La cumbre de Guadalajara: conclusiones y perspectivas

Autor:Rosa María Pinon Antillon
Cargo del Autor:Presidenta de la European Community Studies Association, Chapter México y Responsable del proyecto de investigación: "Análisis comparativo entre los proyectos de integración de la Unión Europea, el MERCOSUR, el TLCANy el ALCA", DGAPA, UNAM.
Páginas:695-709
RESUMEN

Introducción - Factores exogenos presentes en la cumbre de Guadalajara - Aspectos relevantes de la declaración de Guadalajara - Nada nuevo en materia de comercio e inversión - Es imperativo revitalizar la relación UE/ALC -

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

La cumbre de Guadalajara: conclusiones y perspectivas

Rosa María Pinon Antillon

Presidenta de la European Community Studies Association, Chapter México y Responsable del proyecto de investigación: "Análisis comparativo entre los proyectos de integración de la Unión Europea, el MERCOSUR, el TLCANy el ALCA", DGAPA, UNAM.

Introducción - Factores exogenos presentes en la cumbre de Guadalajara - Aspectos relevantes de la declaración de Guadalajara - Nada nuevo en materia de comercio e inversión - Es imperativo revitalizar la relación UE/ALC -

Page 697

Introducción

El tema que nos ocupa es sugerente e importante para el estudio de las relaciones entre la Unión Europea, América Latina y el Caribe, toda vez que permite ubicar dichas relaciones en una perspectiva dinámica, donde el énfasis gira en torno a los compromisos asumidos por los Jefes de Estado y de Gobierno de ambas regiones en la III Cumbre que ha tenido lugar en Guadalajara del 28 al 29 de mayo del 2004.

Antes de entrar de lleno en esa materia, es necesario hacer un breve recuento de las transformaciones que ha experimentado el entorno mundial en los últimos tiempos, con el objetivo de ubicar en una dimensión de mayor realismo el carácter de las relaciones entre la Unión Europea, América Latina y el Caribe, a la luz de los constantes cambios que acontecen en el escenario internacional y de la influencia que estos ejercen sobre ambas regiones y la política internacional.

En primer término, las relaciones entre la UE/ALC han dejado de transitar únicamente por la vía bilateral, para dar paso a una significativa influencia de factores exógenos que las afectan; un claro ejemplo fue el conflicto de intereses relacionados con la Guerra en Irak tanto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, como al interior de la propia Unión Europea, sin que América Latina quedase exenta de las diferencias políticas a las que dio lugar dicho conflicto internacional. En segundo lugar, la Unión Europea parece estar cada vez más enfrascada en sus propios asuntos internos: la Ampliación (incluyendo las negociaciones en curso con los países candidatos que aspiran a sumarse a los 25 miembros actuales) y el proceso de ratificación de la nueva Constitución dan testimonio de ello.

Page 698

Factores exogenos presentes en la cumbre de Guadalajara

En la historia contemporánea de finales del siglo XX y principios del nuevo milenio, ningún conflicto internacional había registrado una crisis política de las dimensiones alcanzadas por la Guerra de Irak, siendo sus momentos más álgidos los escenificados en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por Estados Unidos y Gran Bretaña de una parte; y Francia, Alemania y Rusia por la otra. México y Chile también se sumaron al grupo opositor y si bien las tensiones han ido disipándose, el conflicto en Irak representa un foco de inestabilidad política y social no sólo en el Medio Oriente, sino que afecta también al entorno internacional y a un número importante de decisiones políticas al más alto nivel.

Las acciones unilaterales de Estados Unidos en materia de política internacional2 no sólo dañaron la credibilidad de las Naciones Unidas como principal garante de la paz y de la seguridad mundiales; sino que han afectado a otras instancias institucionales de carácter internacional y europeo, como son la OTAN y la Unión Europea. Con relación a esta última, hemos visto con asombro pasar un desfile de políticas exteriores contrapuestas, dando pie al calificativo de conflicto de intereses entre la vieja y la nueva Europa.

No sólo las naciones europeas asumieron posiciones afines a la postura de Estados Unidos y de Gran Bretaña, sino que algunos países latinoamericanos también se sumaron a ellas; mientras la mayoría mundial alzaba su voz para denunciar que se trataba de una guerra ilegal e ilegítima, cuya razón de ser no había sido probada. En efecto, y ante la falta de evidencias, los ejércitos de la ocupación finalmente reconocieron no haber encontrado armas de destrucción masiva, y el Informe del Senado de EEUU ha reconocido la inexistencia de vínculos entre el régimen de Hussein y la organización terrorista Al Qaeda. Argumento este último que con tanta vehemen-Page 699cia presentaron ante sus respectivos pueblos George Bush y Tony Blair para justificar la guerra en Irak.

A la gama de intereses políticos y económicos internos y externos expuesta por unos y otros países, se sumaron algunos factores coyunturales. La opción planteada al mundo por la política belicista del gobierno de George W. Bush fue la de sumarse a la línea marcada por su gobierno; si no se deseaba quedar en la lista negra de los enemigos de EEUU. Bajo esa óptica simplista y aberrante, el pragmatismo se impuso al Derecho Internacional y "la democracia" y "la libertad" fueron diseñadas en Irak de acuerdo a los intereses estadounidenses.

Esta situación es muy preocupante, porque denota el tipo de orden internacional al que aspira la Administración Bush; el marcado unilateralismo del que ésta ha hecho gala, no es un buen presagio toda vez que los intereses de las grandes corporaciones petroleras estadounidenses seguirán influyendo en la política exterior de esa superpotencia; y con ellos, la prevalencia de medios en los que para alcanzar los objetivos de estas corporaciones no se excluyen las vías militares, por el contrario, parecen privilegiarlas.

Aspectos relevantes de la declaración de Guadalajara

El ejercicio de una política internacional con esas características significaría un grave retroceso para la humanidad y cuestionaría los avances en materia de libertades e instauración de regímenes democráticos en regiones y países dominados antes por el autoritarismo y la violencia. Pareciera que las lecciones del pasado no sólo no hubiesen sido aprendidas y que la existencia de otros centros de poder -entre ellos la Unión Europea- formase parte de la realidad virtual a la que parecen proclives los grupos neoconservadores del ala derecha de EEUU.

De ahí la alerta de Francia, Alemania, Rusia -y muchos otros países más- que no están dispuestos a compartir esa visión maniquea del mundo. Afortunadamente, tampoco parece estarlo un número significativo de estadounidenses, quienes consideran la guerra de Irak como ilegítima, y por ende injustificable la presencia de tropas norteamericanas en ese territorio. Y si bien George W. Bush fue reelegido por una amplia mayoría como pre-Page 700sidente de Estados Unidos, a escasos meses de su nuevo mandato, su popularidad ha descendido a pasos agigantados.

La Unión Europea tampoco ha estado exenta de contradicciones. Aún persisten visiones encontradas entre sus miembros sobre la guerra de Irak y las soluciones al conflicto posbélico; no obstante, en la Cumbre de Guadalajara, ésta se comprometió a trabajar con América Latina y el Caribe para hacer de las Naciones Unidas el ámbito idóneo para la prevención de los conflictos, la solución pacífica de las controversias, el manejo de las crisis, las operaciones para el mantenimiento de la paz y las operaciones para la construcción de la paz en situación de postconflicto, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y los principios del Derecho Internacional.

En dicha Cumbre, los jefes de Estado y de Gobierno de ambas regiones reconocieron también que era necesario hacer más ágil y efectivo el sistema multilateral, a fin de enfrentar en mejores condiciones las amenazas y los desafíos globales. A ese respecto, la reforma y revitalización de las Naciones Unidas (la Asamblea General y el Consejo de Seguridad incluidos) constituye una acción ineludible; es la consecuencia lógica de una lucha para hacer prevalecer la multipolaridad, la libertad y la democracia como formas de convivencia entre Estados soberanos e interdependientes.

La Cumbre de Guadalajara constituyó asimismo, un punto de encuentro entre la Unión Europea y América Latina, toda vez que ambas regiones se comprometieron...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA