Día Internacional de la Mujer 2008

Páginas:40
RESUMEN

Dado el aumento del número de mujeres que acceden al mercado de trabajo (muchas en empleos vulnerables), la inversión en trabajo decente para este colectivo adquiere nueva urgencia. La OIT conmemoró el Día Internacional de la Mujer 2008 con un nuevo informe y un debate de expertos sobre el valor de la inversión en trabajo decente para mujeres. Ante las tendencias del mercado de trabajo en la actualidad, el mensaje de la jornada resultó inequívoco: la inversión en trabajo decente para las mujeres no es sólo una medida acertada, sino también inteligente.

 
ÍNDICE
CONTENIDO

Page 40

GINEBRA - Ahora trabajan más mujeres que nunca, pero también tienen más probabilidades que los hombres de ocupar puestos vulnerables, de escasas productividad y remuneración, sin protección social, ni derechos básicos ni capacidad de representación en el trabajo. Tal es el mensaje transmitido en un nuevo informe de la OIT publicado con ocasión del Día Internacional de la Mujer.

En Tendencias Mundiales del Empleo de las Mujeres1se afirma que el número de mujeres empleadas creció en casi 200 millones a lo largo del pasado decenio, hasta alcanzar los 1.200 millones en 2007, frente a los 1.800 millones de hombres. No obstante, el número de desempleadas también creció, al pasar de 70,2, a 81,6 millones durante el mismo período.

La OIT albergó un debate de alto nivel de mujeres que han dejado su huella en el mundo de las finanzas, así como eminentes sindicalistas, en el que se hizo hincapié en el valor de la inversión en el desarrollo de la mujer. Participaron en el debate Evelyn Oputu, Directora Gerente del Bank of Industry y ex Directora Ejecutiva del First National Bank, Nigeria; Michaela Walsh, Fundadora de Women's World Banking y primera mujer en la gerencia de Merrill Lynch International, Estados Unidos; Rupa Manel Silva, Fundadora del Women's Development Service Cooperative Society / Women's Bank de Sri Lanka; y Agnes Jongerius, Presidenta de la Confederación Sindical de los Países Bajos y Vicepresidenta de la Confederación Sindical Internacional.

El nuevo informe de la OIT señala que las mejoras de la situación de las mujeres en los mercados de trabajo de todo el mundo no han reducido sustancialmente las brechas de género en el lugar de trabajo. El porcentaje de mujeres en empleos vulnerables (ya sea como trabajadoras familiares auxiliares no remuneradas, o como trabajadoras por cuenta propia, más que en puestos remunerados y asalariados) ha descendido del 56,1 al 51,7% desde 1997. No obstante, la carga de la vulnerabilidad sigue siendo mayor en el caso de las mujeres que en el de los hombres, sobre todo en las regiones más pobres del mundo.

Otras conclusiones significativas

* En todo el mundo, la tasa de desempleo femenino se situó en el 6,4%, frente al 5,7% de la tasa masculina equivalente.

* A escala mundial, menos de 70 mujeres son económicamente activas por cada 100 hombres. A menudo, permanecer al margen de la población activa no es una opción, sino una imposición. Es probable que las mujeres optasen por un trabajo remunerado fuera del hogar si pudieran hacerlo.

* En el ámbito mundial, la ratio empleo-población en el caso de las mujeres (que indica la medida en que las economías son capaces de aprovechar el potencial productivo de su población en edad de trabajar) fue del 49,1% en 2007, frente a un ratio del 74,3% en el caso de los hombres.

* A lo largo del pasado decenio, el sector servicios ha superado a la agricultura como fuente de empleo principal de las mujeres. En 2007, el 36,1% de las mujeres empleadas trabajaba en la agricultura, y el 46,3%, en los servicios. En comparación, los porcentajes sectoriales de los varones fueron del 34,0% en la agricultura, y del 40,4% en los servicios.

* Aumenta el número de mujeres que acceden a la educación, pero la igualdad en este terreno dista aún mucho de la realidad en algunas regiones.

Nuevas políticas para promover el empleo de las mujeres

El informe afirma que la ampliación del acceso de las mujeres al empleo en una gama más extensa de sectores y ocupaciones será importante para potenciar sus oportunidades en el mercado de trabajo. La capacidad de la sociedad para aceptar nuevas funciones económicas de las mujeres, y la de la economía para crear puestos de trabajo decentes en los que puedan desarrollar su labor, constituyen requisitos previos fundamentales para mejorar los resultados del mercado de trabajo para las mujeres, así como para el desarrollo económico en su conjunto.

"El acceso a los mercados de trabajo y al empleo decente es fundamental para lograr la igualdad de género", señala Evy Messell, Directora de la Oficina de la OIT para la Igualdad de Género, que albergó el debate sobre el Día Internacional de la Mujer. "Sin embargo, las mujeres han de superar numerosos obstáculos discriminatorios al buscar empleo. Las sociedades no pueden permitirse pasar por alto el potencial de la mano de obra femenina para reducir la pobreza, y han de buscar métodos innovadores de reducir las barreras económicas, sociales y políticas. Proporcionar a las mujeres condiciones de igualdad en el lugar de trabajo no sólo es acertado, sino también inteligente".

------------------

[1] Tendencias Mundiales del Empleo de las Mujeres, Marzo de 2008. Ginebra, ILO.