Discurso de recepcion de Medalla Rectoral del profesor Alberto van Klaveren.

 
EXTRACTO GRATUITO

La distincion que hoy me otorga la Universidad de Chile constituye para mi un honor impensado. Las palabras no son suficientes para expresar mi gratitud hacia esta casa de estudios superiores, representada por su Rector, doctor Ennio Vivaldi, y hacia su Consejo, que se ha dignado a aceptar la propuesta que hiciera el Instituto de Estudios Internacionales, a traves de su Directora, la profesora Dorotea Lopez. Recibir esta medalla en presencia de una audiencia tan distinguida y cercana, acrecienta mi reconocimiento. Gracias a todos ustedes por su asistencia a un acto tan significativo, en fechas complicadas, marcadas muchas veces por viajes y encuentros familiares. En especial, mi sincero reconocimiento, por su generosa presentacion, a la profesora Rose Cave, academica de esta Casa y colega y amiga de tantos anos.

Recibir esta medalla junto a la profesora Maria Teresa Infante no es una mera coincidencia. Nos une una larga carrera compartida, primero en esta Universidad y luego en la Cancilleria. Su solvencia profesional, su capacidad de trabajo, su compromiso con la academia y su espiritu de servicio publico, han constituido un apoyo invaluable y una referencia obligada para quien habla. Es un verdadero honor compartir esta distincion con ella.

Al ingresar hace ya muchos anos al primer ano de la carrera de Derecho en esta Universidad, nunca pense que iba a permanecer vinculado a esta casa de estudios toda mi vida. Ya consideraba un privilegio haber podido ingresar a la primera Facultad de Ciencias Juridicas de la Republica, primera no solo por razones historicas, sino por el aporte permanente que estaba haciendo al desarrollo de esta area del conocimiento y del pais. Ahi pude tomar clases con grandes maestros, juristas que dejaron una huella indeleble en nuestro pais. Hombres y, en esa epoca en mucho menor medida, mujeres, que ocuparon posiciones destacadas en nuestro devenir. Ahi conoci un mundo academico y politico, que reflejaba la diversidad intelectual y, en cierta medida, social, de Chile. Ahi fui expuesto a las teorias mas diversas sobre las distintas ramas del derecho, la historia, la filosofia, la ciencia politica, la sociologia y las relaciones internacionales. Y ahi pude realizar mi vocacion internacional, una vocacion que refleja mi propio origen y que fue cultivandose en mi hogar y en mi formacion previa.

Quiero dejar constancia de mis multiples deudas, personales, intelectuales y profesionales. En primer lugar, con mis padres...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA