Elie Wiesel: voz y conciencia del holocausto judío

AutorJosé Cruz Díaz
CargoUniversidad Pablo de Olavide, de Sevilla
Páginas115-134
Revista inteRnacional de Pensamiento Político - i ÉPoca - vol. 11 - 2016 - [115-134] - issn 1885-589X
115
ELIE WIESEL: VOZ Y CONCIENCIA DEL
HOLOCAUSTO JUDÍO
ELIE WIESEL: JEWISH HOLOCAUST VOICE AND CONSCIENCE
José Cruz Díaz
Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla
jcrudia@upo.es
Recibido: noviembre de 2016
Aceptado: diciembre de 2016
Palabras clave: Holocausto, antisemitismo, Elie Wiesel, memoria histórica, genocidio
Keywords: Holocaust, anti-semitism, Elie Wiesel, politics of memory, genocide
Resumen: Elie Wiesel es reconocido hoy por hoy como uno de los intelec-
tuales más inuyentes de nales del siglo XX. Sobreviviente adolescente de
la Shoá, ha dedicado su vida a dar testimonio de los crímenes perpetrados
por el Tercer Reich y defender el respeto y la promoción de los Derechos
Humanos. En estas páginas se ilustran los rasgos más signicativos de su
personalidad, prestándose especial atención a su producción literaria y ac-
tivismo político.
Abstract: Elie Wiesel is recognized today as one of the most inuential
intellectuals of the late twentieth century. Teenage survivor of the Shoah,
Wiesel has dedicated his life to witness to the very extremity crimes
perpetrated by the Third Reich and defend the respect and promotion of
Human Rights. In these pages the most signicant features of his personality
are illustrated, paying special attention to his literature and political activism.
1. Apuntes biográcos
El pasado 2 de julio fallecía en su domicilio de Nueva York, a la edad de 87 años, el Pre-
mio Nobel de la Paz, Medalla de Oro del Congreso de los EEUU, Medalla Jabotinsky del
Estado de Israel, Orden de la Estrella de Rumanía, Cruz de Comandante de la Repúbli-
ca de Hungría y Gran Cruz de la Legión de Honor de Francia (en grado de Gran Ocial),
Eliezer “Elie” Wiesel. Periodista, escritor, crítico literario, activista, Wiesel pertenece a
la misma generación de intelectuales supervivientes de la Shoá que Simon Wiesenthal,
Revista inteRnacional de Pensamiento Político - i ÉPoca - vol. 11 - 2016 - [115-134] - issn 1885-589X
116
Tadeusz Borowski, Primo Levi, Nico Rost,
Imre Kertész o Jorge Semprún1. Una ge-
neración preocupada como nunca antes
otra por mantener viva la memoria de la
barbarie y en hacer del pasado algo más
que el pasado: un patrimonio legado a
hijos y nietos, en denitiva, un presente
habitable como presente2.
El joven Elie fue deportado junto con
su familia, a la edad de 15 años, de su
Transilvania natal a Auschwitz, primero,
y a Buchenwald, después (tras un rápido
paso por el campo de trabajo de Buna),
de donde salió, tras perder a sus padres y
su hermana Tzipouka, el mismo día de su
liberación por las tropas del Tercer Ejérci-
to de los Estados Unidos, el 11 de abril de
1945. Contaba entonces dieciséis años.
En el cuestionario que los soldados es-
tadounidenses pasaron a los prisioneros
preguntando por los motivos de su inter-
namiento, Wiesel respondió: “por ser ju-
dío”. Un inerno, una guerra, los cuales, a
pesar de la liberación, siempre tuvo mar-
cados en su brazo con el número A-7713.
Huérfano y refugiado en el París de la
postguerra, a donde llegó procedente de
Normadía, retomó inmediatamente la ruti-
na del estudio del Talmud y la Cábala que
había cultivado antes de ser capturado
1. Aunque la mayor parte de los testimonios so-
bre los campos de concentración provienen de
hombres, la barbarie no entiende de sexos, como
comprobamos en las memorias de Margarete Bu-
ber-Neumann, Helene Holzman, Liliana Millu y
nuestra Violeta Friedman.
2. «Nunca ha habido una generación a la que
obsesionara tanto la memoria como la nuestra,
pero creo que es el patrimonio que debemos
dejar a nuestros hijos» («He perdido todas mis
batallas». El País: Cultura, 16.12.1996, recu-
perado en noviembre de 2016 de la Web de El
País, http://elpais.com/diario/1996/12/16/cultu-
ra/850690804_850215.html).
por los nazis en su aldea natal, Sighet3.
No tardó en dar una nueva orientación a
su vida. Estudió francés, literatura y cursó
losofía y periodismo en la Sorbona, acti-
vidad que compaginó con trabajos espo-
rádicos de tutor, traductor y profesor de
hebreo moderno. Concluida su formación
como periodista y hasta entrada la década
de 1970 se desempeñó como correspon-
sal de diferentes rotativos franceses, israe-
líes y estadounidenses, lo cual, además
de procurarle una posición económica
más desahogada, le permitió viajar y co-
nocer mundo4. Nunca llegó a abandonar
su actividad periodística, pues no cesó de
colaborar con los medios como columnis-
ta y analista de asuntos de actualidad. Su
marcada presencia en ellos, unida, sin
duda, a su exitosa carrera como escritor,
le han convertido, pasados los años, en
un personaje inuyente no sólo de la es-
cena literaria internacional, también de la
política y de la intelectualidad.
Su prestigio le ha llevado a pronunciar
cientos de conferencias para el gran pú-
blico y en el ámbito académico e institu-
cional, señaladamente organizaciones y
agencias humanitarias con las que ha co-
laborado activamente. Se ha codeado con
los más grandes entre los grandes, líderes
y celebridades de toda índole, redes que
ha cultivado y a las que ha sabido sacar
partido en pro de la lucha por la defensa
y el respeto de los Derechos Humanos.
Así, por ejemplo, tras ser nombrado por
Jimmy Carter Presidente de la Comisión
Presidencial sobre el Holocausto, logró
que el Congreso de los Estados Unidos
3. En la actual Rumanía, en las fronteras de Bu-
covina, Rutenia y Galitzia.
4. Del francés L’Arche recibió el encargo de in-
formar in situ de la reciente fundación del Estado
judío. Fue también corresponsal en París de Ye -
diot Ahronot, de Tel Aviv.

To continue reading

Request your trial