La delincuencia económica desde el punto de vista del control social

Autor:René Joaquín Martínez Gamboa
Cargo:Licenciado en Derecho. Profesor de Derecho Penal y Criminología del Departamento de Derecho, Metodólogo de la vicerrectoría de investigaciones, posgrado y relaciones internacionales de la Universidad de Granma. Cuba. Especialista de Posgrado en Derecho Penal
RESUMEN

El contenido que legislativamente se asigna al delito económico es bien amplio, y en muchos casos surge de leyes penales económicas especiales, haciendo dificultosa una conceptualización y sistematización de los mismos. Para ello en la literatura criminológica se utilizan varias expresiones para referirse a un fenómeno similar aunque no idéntico. Tales son las de “delincuencia económica”, “delincu... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Introducción

La llamada delincuencia económica es una expresión que alude a la denominada "delincuencia de cuello blanco", cuyo significado se circunscribe "...a las infracciones lesivas de orden económico cometidas por personas de alto nivel socioeconómico en el desarrollo de su actividad profesional"1. Esta denominación es la más utilizada en la literatura criminológica para expresar la comisión de un delito por sujeto agente de cierto nivel socioeconómico en el ejercicio de su actividad o ejercicio profesional. Este fenómeno criminal no es patrimonio de los pobres y marginales sino que el mismo se produce en todos los niveles de la sociedad, independientemente de las condiciones económicas del autor. En función de contrarrestar la actividad antisocial señalada se ponen e práctica diferentes mecanismos de control social para eliminar de la sociedad esta delincuencia, sin tener en cuenta el nivel socioeconómico que tenga, aunque por lo general es alto, es de suma importancia impedir que continué la delincuencia económica por el daño que ocasiona en la sociedad, esto se realiza mediante el control social.

 Es por ello que nuestra pregunta de investigación es: ¿Cómo influye el control social en la delincuencia económica?, para una mejor relación de estos dos fenómenos.

Para nuestra investigación se utilizo como métodos de investigación el histórico-lógico, pues a través de un análisis de la historia de nuestro ordenamiento jurídico hasta la última década; el exegético, a través de el nos permitió analizar las legislación cubana como bibliografía primordial de nuestra investigación; el análisis síntesis, nos permitió analizar el fenómeno tratado y llegar a conclusiones sobre el tema. Es así que la técnica a utilizar fue la observación para poder determinar cual es la relación que existe entre la delincuencia económica y el control social. 

Epígrafe I

1.1 Características y conceptualización de la delincuencia económica. 

La delincuencia económica, como un fenómeno delictivo, constituye objeto de estudio para amplios sectores de la criminología actual. En este apartado veremos aquellas posiciones que, al estilo de la criminología tradicional tratan de encontrar una explicación, las modernas teorías de la sociología criminal y las explicaciones marxistas de los teóricos de los países del Este. Todas estas teorías, entre otros defectos, pecan de visión parcial del objeto. Al final del apartado resumimos aquellos factores causantes de esta clase de delincuencia que resultan comúnmente admitidos por todos.

La delincuencia se conoce como el fenómeno de delinquir o cometer actos fuera de los estatutos impuestos por la sociedad, pero es poco lo que sobre las verdaderas causas por las que una persona puede introducirse en este mundo. Éstas causas son diversas; pueden ser de orígenes orgánicos, fisiológicas, patológicas, influencias externas como el medio en el que se desarrollan los primeros años de su vida, la carencia de afecto y atención por parte de los padres o simplemente mala orientación.

La estructura social condiciona la violencia en aspectos económicos, políticos, jurídicos, culturales, poblacionales, la falta de servicios públicos, la ignorancia, el hambre, la desintegración familiar, el desempleo, el alcoholismo, promiscuidad, daño en propiedad ajena, lesiones, violación,  robo, etc. Como aquellos aspectos que llevan a la delincuencia.

La delincuencia es una conducta humana que se da en cualquier medio social, con manifestaciones diversas, con diferentes tipos de problemáticas familiares, sociales, etc.

La llamada delincuencia económica es una expresión que alude a la denominada "delincuencia de cuello blanco", cuyo origen como nuevo campo de investigación social surge a partir de la obra de Edwin Sutherland de 1940, y cuyo significado se circunscribe "...a las infracciones lesivas de orden económico cometidas por personas de alto nivel socioeconómico en el desarrollo de su actividad profesional".

El problema de la delincuencia implica el problema de la adaptación. Esto no quiere decir que todo aquel que no se adapte llegue a ser delincuente. La respuesta en delincuencia es una de las manifestaciones de la inadaptación más comunes:

·       Inferioridad física y mental del individuo.

·       Incapacidad de un individuo para adaptar su conducta a las condiciones del medio.

La definición de Tocavén, que considera la inadaptación como una forma de conducta inadecuada, que afecta a las buenas relaciones entre el sujeto y su medio físico y social.

Quizás la más preocupante expresión de la inadaptación es la agresividad, producto de la frustración del inadaptado y que puede llevar con gran facilidad a la agresión, entendida esta como una conducta verbal o motriz ejercida con cierto grado de violencia sobre las personas o cosas.

Al hablar de “clases”, el factor económico es un índice que nos revela bastante, pero el pertenecer a una clase implica no solamente el factor económico, sino una forma de ser, de comportarse, en mucho es un aspecto cultural.

Comencemos con las clases mas bajas, y aquí el representante clásico es el “pelado”. El pelado no oculta pensamientos ni emociones, su lenguaje es crudo y vulgar, y sus reacciones emotivas y sentimentales no tienen freno.

Los individuos que viven en este ambiente, aprenden a sobrevivir desde pequeño, pues desde pequeña edad tiene que luchar por la vida, y esta vida hostil lo hace ser una persona resentida. Ese resentimiento lo lleva a cometer actos “antisociales”.

Una de las características es la irritabilidad constante, lo que lo hace reñir con los demás por los motivos insignificantes. En este medio se vale en cuanto se es “macho” (ya que no se puede valer por lo cultural, lo intelectual o lo económico) y así, el niño se convierte, desde pequeño en individuo altamente belicoso y agresivo.

El medio habitacional influye grandemente en su formación, ya que en la mayoría de los casos se trata de la vecindad, verdadero microcosmos, formado por núcleos de viviendas que tienen un patio común, en que la gente carece de vida privada, en que 10 o 15 comparten una habitación y también el pan y la pobreza.

Sin embargo, no todo es negativo en esta clase; en las vecindades se ven ejemplos de amor y cooperación humanas que quisiéramos encontrar en clases elevadas. No es raro escucharles la frase tan conocida de “somos pobres, pero honrados”.

Una familia, una sociedad y una escuela pueden provocar en el infante que en ocasiones desborden en la violencia, en faltas de disciplina, en actitudes antisociales o delictuosas.

Se caracterizan por la necesidad de demostrar que tiene mucho dinero, gastara en cosas inútiles. Su actitud será despótica hacia las clases económicas inferiores. En los niños crecen influenciados por la imitación de los padres, su desprecio a los que tienen menos que él, a los que cree que tiene derecho de humillar, su deseo de vivir y gozar. De jóvenes se hacen desobligados y holgazanes y su ansia de vivir los lleva a continuos conflictos con la justicia. Estos individuos llegan con facilidad a actitudes antisociales. Generalmente se mueven en un terreno de delincuencia, pues difícilmente cometen verdaderos delitos y cuando los cometen, el dinero e influencias familiares los sacarán fácilmente del problema.

Las personas de la clase más baja cuando cometen un delito económico, generalmente lo hace como una forma de sobrevivir a las condiciones económicas y sociales que se sircuncriben en una sociedad determinada, donde las condiciones son de pobreza, de marginalidad y de alguna manera están obligados a adentrarse en el mundo de la delincuencia que se vive en la sociedad donde se encuentra, con la influencia de aquellos que ya son considerados delincuentes. No así en los que se encuentran en la clase de la sociedad mas alta, estos cometen los delitos de una manera mas fácil y cómoda , tanto que es un delito difícil de salir a flote por la astucia con que lo hacen, estos delincuentes solo se aprovechan de el poder que tienen para disponer de bienes que son necesarios en la sociedad, que siempre es la más afectada con los efectos de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA