Medidas Provisionales de Corte Interamericana de Derechos Humanos de 8 de Febrero de 2018. Caso Durand y Ugarte Vs. Perú. Serie C No. 50, Serie C No. 68, Serie C No. 89

Fecha de Resolución: 8 de Febrero de 2018
Emisor:Corte Interamericana de Derechos Humanos
Caso:Durand y Ugarte Vs. Perú
Acto:Solicitud de Medidas Provisionales
Solicitante:Perú

SECCIÓN A: DATOS DEL CASO 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Nombre del caso Víctima(s) Representante(s) Estado demandado # Petición/Caso ante la CIDH # Caso ante la Corte IDH Tipo(s) de sentencia(s) y fecha(s) S.D. y U.V.P.N.D.U. y G.P.U.R. - Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) - Instituto de Defensa Legal (IDL) Perú 10.009 Serie C No. 50, Serie C No. 68, Serie C No. 89 Excepciones preliminares. 28 de mayo de 1999 http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_50_esp.pdf Fondo. 16 de agosto de 2000 http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/Seriec_68_esp.pdf Reparaciones y Costas. 3 de diciembre de 2001 http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/Seriec_89_esp.pdf

11

12

El caso se refiere a la responsabilidad internacional del Estado por la muerte y desaparición de N.D.U. y G.P.U.R. en el penal de El Frontón. Garantías judiciales y procesales; Derecho a la integridad personal; Libertad personal; Jurisdicción penal; Jurisdicción militar; Protección Palabras claves judicial; Suspensión de garantías; Derecho a la vida Campo multimedia NA - Artículo 1 (Obligación de respetar los derechos). - Artículo 2 (Deber de adoptar disposiciones de derecho interno). Convención - Artículo 4 (Derecho a la vida). Americana sobre - Artículo 7 (Derecho a la libertad personal). Derechos - Artículo 8 (Garantías judiciales). Derecho(s) Humanos - Artículo 25 (Protección judicial). - Artículo 27 (Suspensión de garantías). Otro(s) tratado(s) No se consigna interamericano(s Otro(s) instrumento(s) - Declaración de Naciones Unidas sobre la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas internacional(es) citado(s) SECCIÓN B: DESARROLLO DEL CASO 13. Hechos

- Los hechos del presente caso se iniciaron con la detención el 14 y 15 de febrero de 1986 de N.D.U. y G.P.U.R. por efectivos de la Dirección contra el Terrorismo en el Perú. La detención se basó en su presunta participación en actos de terrorismo. El 4 de marzo de 1986 fueron trasladados por orden judicial al penal de El Frontón. - El 18 de junio de 1986 se produjo un motín en el centro penitenciario donde se encontraban. Las Fuerzas Armadas iniciaron un operativo al día siguiente, el cual produjo la muerte y

lesiones de muchas personas que se encontraban privadas de libertad. Los cuerpos de N.D.U. y G.P.U.R. nunca fueron encontrados. A pesar de haberse interpuesto una serie de recursos, no se realizaron mayores investigaciones ni se sancionó a los responsables de los hechos. 14. Procedimiento ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos - Fechas de presentación de la petición (10.009): 27 de abril de 1987 - Fecha de informe de fondo (15/96): 5 de marzo de 1996 15. Procedimiento ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos - Fecha de remisión del caso a la Corte IDH: 8 de agosto de 1996 - Petitorio de la CIDH: La CIDH presentó la demanda en este caso con el objeto de que la Corte IDH decidiera si el Estado violó los derechos consagrados en los artículos 1.1, 2, 4, 7.6, 8, 25 y 27.2. - Fecha de audiencia ante la Corte IDH: 8 de junio de 1998 16. Competencia y Admisibilidad Sentencia de Excepciones Preliminares: I. Competencia 28. El Perú es Estado Parte en la Convención Americana desde el 28 de julio de 1978 y aceptó la competencia contenciosa de la Corte el 21 de enero de 1981. Por lo tanto, la Corte es competente, en los términos del artículo 62.3 de la Convención, para conocer las excepciones preliminares presentadas por el Estado. (…) II. Excepciones Preliminares 2.1. Agotamiento de los recursos internos 33. (…) [E]l no agotamiento de recursos es una cuestión de pura admisibilidad y que el Estado que la alega está obligado a indicar los recursos internos que deben agotarse, así como a probar que los mismos son efectivos. 38. (…) [E]l Estado no planteó la cuestión del agotamiento ante la Comisión como excepción preliminar, por lo que está impedido (estoppel) para hacerla prevalecer ante este Tribunal. 39. Por lo expuesto, la Corte desestima la primera excepción preliminar.

2.2. Cosa decidida, cosa juzgada e incompetencia de la Corte 41. El Estado alegó que aun cuando la Comisión ha reconocido que los hechos que motivaron el presente caso y los correspondientes al caso N.A. y otros son exactamente los mismos, aquella no resolvió la acumulación formal que previene el artículo 40.2 de su Reglamento. Asimismo, señaló que existe identidad del Estado como parte demandada en ambos casos. 43. La Corte señala que en este caso no se presenta la situación que prevé el citado artículo 40.2 del Reglamento de la Comisión. Este artículo alude a una doble identidad: a) de hechos, y b) de personas. Se entiende que el concepto de “hechos” corresponde a la conducta o el suceso que implicaron violación de un derecho humano. A su vez, el concepto de “personas” tiene que ver con los sujetos activos y pasivos de la violación, y principalmente con estos últimos, es decir, las víctimas. Los casos N.A. y otros, por una parte, y D. y U., por la otra, se relacionan con los mismos hechos: los sucesos acaecidos en El Frontón; pero difieren, evidentemente, en cuanto a las personas que figuran como supuestas víctimas. 44. En virtud de lo expuesto, la Corte desestima la segunda excepción preliminar. 2.3. Tercera Excepción 46. Para fundamentar (…) [la] excepción, el Estado alegó que el 19 de enero de 1995 la Corte dictó sentencia en el caso N.A. y otros (No. 10.078) y condenó al Estado por los mismos hechos y materia considerados en este caso y que en aplicación del principio non bis in idem ningún organismo internacional tiene competencia para conocer del presente caso. 48. La Corte observa que la titularidad de los derechos humanos reside en cada individuo, y que por ello la violación de los derechos debe ser analizada de manera asimismo individual. El juicio que se formula acerca de un caso no prejuzga sobre otros, cuando son diferentes los titulares de los derechos, aunque los hechos violatorios sean comunes. El presente caso recoge hechos considerados en el caso N.A. y otros, pero se refiere a violaciones en agravio de personas diferentes, como se hizo ver en el examen de la excepción anterior (…), ya que en la especie las supuestas víctimas son los señores D.U. y U.R., quienes fueron ajenos a la demanda relativa al caso N.A. y otros. 49. Por lo tanto, se desestima la tercera excepción preliminar. 2.4. Quinta Excepción 50. La quinta excepción interpuesta por el Estado se refiere a la “incompetencia” de la Corte Interamericana. 53. La Corte ha señalado ya (…) que la demanda en el presente caso se refiere a personas diferentes de las consideradas en el caso N.A. y otros. 54. Por lo expuesto anteriormente, la Corte resuelve desestimar la quinta excepción preliminar. 2.5. Caducidad 55. La cuarta excepción opuesta por el Estado se refiere a la “caducidad del petitorio”.

58. En cuanto a la caducidad que sostiene el Estado, la Corte observa que este alegato contradice lo expresado acerca del agotamiento de los recursos internos; como lo ha señalado en otras oportunidades, estas contradicciones en los alegatos ante el Tribunal en nada contribuyen a la economía procesal y a la buena fe que debe regir el procedimiento. En todo caso, la Corte considera...

To continue reading

Request your trial