Divergencia entre el contenido de la póliza y el de la proposición de seguro: art. 8 LCS

Autor:Darío A. Sandoval Shaik
Páginas:300-304
 
EXTRACTO GRATUITO
LAS CONDICIONES GENERALES DE CONTRATO DE SEGURO Y SU CONTROL
300
II. Divergencia entre el contenido de la póliza y el de la proposición de
seguro: Artículo 8 de la LCS
El contenido mínimo de la póliza es determinado en el art. 8 LCS, que
además de regular el idioma del contrato, así como el mecanismo de
corrección de las discrepancias de contenido entre la proposición y la
póliza, establece las indicaciones mínimas que debe contener la póliza. Sin
embargo no recoge todo el contenido de la póliza. A lo largo de su
articulado, la LCS hace referencia a supuestos que deben incluirse en la
póliza.
De ahí que se hable de contenido mínimo. La falta de alguna de estas
menciones no puede suponer que el documento pierda su carácter de
póliza. La no constancia de algún elemento será suplida por los demás
medios de prueba admitidos en Derecho, sin perjuicio de la indemnización
de daños y perjuicios a cargo del contratante que cause el defecto.
El contenido mínimo se concreta en los siguientes grupos:
Elementos personales: nombre, apellidos o denominación social de las
partes y su domicilio. También el nombre del asegurado y del beneficiario,
en su caso.
Elementos que determinan la cobertura: el concepto en el cual se
asegura, naturaleza del riesgo cubierto, designación de los objetos
asegurados.
Otros elementos reales: la suma asegurada, la prima, recargos e
impuestos.
Otros datos: vencimiento, lugar y forma de pago de la prima; duración
del contrato, con expresión del día y hora en que comienzan y finalizan sus
efectos; nombre del agente, si interviene en la póliza; en caso de póliza
flotante, forma de realizar la declaración de abono.
El contenido de la póliza deberá ser ampliado, además, con las
exigencias de información establecidas en el art. 60 LOSSP/1995 y en el
art. 104 y siguientes del Reglamento de Ordenación y Supervisión de los

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA