo a traves de diversas formas de articulacion con el mundo de las politicas publicas". Ello significaria que la autonomia propia de la "torre de marfil" que separa a los academicos del mundo desarrollado de la actividad politica no existe en el contexto latinoamericano. "La primacia del conocimiento practico susceptible de ser traducido en politicas publicas y la ausencia de una labor academica de tipo teorico en el campo de las RR.II. se derivan, en gran parte, de esta condicion" (p. 745).

Raul Bernal Meza matiza algo mas su juicio, identificando formulaciones teoricas en Brasil (con Amado Cervo y Luis Moniz Bandeira de la "Escuela de Brasilia"), en Argentina (como en el trabajo de Juan Carlos Puig, Roberto Russell y en la nocion del "realismo periferico" de Carlos Escude), y en Colombia (con la obra de Rafael Pardo y Juan Gabriel Tokatlian), pero es critico del caso de Chile por la ausencia de trabajo teorico. (2) Bernal Meza hace excepciones parciales con la obra de Alberto van Klaveren, Heraldo Munoz y Luciano Tomassini, que desagrega en detalle, pero manifiesta su escepticismo respecto del aporte de los internacionalistas chilenos por su falta de vuelo teorico.

Estos planteamientos se insertan dentro de la tematica mas amplia de la relacion que existe, o deberia existir, entre el estudio academico de las Relaciones Internacionales y su aplicacion por parte de aquellos que conducen la politica exterior de los paises. (3) ?Cuan util es lo primero para lo segundo? ?O tratase de compartimentos estancos, sin relacion alguna entre si, lo que parece contraintuitivo? Es perjudicial, como implica Tickner, que los estudiosos se preocupen y/o vinculen demasiado al ejercicio de la politica exterior y de la diplomacia, alejandose de lo que deberia ser su verdadero metier? O, por el contrario, ?no esta la prueba de fuego de los analisis realizados por los especialistas en comprobar si ellos resisten su puesta en practica?

Utilizando a Chile como estudio de caso, este recuento de la evolucion de la disciplina de las Relaciones Internacionales plantea que la conduccion de la politica exterior tiene mucho que ganar de una vinculacion mas estrecha con la academia; que una comprension mas acabada del sistema internacional y su dinamica es fundamental para la adecuada toma de decisiones en la materia, y que una de las razones por las cuales Chile se ha posicionado como interlocutor clave en la region (y, en algunos temas, en el mundo), es precisamente por la estrecha imbricacion entre teoria y practica que se ha dado en las relaciones exteriores del pais desde 1990 en adelante.

EL GIRO HACIA LA PRACTICA

En el curso de los ultimos anos, en las Relaciones Internacionales se ha dado un "giro hacia la practica'. (4) Esto es, una valorizacion del estudio de las practicas como una manera de analizar y comprender la politica internacional. A diferencia de enfoques que consideran que la maxima aspiracion de sus especialistas debe ser construir entelequias lo mas abstractas y removidas de la realidad posible, la asi llamada "teoria de la practica" sostiene que la mejor forma de entender lo que ocurre en la esfera internacional es estudiar lo que aquellos que gestionan la politica exterior y la diplomacia hacen, esto es, sus actividades y practicas.

Adoptando conceptos de autores como Pierre Bourdieu, se plantea la necesidad de una reflexion a partir de la observacion de las actividades de individuos en el quehacer internacional. Terminos como campo, habitus y doxa, ofrecen herramientas para nuevas perspectivas. La observacion (e incluso participacion) de y en el campo en que se ejercen las relaciones internacionales permite entenderlas mejor.

Iniciada en buena medida por Neumann con sus estudios sobre la Cancilleria noruega, (5) este enfoque ha tenido un auge importante, y se le considera especialmente util para los estudios diplomaticos. (6) Practicas son patrones de conductas en contextos socialmente organizados. Ellas constituyen desempenos competentes que encarnan, reflejan y traducen un cierto conocimiento de y actuacion sobre el mundo que nos rodea. (7)

Neumann rescata el termino griego metis, utilizado por De Certeau, que se refiere a ciertas maneras de comportarse, de actuar y pensar de forma de "obtener el maximo numero de efectos de la minima fuerza'. (8) Metis alude a la accion realizada en forma natural y sin esfuerzo, en respuesta a un entorno natural y humano en constante cambio. Como ha senalado Scott, la diplomacia y la politica son actividades que dependen mucho de metis, ya que estan en interaccion constante con sus contrapartes y adversarios. El poder adaptarse rapidamente a un entorno cambiante es clave para su exito. (9)

En otras palabras, para analizar las RR.II. debemos centrarnos en los desempenos de los actores que las conducen, esto es, su conducta, que es algo distinto a sus creencias y/o discursos. Estas practicas, a su vez, reflejan ciertas regularidades a lo largo del tiempo, y se pueden realizar en forma competente o incompetente. Esto ultimo dependera, en parte, de un cierto bagaje de conocimiento, que permite tomar las decisiones adecuadas en el momento preciso. Finalmente, las practicas aunan el mundo discursivo y el mundo material. Es el lenguaje y la forma de representar lo que "esta ocurriendo" lo que nos permite entenderlo y darle sentido.

A diferencia de la politica interna, en que los desempenos de los gobiernos son mas faciles de evaluar dada la existencia de metricas pertinentes obvias (crecimiento, empleo, inflacion, delincuencia), en politica exterior los indicadores son menos obvios, pero ello no significa que no existan. La toma de iniciativas que encuentren acogida en otras capitales; la firma de acuerdos internacionales; la realizacion de cumbres diplomaticas, y la eleccion de representantes nacionales a cargos relevantes en organismos internacionales estan entre ellos. Lo anterior indica capacidad de convocatoria y de aunar voluntades. Tambien caen en esta categoria flujos transfronterizos como el comercio internacional, la inversion extranjera y el turismo. Estos flujos son especialmente importantes en un pais de un tamano como Chile, que no puede depender solo de su mercado interno para su crecimiento y desarrollo.

En estos terminos, un intento por resenar la evolucion de la RR.II. en Chile debe contemplar no solo la obra y textos de los integrantes de la disciplina, con todo lo central que ello es, sino que tambien su aporte, si alguno, a la aplicacion practica de la misma. Ello es muy valido para Chile, que tiene una larga tradicion de estadistas-pensadores en materia internacional, que han hecho aportes significativos al pais y a la region. Es el caso de Hernan Santa Cruz con la creacion de la Comision Economica para America Latina de las Naciones Unidas (CEPAL), y Felipe Herrera con la del Banco inter Americano de Desarrollo (BID). (10) En otras palabras ?cuan certeras han demostrado ser las ideas desarrolladas por los internacionalistas chilenos y su forma de llevarlas a cabo?

El numero especial de Estudios Internacionales en que aparece este articulo esta inspirado en lo que en Occidente se considera el centenario de la disciplina de las RR.ii., con la creacion de la catedra Woodrow Wilson en la Universidad de Gales, en 1919. Con Amitav Acharya y Barry Buzan, sin embargo, creemos que los origenes de la disciplina se remontan a mucho antes. (11) Ellos incluyen numerosas perspectivas no-occidentales, esto es, de Africa, Asia y America Latina, que enriquecen nuestra comprension de lo internacional, que no se enmarcan solo dentro del campo de la academia, sino que recogen a pensadores y tradiciones muy diversas sobre el como vincularnos con el mundo que nos rodea. En ellas no hay solucion de continuidad entre teoria y praxis, sino que interaccion dinamica entre ellas.

La teorizacion establece una base fundacional importante con cierta distancia del ejercicio, pero cabe recordar que esta debio ir a confirmar y, en muchos casos, a adaptar premisas originadas sin mayor interaccion con la realidad internacional. De ahi la importancia de equilibrar la indagacion del estudio de las RR.II. redireccionando la mirada hacia aquellos individuos que generan--a partir de la interaccion social--nuevas ideas y conceptos al emprender sus responsabilidades profesionales. El caso de la Escuela Chilena de las Relaciones Internacionales, que surge con el regreso a la democracia, permite realizar dicha indagacion.

Una primera seccion de este articulo se refiere a los origenes de la disciplina en el pais; la segunda examina los avatares por los que atraveso durante la dictadura militar; la tercera contempla su evolucion desde el retorno a la democracia en 1990; una cuarta analiza el aporte conceptual y practico realizado por los especialistas en RR.II. a la politica exterior de Chile en este periodo, y una quinta redondea nuestro argumento con las conclusiones pertinentes.

ORIGENES

El estudio de las relaciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA