Crónica de la Unión Europea 2015 (Enero - diciembre 2015)

Autor:Jorge Tuñon
Cargo:Doctor Europeo en Relaciones Internacionales y Comunicación. Profesor de la Universidad Carlos III de Madrid e investigador invitado por el Colegio de Europa (Brujas, Bélgica) ( jtunon@hum.uc3m.es ).
Páginas:1-25
 
EXTRACTO GRATUITO
www.reei.org
DOI: 10.17103/reei.30.23
CRÓNICA DE LA UNIÓN EUROPEA 2015 (ENERO -
DICIEMBRE 2015)
Jorge Tuñón
Sumario:
I.
I
NTRODUCCIÓN
.
II.
L
AS PRESIDENCIAS ROTATORIAS DE LA
U
NIÓN
E
UROPEA EN
2015.
III.
L
OS
C
ONSEJOS
E
UROPEOS DE
2015.
IV.
C
ONCLUSIONES
,
FUTURO Y PREVISIONES PARA
2016.
I.
I
NTRODUCCIÓN
Tras el denominado año de inflexión o transición protagonizado por la Unión Europea
(UE) en 2014
1
, con motivo de su paulatina recuperación económica y financiera, 2015
no puede haber sido sino un año convulso, no tanto en materia económica sino por
cuanto ha tenido que ver (principalmente) con aquellas cuestiones, muchas de ellas
ligadas a la Política Exterior o a la de Vecindad, que de manera previsible o del todo
imprevisible, han copado la atención europea durante los dos semestres de 2015. Si bien
podían haberse previsto a inicios del ejercicio el desarrollo de las negociaciones para el
Acuerdo de Comercio e Inversiones entre la UE y Estados Unidos, o la presentación de
un conjunto de requisitos a negociar con la propia UE por parte del Primer Ministro
británico, David Cameron, de cara a la actualización de la pertenencia del Reino Unido
a la UE, otros acontecimientos no resultaban tan predecibles hace solo doce meses. Nos
referimos al drama del deterioro de la situación griega; a la gestión de la oleada de
refugiados que provenientes esencialmente de Siria, comenzó a inundar la Unión
Europea el pasado verano; o a la ofensiva terrorista yihaidista que abrió el año con la
matanza de Charlie Hebdo (7 de enero) y lo culminó con los atentados múltiples del 13
de noviembre de París, y con la caótica situación de la misma capital europea, Bruselas,
que permaneció en alerta máxima por “inminente ataque terrorista” durante al menos
una semana a finales del citado noviembre
2
.
Dentro del marco de actuaciones comentado, tras las elecciones al Parlamento Europeo
Doctor Europeo en Relaciones Internacionales y Comunicación. P rofesor de la Universidad Carlos III de
Madrid e investigador invitado por el Colegio de Europa (Brujas, Bé lgica) ( jtunon@hum.uc3m.es ).
1
Tuñón, J. (2012): “Crónica de la Unión Europea (Enero-Diciembre 2012)”, en Revista Electrónica de
Estudios Internacionales. http://www.reei.org/lareei/ ; Tuñón, J. (2013): “Crónica de la Unión Europea
(Enero-Diciembre 2013)”, en Revista Electrónica de Estudios Internacionales.
http://www.reei.org/lareei/ ; y Tuñón, J. ( 2014): “Crónica de la Unión Europea (Enero -Diciembre 2014)”,
en Revista Electrónica de Estudios Internacionales. http://www.reei.org/lareei/
2
Tuñón, J. (2015), Bruselas, capital del Pánico. Edición del periódico « El Confidencial » del 2 3 de
noviembre de 2015, http://blogs.elconfidencial.com/mundo/tribuna-internacional/2015-11-23/bruselas-
capital-del-panico_1104799/
[30]
R
EVISTA
E
LECTRONICA DE
E
STUDIOS
I
NTERNACIONALES
(2015)
- 2 -
DOI: 10.17103/reei.30.23
de 2014 (con las novedades respecto a legitimidad democrática, conformación de
partidos políticos paneuropeos y el ligerísimo incremento de participación por primera
vez en décadas) y la conformación de la denominada Comisión Juncker (como ya
comentamos en la edición de 2014 de la presente crónica); la UE va haciendo poco a
poco sus deberes en el marco de una suave y lenta recuperación económica. Mientras
que la economía mundial mejora lentamente, la UE, cual administración burocrática, va
cumpliendo con sus deberes. Es por ello que 2015 continuó con la implementación del
nuevo Marco Financiero Plurianual 2014-2020; o celebró sendas presidencias rotatorias
de la UE, precisamente en el territorio de dos países de los denominados pequeños de la
UE, Lituania y Luxemburgo, con aparente éxito y normalidad.
Tal y como ya se señalaba en la precedente crónica de 2014, 2015 ha supuesto, entre
otras cosas, un periodo de consolidación y profundización de aquellas iniciativas y
proyectos europeos puestos en marcha en 2014 por el doble motivo del cambio de
legislatura europea y del comienzo de la implementación del nuevo Marco Financiero
Plurianual 2014-2020, también denominado como Horizonte 2020. No en vano, como
decíamos: “la puesta en marcha del actual Marco Financiero Plurianual 2014-2020,
sobre el que si bien en su momento se vertieron las correspondientes críticas por
insuficiente y por cuanto a su vinculación con la contracción del proceso europeizador
al alcanzarse el hito de la primera reducción presupuestaria de la historia de la propia
UE, al menos resulta menos gravoso que el riesgo de la ausencia del mismo y supone un
eje financiero de funcionamiento sobre el que erigir el proyecto europeo y las políticas
de solidaridad de la UE, paliando, en la medida de lo posible, todas aquellas posturas
euroescépticas, que no solo menoscabaron el acuerdo acerca del mismo, sino también
otro de los hitos destacados del ejercicio 2014, la constitución de la denominada,
‘Comisión Juncker’”
3
.
Efectivamente, la Comisión Juncker, que no ha tenido precisamente un comienzo poco
complicado por cuanto respecta a los avatares inesperados con los que se ha visto
obligada a lidiar, es heredera de las elecciones al Parlamento Europeo, que celebradas
en mayo de 2014 brindaron a los votantes europeos, la oportunidad de influir en el
curso político futuro de la UE al elegir a los 751 diputados al Parlamento Europeo que
deben representar los intereses de la ciudadanía europea hasta 2019. No fueron unas
elecciones más, sino que la UE, consciente de la creciente desafección de su ciudadanía
para con el proyecto europeo, planteó unas elecciones con partidos paneuropeos, de las
que el candidato del ganador, debería ser el futuro presidente de la Comisión Europea,
tal y como sucedió con el conservador luxemburgués Jean Claude Juncker, cabeza de
lista del Partido Popular Europeo, que repitió victoria por delante del Partido Socialista
Europeo. Incluso y, entre otros, con motivo de la campaña “Acción, Reacción,
Decisión”, para estimular el voto de la ciudadanía europea, por primera vez se detuvo y
se invirtió el tradicional crecimiento de la abstención en los comicios europeos. A pesar
de las vicisitudes de la elección de Juncker, quien debió luchar contra las reticencias
3
Tuñón, J. (2014): “Crónica de la Unión Europea (Enero-Diciembre 2014)”, en Revista Electrónica de
Estudios Internacionales. http://www.reei.org/lareei/

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA