Crónica de la Unión Europea 2017 (enero - diciembre 2017)

Autor:Jorge Tuñón y Uxía Carral
Cargo:Doctor Europeo en Relaciones Internacionales y ComunicaciónProfesor de la Universidad Carlos III de Madrid. Becaria del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en el marco del Departamento de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos III de Madrid.
Páginas:1-24
 
EXTRACTO GRATUITO
www.reei.org
DOI: 10.17103/reei.34.17
CRÓNICA DE LA UNIÓN EUROPEA 2017
(ENERO DICIEMBRE 2017)
Jorge Tuñón y Uxía Carral
Sumario: I. INTRODUCCIÓN. II. LAS PRESIDENCIAS ROTATORIAS DE LA UNIÓN
EUROPEA EN 2017. III. LOS CONSEJOS EUROPEOS DE 2017. IV.
CONCLUSIONES, FUTURO Y PREVISIONES PARA 2018.
I. INTRODUCCIÓN
El año 2017 aparecía en el horizonte europeo como la oportunidad para hacer olvidar
algunos de los acontecimientos que, ocurridos en 2016, venían a ensombrecer la
paulatina recuperación económica y financiera de la Unión Europea (UE), pero también
su posicionamiento en el propio tablero geopolítico mundial. Tal y como venimos
insistiendo durante los últimos ejercicios
1, pero también cómo nos referimos
específicamente hace un año2, la UE viene teniendo que lidiar desde 2016 con las
consecuencias de tres eventos muy trascendentes, que en cierta manera han golpeado
con diferente virulencia los cimientos de la Unión. Los atentados de Bruselas del 22 de
marzo de 2016 en el corazón de la capital europea3; el resultado del referéndum en el
Reino Unido, por el que el 23 de junio de 2016 los ciudadanos de dicho país optaron por
su salida (sin precedentes) de la UE; y
Doctor Europeo en Relaciones Internacionales y Comunicación. Profesor de la Universidad Carlos II I de
Madrid (jtunon@hum.uc3m.es ), © Jorge Tuñón. Todos los derechos reservados. Directo r de la Acción
Jean Monnet 587167-EPP-1-2017-1-ES-EPPJMO “EU Communication Policy in times of Crisis:
Challenge or Miracle? , con el apoyo Programa Erasmus + de la Unión Europea
 Becaria del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en el marco del Departamento de Periodismo
y Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos III de Madrid.
1 Tuñón, J. (20162: “Crónica de la Unión Europea (Enero -Diciembre 2012)”, en Revista Electrónica de
Estudios Interna cionales. http://www.reei.org/lareei/ ; Tuñón, J. (2013): “Crónica de la Unión Europea
(Enero-Diciembre 2013)”, en Revista Electrónica de Estudios
Interna cionales. http://www.reei.org/lareei/ ; Tuñón, J. (2014): “Crónica de la Unió n Europea (Enero-
Diciembre 2014)” , en Revista Electrónica de Estudios Interna cionales, http://www.reei.org/lareei/ ; y
Tuñón, J. (2015): “Crónica de la Unión Europea (Enero-Diciembre 2015)”, en Revista Electr ónica de
Estudios Interna cionales. http://www.reei.org/la reei/ .
2 Tuñón, J. (2016): “Crónica de la Unión Europea (Enero-Dicie mbre 201 6)”, en Revista Electrónica de
Estudios Interna cionales. http://www.reei.org/la reei/ .
3 Tuñón, J. (2015), Bruselas, capital del P ánico. Edición del periódico « El Confidencial » del 23 de
noviembre de 2015,http://blogs.elconfidencial.com/mundo/tribuna-internacional/2015-11-23/bruselas-
capital-del-panico_1104799/ T uñón, J. (2016), Año Nuevo ¿Vida nueva en Bruselas? Edición del
periódico « El Confidencial » del 3 de enero de 2016, http://blogs.elconfidencial.com/mundo/tribuna-
internacional/2016-01-03/ano-nuevo-vida-nueva-en-bruselas_1130084/
[34] REVISTA ELECTRÓNICA DE ESTUDIOS INTERNACIONALES (2017)
- 2 -
DOI: 10.17103/reei.34.17
los resultados de las últimas elecciones norteamericanas del 8 de noviembre de 2016
que dieron la presidencia al controvertido magnate (y poco condescendiente con la
Política Exterior o con la misma UE), Donald Trump, vinieron a suponer un triple
desafío para UE, que la misma bien debiera tomar como últimas oportunidades para
actuar de palanca o catapulta que puedan hacer salir a la UE del ostracismo y del
permanente declive y la amenaza de intrascendencia global, en los que se encuentra
sumida desde la mitad de la primera década del presente siglo. Bien hemos podido
comprobar durante 2017, que aquellos acontecimientos, no solo se han convertido en
pilares decisivos sobre los que ha recaído la acción política de la UE, sino que
lamentablemente han abierto heridas, lejos todavía de haber sido cicatrizadas.
De una parte, lamentablemente el yihadismo islámico viene golpeando fuertemente y
con una asombrosa periodicidad el territorio europeo. La última de las frecuentes
muestras del mismo la encontramos tristemente el pasado 17 de agosto en las Ramblas
barcelonesas, lugar en el que un nuevo atentado terrorista reivindicado posteriormente
por el Estado Islámico, segó la vida de 16 personas.
De otra parte, 2017 ha asistido impasible a la partida de ajedrez entre los gobiernos
europeo y británico de cara a la desconexión o salida del Reino Unido de la Unión.
Firmada la carta oficial por la que el Reino Unido iniciaba su proceso de salida, apenas
unos días después de la celebración en Roma del 60 aniversario del Tratado
Constitutivo de 1957, desde aquel momento comenzó a correr el plazo de dos años
previsto al efecto. Más allá de los casi ocho meses pasados desde entonces, pocos
avances parecen haberse alcanzado en 2017, en una de las principales tareas pendientes
para 2018. Hasta la fecha parece que se ha tratado más de una carrera de obstáculos y
reproches, que de poner las bases para un divorcio más o menos satisfactorio para
ambas partes. Mientras que el Reino Unido pretende mantener ciertos privilegios
adquiridos durante su pertenencia a la UE, los gobiernos alemán y francés
principalmente, no parecen hasta el momento, muy por la labor de lo anterior.
Por último, la presidencia Trump no parece ser especialmente empática con Europa o
con la Unión Europea. De hecho, no hay rastro de noticias de aquel Acuerdo de Libre
Comercio entre Estados Unidos y la UE, que no pudo ser concluido durante la
Administración Obama
4. Además, los desencuentros, tanto protocolarios como en
materia de ciertas políticas como la climática y medio-ambiental, han sido más que
evidentes en el marco del ejercicio 2017.
Más allá de lo anterior y dentro del marco de actuaciones comentado, tras las últimas
elecciones al Parlamento Europeo de 2014 (con las novedades respecto a legitimidad
democrática, conformación de partidos políticos paneuropeos y el ligerísimo incremento
de participación por primera vez en décadas) y la conformación de la denominada
Comisión Juncker (como ya comentamos en las ediciones de 2014, 2015 y 2016 de la
presente crónica); la UE ha venido haciendo poco a poco sus deberes en el marco de una
4 Tal y como reflejábamos hace un año, el futuro del acuerdo estaba más que en el aire. De una parte, por
la imprevisibilidad del nuevo presidente electo norteamericano. Pero también por las reticencias de
diferentes agentes sociales europeos.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA