Crónica de la política exterior española (julio 2001-julio 2002)

Autor:Castaño García/Rodríguez Manzano/Sotillo Lorenzo
Cargo:Profesores de Universidad de Relaciones Internacionales.
Páginas:934-985

Page 934

1. Cuestiones generales

El Consejo de Política Exterior, reunido el 6 de septiembre, da luz verde al Primer Plan de Acción en el África Subsahariana, para el período 2001 y 2002. Trata también sobre la candidatura española al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en el año 2003, el apoyo a los países candidatos a la ampliación de la UE, el estado de las relaciones con Estados Unidos y la situación en Macedonia.

El Presidente Aznar participa, el 7 de septiembre, en el Foro Ambrosetti. Se reúnen en Madrid, el 10 de septiembre, los noventa y siete embajadores acreditados ante ciento noventa y cuatro Estados y Organismos Internacionales. En la reunión se resaltan las carencias de personal y materiales del Ministerio de Asuntos Exteriores. En el discurso de inauguración, el Presidente Aznar pide que se asuma el riesgo de la iniciativa para no ir a rastras de otros países; señaló también que la «marca España» es más atractiva que nunca. Aznar habló un rato con el Embajador en Marruecos Fernando Arias-Salgado. En la cena, el Ministro Piqué invitó a los embajadores a volcarse en los trabajos de la presidencia española del Consejo de la UE, ya que Europa y las cuestiones europeas son la prioridad absoluta de la política exterior de España. La agenda de la reunión se ve alterada por los atentados contra Estados Unidos del 11 de septiembre.

El Ministro de Administraciones Públicas, Jesús Posada, inicia el 11 de septiembre conversaciones con los Gobiernos Autónomos para dar a conocer la postura del Gobierno sobre la participación de las Comunidades en foros internacionales, en el marco de los preparativos de la Ley de Cooperación. El 2 de octubre el Congreso debatió y rechazó, por la oposición del Partido Popular, una Proposición no de Ley relativa a la participación de las Comunidades Autónomas en el Consejo de la UE (DS/C, núm. 109).

El 11 de septiembre, tras los atentados terroristas contra el World Trade Center en Nueva York y el «Pentágono» en Washington, se convoca al Gabinete de Crisis del Gobierno, al que se incorpora el Presidente Aznar tras regresar urgentemente desde Estonia, donde estaba en viaje oficial; se pone en alerta a las Fuerzas Armadas. Ese mismo día el Pleno del Congreso de los Diputados aprueba una declaración institucional condenando los atentados (BOCG/C, Serie D, núm. 228, de 12 de septiembre de 2001). Tras su audiencia con el Rey, el día 12, Aznar habla con el Presidente de turno del Consejo de la UE, Guy Verhofstadt, para trasladarle la conveniencia de acelerar los trabajos para la consecución del espacio europeo de seguridad, libertad y justicia. El Ministro Piqué expone la posición del Gobierno español ante la Comisión de Asuntos Exteriores, el día 13; Piqué recuerda que la puesta en práctica del artículo 5 del Tratado de la Alianza Atlántica requiere un nuevo acuerdo de todos los miembros y que no es de aplicación automática en el caso de que se determinara que el ataque fue dirigido desde el extranjero.

El 12 de septiembre, el Pleno del Senado aprueba una declaración institucional con motivo de los atentados terroristas ocurridos en Estados Unidos el 11 de septiembre (BOCG/S, Serie I, núm. 260, de 12 de septiembre de 2001).

El 13 de septiembre el Ministro de Asuntos Exteriores informa a la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de la situación creada por los atentados terroristas del 11 de septiembre (DS/C, Comisiones, núm. 289). Page 935

El día 14, el Ministro Portavoz informa, tras el Consejo de Ministros, que se ha reunido el Consejo de Política Exterior, decidiéndose el recorte del viaje del Presidente Aznar. Se suspende su viaje a Chipre y Malta, pero se mantiene el que realizará a Turquía y Bulgaria.

La Asociación Mundial de Periódicos se reúne en Bilbao, el 14 y 15 de septiembre, con la presencia de doscientos sesenta periodistas, que aprueban el manifiesto «Terrorismo contra los medios informativos».

El Presidente Aznar se reúne en Madrid, el 25 de septiembre, con el historiador y analista político Timothy Garton Ash.

El Presidente Aznar obtiene el respaldo de la mayoría parlamentaria a su propuesta de que España forme parte de la coalición internacional contra el terrorismo, formuladas ante el Congreso de los Diputados, el 26 de septiembre. Este mismo día, las Fuerzas de Seguridad españolas detienen a seis argelinos que presuntamente constituían una célula de una organización terrorista islámica argelina relacionada con el terrorista internacional de origen saudí Bin Laden.

Según una encuesta del CIS, dada a conocer el 2 de octubre, el 78 por 100 de los españoles quiere que España entre en la coalición internacional para luchar contra el terrorismo.

El 2 de octubre, la encargada de negocios de la Embajada de Estados Unidos, Heather M. Hodges, se reúne con el Secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Miquel Nadal y el Secretario General, Javier Garrigues, para aportarles la información sobre las implicaciones de Osama Bin Laden y su organización Al Qaeda, en los ataques contra Washington y Nueva York el 11 de septiembre.

El 5 de octubre, el Ministro Piqué, explica esa información, la respuesta internacional frente al terrorismo y el papel de España, en el Congreso de los Diputados (DS/C, Comisiones, núm. 322).

Tras los ataques de Estados Unidos contra Afganistán el 7 de octubre, el Presidente Aznar, avisado por el Vicepresidente Cheney del inminente ataque, asegura que unidades españolas se encuentran ya cumpliendo en el marco de la Alianza Atlántica las misiones que les han sido encomendadas y que España está dispuesta a seguir aportando su esfuerzo, tanto con medios materiales como personales. Dijo que «no es hora de vacilaciones, es hora de actuar con decisión, con coraje y con determinación para enfrentarnos con los terroristas y derrotarles». El Gabinete de Crisis pone en estado de alerta a las Fuerzas Armadas y a las Fuerzas de Seguridad del Estado, medidas que estaban en vigor desde el mismo 11 de septiembre.

El Presidente Aznar se reúne el 9 de octubre con el Ministro de Defensa, Federico Trillo, y con los miembros de la cúpula militar para decidir sobre las «capacidades militares» que España ofrecerá a Estados Unidos en su operación contra el terrorismo. El Ministro Piqué, desde Bruselas, donde asiste al Consejo de Asuntos Generales de la UE, dice que no se entendería que España tuviera otra actitud, porque lleva años pidiendo la solidaridad internacional en la lucha contra el terrorismo.

Ese mismo día se reúne la Comisión Interministerial creada para analizar los cambios legislativos para congelar y requisar las cuentas de grupos terroristas y de quienes les apoyen, y para cortar las vías de financiación, tal como se acordó por la Resolución 1373, aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU el 28 de septiembre, que da un plazo de noventa días para que los Gobiernos informen de las medidas adoptadas.

El 10 de octubre, los Ministros de Asuntos Exteriores, Piqué, y de Defensa, Federico Trillo, comparecen ante el Congreso de los Diputados para informar sobre la situación política internacional, la operación contra Afganistán y la futura implicación española (DS/C, Comisiones, núm. 335).

El Secretario de Estado de Asuntos Exteriores comparece en la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado, a petición propia, para informar sobre la evolución de los acontecimientos que se vienen produciendo en la escena internacional...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba