Decrecimiento, convivencialidad y postdesarrollo

Autor:Fernando Tula Molina
Cargo:Universidad Nacional de Quilmes, Quilmes, Argentina
Páginas:515-534
Revista inteRnacional de Pensamiento Político - i ÉPoca - vol. 14 - 2019 - [515-534] - issn 1885-589X
515
DECRECIMIENTO, CONVIVENCIALIDAD Y
POSTDESARROLLO
DEGROW, CONVIVIALITY AND POS-DEVELOPMENT
Fernando Tula Molina
Universidad Nacional de Quilmes, Quilmes, Argentina
ftulamolina@gmail.com
Recibido: febrero de 2019
Aceptado: mayo de 2019
Palabras Clave: Decrecimiento, Convivencialidad, Posdesarrollo, Buen Vivir
Keywords: Degrow, Conviviality, Pos-development, Good Life.
Resumen: Este trabajo celebra y critica el artículo de Jairo Marcos Pérez, “Más
allá del desarrollo: decrecimiento” en 2017. Se señalan los benecios de ver
en el concepto de “convivencialidad” de Iván Illich un sólido vector de toda
política del posdesarrollo y no un concepto blando. Por otra parte, junto a An-
dré Gorz se señala que no es necesaria una ruptura total con el dinero y las
mercancías para un verdadero decrecimiento, sino que basta con un proceso
progresivo de descomercialización y recuperación del tiempo vivido, el cual
puede caracterizarse como una retirada ordenada de la sociedad de consumo
opulento.
Abstract: This paper celebrates and criticises the one by Jairo Marcos Pérez,
“Beyond Development: Degrowth” (2017). It is indicated the benets not to
see the concept of “conviviality” proposed by Iván Illich as a soft one, but as
a solid vector of degrow. In another hand, André Gorz´s proposal to beguin a
neatly quit from the opulent consumption socity allows not to broke completely
with money and goods as criteria of true degrow. It is enough to beguin, soon
as possible, a new strategy -centered on descomercialized activities- that get
our lifetime back.
1. Nota histórica: la justa medida
Mucho de lo que la losofía le debe a la matemática quedó inscripto en el frontispicio
de la Academia de Platón: “No entre aquí quien no sepa geometría”. Geográcamente
esto nos conduce a la isla de Samos, donde alrededor de 580 antes de Cristo nació Pi-
tágoras. Lamentablemente, en la actualidad el Pythagoreum Museum es sólo arqueo-
lógico y no contiene ninguna referencia a su obra. A pesar de ello, los turistas pueden
conseguir un suvenir –la taza de la justa medida– diseñada en aquellos tiempos por
Pitágoras para que sus alumnos avanzados se sirvan el vino.
Revista inteRnacional de Pensamiento Político - i ÉPoca - vol. 14 - 2019 - [515-534] - issn 1885-589X
516
¿En qué consiste? En copones de cerámica
con una protuberancia en el medio hasta
una cierta altura, la cual queda resaltada
por una línea exterior claramente visible. El
copón funcionaba como un sifón, es decir,
contenía un conducto que ligaba el fondo
con tal límite y una salida por la base. Si
alguien excedía tal línea, la presión hidros-
tática activaba el sifón y el alumno perdía
no sólo el vino que se había servido en ex-
ceso, sino que la totalidad era chupada por
el sifón y expulsada hacia abajo.
2. Introducción. La discusión
sobre el decrecimiento
Como bien señalan los integrantes de
Recerca i Decreixement, el decrecimien-
to se alimenta de vertientes diversas que
desembocan en una pluralidad de pro-
puestas, desde la bioeconomía a la ecolo-
gía política, pasando por cooperativistas,
nowutopistas y antiutilitaristas. Por su
intermedio se trazan diversas líneas que
conectan las iniciativas concretas de los
activistas con propuestas de reestructu-
ración de las políticas públicas. En este
sentido, resulta aplicable “a toda la gama
de imaginarios poscapitalistas basados en
el decrecimiento”1. Puede decirse que el
movimiento decrecentista es aquel que
recoge, potencia y proyecta las objecio-
nes al proyecto de crecimiento sin límite,
el cual busca encerrarnos bajo la pers-
pectiva única de necesidades crecientes.
El punto de partida consiste en politizar
el proyecto de consumo opulento, cues-
tionando no sólo su posibilidad –en un
mundo nito– sino fundamentalmente
su legitimidad, por suponer una igualdad
de oportunidades inexistente. Lo que se
busca es desenmascarar y denunciar el
1. D’ALISA, G. et. al., 2015, 12-13.
carácter depredador, irresponsable y de
poco futuro de una sociedad marcada por
la norma de la productividad, un imagi-
nario marcado por la idea de crecimiento
sin fin, y una realidad laboral que bascula
entre el mérito y la vigilancia.
De este modo, se trata de una discusión
que interconecta diversos niveles; los pro-
blemas técnicos se convierten en éticos y
políticos; la idea de prosperidad sin creci-
miento parece una contradicción en sus
términos que obliga a superarla en una
reexión mayor; la posibilidad de recon-
siderar la jornada laboral también pone
en juego nuestras actitudes frente a las
cuestiones comunes; la propia idea de
“responsabilidad” –contenido de cual-
quier política de regulación tecnológica–
se extiende sobre la reexión tanto sobre
nuestra condición alienada, como sobre
nuestras posibilidades de emancipación.
3. Niveles de análisis
Ante tal entramado resulta útil distinguir
los diversos niveles en los que se mani-
esta el movimiento de objetores al cre-
cimiento. Si bien tales niveles están inter-
conectados, no son reductibles entre sí.
3.1 Biofísico
Las consecuencias para los sistemas bio-
físicos de los procesos de crecimiento
exponencial son conocidas –con detalle
y en abundancia– al menos a partir del
primer Informe Meadows, publicado ori-
ginalmente por Dennis Meadows –a ins-
tancias del Club de Roma– en 1972. Se
buscaba comprender las consecuencias
de las complejas interacciones entre cin-
co grandes factores de la dinámica social:

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba