La doctrina neoconservadora y el excepcionalismo americano: Una vía al unilateralismo y a la negación del Derecho Internacional

Autor:Manuel Iglesias Cavicchioli
Páginas:1-36
www.reei.org
DOI: 10.17103/reei.28.05
LA DOCTRINA NEOCONSERVADORA Y EL
EXCEPCIONALISMO AMERICANO: UNA VÍA AL
UNILATERALISMO Y A LA NEGACIÓN DEL DERECHO
INTERNACIONAL
THE NEOCONSERVATIVE DOCTRINE AND AMERICAN
EXCEPTIONALISM: A PATH TO UNILATERALISM AND
TO THE NEGATION OF INTERNATIONAL LAW
Manuel Iglesias Cavicchioli
Sumario: I.
I
NTRODUCCIÓN
.
II.
E
L
D
ERECHO INTERNACIONAL EN LA
DOCTRINA NEOCONSERVADORA
:
UNA VISIÓN IMPERIAL Y NEGADORA
.
III.
IMPUGNACIÓN Y REDEFINICIÓN DE PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DEL
D
ERECHO INTERNACIONAL
.
IV.
R
ECHAZO DEL MULTILATERALISMO
:
LA
GOBERNANZA GLOBAL COMO AMENAZA A LA SOBERANÍA DEMOCRÁTICA
NORTEAMERICANA
.
V.
C
ONSIDERACIONES FINALES
.
RESUMEN
: El presente artículo se propone analizar las raíces y las características teó ricas de la visión
neoconservadora del Derecho internacional y del multilateralismo. A partir del estudio del papel que
juega el excepcionalismo americano en el neoconservadurismo, y de cómo aquél conduce
inexorablemente al unilateralismo como medio de acción preferente para la política exterior de los
Estados Unidos, se procederá a estudiar el lugar que ocupan el Derecho internacional y multilateralismo
en el ideario neoconservador. Aunque guarda puntos en común con otras doctrinas de política exterior
americana, la posición neoc onservadora hacia el Derecho internacional y el multilateralismo po see
algunos elementos distinti vos que la diferencian del resto, confiriéndole u na sustantividad p ropia. Así, se
verá cómo los neoconservadores p lantean una crítica múltiple y profunda al Derecho internacional
dirigida contra sus principios basilares q ue lleva a la impugnación y completa redefinición de los mismos.
Por último, el artículo se detendrá en cómo el multilateralismo, tanto en su concepto como en las
instituciones en las que se encarna, se ha convertido para los neoconservadores en el ob jeto de un duro
embate encaminado a socavar tanto su funcionamiento y eficacia co mo su propia legitimidad.
A
BSTRACT
:
This article seeks to analyze the roots and the theoretical fe atures of the neoconservative view
of international law and multilateralism. Since the s tudy of the role played by American exceptionalism in
neoconservatism —and how the former leads to unilateralism as a pre ferential mean of action for US
foreign policy— the author will examine the place of internationa l law and multilateralism in the
Fecha d e recepción del original: 3 de octubre de 2014. Fecha de aceptación de la versión final: 10 de
diciembre de 2014.
Investigador en la U niversidad Co mplutense de Madrid y Miembro Colaborador de FLACSO-España.
E-mail: manuel.iglesias@cps.ucm.es
[28]
R
EVISTA
E
LECTRÓNICA DE
E
STUDIOS
I
NTERNACIONALES
(2014)
- 2 -
DOI: 10.17103/reei.28.05
neoconservative thinking. Although it shares many common points with other American foreign policy
doctrines, the neoconservative stance regarding in ternational law and multilateralism h as some
distinctive elements that differentiate it from the rest, giving it a relative singularity of its own. Thus, we
will see the deep criticism formulated by neocon servatism against the fundamental principles of
international law, which implies their contestation and comprehensive redefinition. Finally, the article
will show how multilateralism, both in its conceptua l and institutional aspects, has been contested by
neoconservative pundits with the purpo se of undermining its functioning and efficacy as well as its own
legitimacy.
P
ALABRAS CLAVE
:
Neoconservadurismo / excepcionalismo americano / unilateralismo / Derecho
internacional / multilateralismo / gobernanza global / política exterior de los EE.UU.
K
EYWORDS
:
Neoconservatism / American excep tionalism / u nilateralism / interna tional law /
multilateralism / global governance / US foreign policy
I.
I
NTRODUCCIÓN
Aunque el cénit neoconservador se produjera hace ya más de una década con motivo de
la invasión de Irak de marzo de 2003, ello no significa que el neoconservadurismo,
como doctrina de política exterior americana, haya dejado de existir. Es indudable que
las ideas neoconservadoras fueron perdiendo influencia política durante el segundo
mandato de George W. Bush, con motivo del recrudecimiento de la posguerra iraquí, y
que la llegada de Barack Obama al poder ha significado su práctica desaparición de las
líneas maestras de la política exterior de los EE.UU. No obstante, en estos últimos años,
los neoconservadores, lejos de desaparecer del debate sobre el papel que deben jugar los
EE.UU en el mundo, se han erigido en severos críticos de la actual Administración
demócrata y asimismo han continuado su pugna, en el seno del Partido Republicano,
por hacer valer sus posiciones frente al siempre influyente sector realista
1
.
Por lo tanto, el estudio del neoconservadurismo en sus múltiples aristas lejos de haberse
tornado irrelevante y de haber perdido actualidad sigue siendo pertinente para entender
y explicar la política exterior de los EE.UU. y también, en buena medida, el devenir de
las relaciones internacionales de nuestros días. En este artículo vamos a detenernos en
uno de sus aspectos esenciales, aunque a menudo desatendido: su concepción del
Derecho internacional y del multilateralismo. Conviene aclarar que el objeto de estudio
no es la política exterior americana, concretamente la de la presidencia de George W.
Bush, sino propiamente el ideario neoconservador considerado como una concepción de
las relaciones internacionales y una doctrina de política exterior estadounidense.
Así pues, este trabajo se ocupará en los dos siguientes epígrafes (II y III) de desgranar
los aspectos teóricos de la concepción neoconservadora del Derecho internacional. No
es el neoconservadurismo una doctrina jurídica ni se han ocupado, en consecuencia, los
neoconservadores ex profeso ni de forma sistemática del Derecho internacional.
1
Vid.: LEDEEN, M. A., Obam a’s Betrayal of Israel, Encounter Books, New Yor k, 2009.
MURAVCHIK, J., Obama’s Radical Transformation of America: Year One, Encounter Books, New
York, 2010a. MURAVCHIK, J., “Neocon W rongs and Rights”, SAIS Review of International
Affairs, Volume 30, Number 1, Winter-Spring, 2010b, pp. 11-16.
La doctrina neoconservadora y el excepcionalismo americano : Una vía al unilateralismo y a la negación
del Derecho Internacional
- 3 -
DOI: 10.17103/reei.28.05
Empero, ello no significa que de su doctrina de política exterior para los EE.UU. no
quepa colegir una serie de ideas sobre el mismo; antes bien, los principales postulados
neoconservadores inciden directamente sobre cuestiones centrales del ordenamiento
jurídico de la sociedad internacional. Así, veremos que el neoconservadurismo formula
una crítica profunda al Derecho internacional que implica el rechazo y la revisión
sustancial de varios principios fundamentales de este corpus normativo.
El epígrafe IV, por su parte, versará sobre una materia estrechamente conexa con el
Derecho internacional: el multilateralismo. En este apartado observaremos cómo el
neoconservadurismo colisiona frontalmente con el multilateralismo tanto en su
dimensión teórico-conceptual como en su dinámica práctico-institucional. En este
sentido, se verá que el rechazo neoconservador a las Naciones Unidas tiene hondas
raíces ideológicas e históricas. Nos detendremos, igualmente, en analizar cómo la crítica
neoconservadora a las instituciones multilaterales se ha hecho extensiva también a los
tribunales internacionales como la Corte Internacional de Justicia y la Corte Penal
Internacional. Asimismo, nos referiremos a una de las principales preocupaciones del
neoconservadurismo en los últimos tiempos: la gobernanza global, presentada por los
neoconservadores como una amenaza no ya para los intereses nacionales de los EE.UU.,
sino para la soberanía democrática americana.
En todo caso, ahora es preciso detenernos en el análisis de dos postulados basilares, e
inextricablemente unidos, para entender la visión neoconservadora del Derecho
internacional y del multilateralismo: el excepcionalismo americano y el unilateralismo.
A partir de la comprensión de los mismos será posible avanzar en el objeto del presente
trabajo.
1. El excepcionalismo americano en la doctrina neoconservadora
No se puede entender la posición neoconservadora hacia el Derecho internacional y el
multilateralismo sin referirnos al llamado excepcionalismo americano, elemento central
en el pensamiento neoconservador y una de las claves de bóveda de su visión de las
relaciones internacionales. Cuando hablamos del excepcionalismo americano estamos
aludiendo a una concepción teórica que ha caracterizado la posición de los EE.UU. en el
mundo, su política exterior y sus relaciones con el resto de países desde su
independencia
2
. Fue Alexis de Tocqueville en su celebérrima obra La democracia en
América quien vino a acuñar este concepto
3
al referirse a los EE.UU. como una nación
2
El excepcio nalismo americano comienza a gestarse en 1630, más de cie nto cuarenta a ños antes de la
Declaración de Independencia, cuando el puritano inglés John Winthrop, a la llegada del barco Arbella a
la Bahía de Massachusetts, se refiriera al Nuevo Mundo como “la ciudad en la cima” (city upon a hill)
desde la que los colonos puritanos servirían de modelo al Viejo Mundo. Vid.: HODGSON, G., The Myth
of American Exceptionalism, Yale University Press, Ann Arbo r, 2009, p. 1
3
Como ha señalado Seymour Mar tin Lipset: “Tocqueville es el pri mero en considerar excepcionales los
Estados Unidos; es decir, cualitativamente distintos de todos los demás países. Por consiguiente,
Tocqueville es el iniciador de los escritos sobre el excepcionalismo norteamericano”. Vid.: LIPSET, S.
M., El excepcionalismo norteamericano: una espada de dos filo s, México, Fondo de Cultura Económica,
México D.F., 2000, p. 14.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba