La erradicación del trabajo infantil en Bolivia: El papel de la educación

RESUMEN

Se cita a menudo la educación como elemento clave para erradicar el trabajo infantil. Sin embargo, por sí misma, resulta insuficiente. OIT Online informa desde Bolivia y pone de relieve cómo la combinación de un trabajo decente para los adultos y la educación de los niños, con la adición de la voluntad política, puede lograr que la ecuación funcione.

 
CONTENIDO

Cuando Juanita Avillo Ari, de 11 años de edad, y sus seis hermanos llegaron al pie de una mina en esta localidad del sur de Bolivia hace siete años, su familia y ella misma se encontraban en una situación de gran estrechez económica.

Juanita y su familia habían agotado la capacidad de su pequeño terreno de cultivo, ubicado en una comunidad rural, para sustentarles, y no digamos ya para que se pudieran ganar la vida. Como otros centenares de familias, acabaron en una mina de la montaña de Cerro Rico, en la que su padre encontró trabajo como minero, y su madre como vigilante.. A menudo, las largas jornadas laborales obligaban a Juanita y sus hermanos a permanecer solos en una precaria barraca situada junto a la explotación. Cuando sus hermanos mayores se marcharon para crear sus propias familias, la vida para Juanita y sus otros dos hermanos menores devino aún más solitaria y precaria. Habrían sufrido el mismo destino que muchos otros niños de las explotaciones mineras que se ven expuestos a los riesgos del trabajo infantil, recorriendo estrechos túneles, si la organización no gubernamental CEPROMIN (Centro de Promoción Minera) no se hubiera dirigido a sus padres.

CEPROMIN lleva a cabo un proyecto de mejora de las condiciones de vida de los niños y las familias mineras que viven en los yacimientos de Potosí. Juanita y sus hermanos se encuentran entre los 450 niños que forman parte ya de esta iniciativa.

El proyecto se asegura de que se les alimente y cuide debidamente y, lo que es más importante, de que reciban una formación de calidad. Además, atiende las necesidades de los adultos, procurando la mejora del entorno socioeconómico. Este enfoque combinado puede propiciar un enorme avance.

Juanita no había asistido nunca a la escuela, pero, desde que se incorporó al proyecto, ha resultado ser una de las alumnas más inteligentes de la clase. Sueña con seguir adelante con sus estu dios, y con alcanzar una vida mejor. En cualquier caso, Juanita es una niña afortunada, frente a otros muchos que no tienen tanta suerte.