Crónica de Hechos Internacionales (Enero - Junio 2016)

Autor:Marta Iglesias Berlanga - Carmen Quesada Alcalá
Cargo:Profesora de Derecho Internacional Público en el IEB y en ICADE y Profesora Titular de Derecho Internacional Público de la Universidad Nacional de Educación a Distancia
Páginas:1-32
www.reei.org
DOI: 10.17103/reei.32.16
CRÓNICA DE HECHOS INTERNACIONALES
(ENERO - JUNIO 2016)
Marta Iglesias Berlanga* y Carmen Quesada Alcalá*
Sumario: I. ELECCIONES Y CAMBIOS POLÍTICOS EN EL MUNDO. II. RELACIONES
Y CONTROVERSIAS ENTRE ESTADOS. III. LOS ESTADOS Y EL TERRORISMO. IV.
LOS ESTADOS Y LA SEGURIDAD. V. LAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES
Y LOS ESTADOS. UNIÓN EUROPEA. VI. OTROS.
I. ELECCIONES Y CAMBIOS POLÍTICOS EN EL MUNDO
1. Elecciones en Portugal
El 25 de enero de 2016, el socialdemócrata Marcelo Rebelo de Sousa fue elegido
Presidente de Portugal con un 52% de los votos, por lo que no precisó una segunda
vuelta. Según el escrutinio, el segundo candidato fue Sampáio sa Nóvoa (22,7%) y el
tercero Marisa Matías (10%), candidata del Bloco de Esquerda y la gran sorpresa de los
resultados pues dobló en votos al candidato comunista Edgar Silva, que quedó en quinto
lugar. La abstención se acercó al 52%.
Desde la Revolución de Abril de 1974, Portugal ha vivido nueve elecciones para la
Presidencia y sólo en una ocasión se tuvo que recurrir a la segunda vuelta. Fue en 1986,
cuando se impuso el candidato del PSD, Freitas do Amaral, pero sólo con el 46,3% de
los votos, seguido de Mario Soares (PS, 25,4%) y Salgado Zenha (PCP, 20,8%). En la
segunda vuelta, la izquierda se unió en torno a Soares y ganó con el 51% frente al
48,8% de Freitas do Amaral.
De esta surte, en 40 años y nueve elecciones, Portugal ha tenido cuatro Presidentes, ya
que todos ellos fueron reelegidos: el militar Ramalho Eanes (independiente apoyado por
la izquierda, 1976-1986); los socialistas Mario Soares (1986-1996) y Jorge Sampáio
(1996-2006) y el socialdemócrata Aníbal Cavaco Silva (2006-2016). Rebelo de Sousa
es, por tanto, el quinto Presidente del país.
2. Elecciones en Austria
El 23 de mayo de 2016, el ecologista Alesander Van der Bellen resultó ganador de
segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas en Austria, impniéndose al
ultraderechista y euroescéptico candidato del FPÖ, Norbert Hofer en el voto por correo.
* Profesora Doctora de Derecho Internacional Público en el IEB y en ICADE.
* Profesora Titular de Derecho Internacional Público en la Facultad de Derecho de la UNED.
[32] REVISTA ELECTRÓNICA DE ESTUDIOS INTERNACIONALES (2016)
- 2 -
DOI: 10.17103/reei.32.16
Ambos candidatos empataron aunque Hofer tenía una ventaja de 144.000 votos,
demasiado poco dado que el 14 por ciento del censo votó por correo.
Los analistas aventuraban que el voto por correo beneficiaria a Van der Bellen, y de
hecho el marcador dio la vuelta a favor del antiguo líder del partido de Los Verdes a
mitad del recuento. La victoria de Van der Bellen sería recibida con alivio por el
gobierno austriaco, que evita así una cohabitación con el FPÖ, pero también en la Unión
Europea, que se ahorra contar entre sus jefes de Estado con un euroescéptico confeso
que, además de poner cortapisas al proyecto europeo, pudiera dar alas a la derecha
populista en Europa.
Entre las consecuencias derivadas de un triunfo de Hofer, algunos analistas auguraban
el aislamiento internacional de Austria, dando por hecho que ningún país estaría
dispuesto a recibir con honores a un ultraderechista, y, a nivel interno, crisis política con
posible adelanto de las elecciones generales, previstas para 2018.Van der Bellen,
profesor de Economía, había defendido posiciones en las antípodas de su contrincante.
En el último tramo de su carrera a la Jefatura del Estado, el candidato ecologista había
contado con el apoyo explícito de destacadas figuras de la cultura y de la economía de
Austria, aunque ese apoyo iba más destinado a evitar el triunfo de Hofer que a su figura.
También hizo campaña a su favor el flamante canciller austriaco, el socialdemócrata
Christian Kern.
El 8 de junio de 2016, el derechista Partido Liberal de Austria (FPÖ) recurrió ante el
Tribunal Constitucional en Viena el resultado de la segunda vuelta de las elecciones
presidenciales del 22 de mayo -en las que su candidato, Norbert Hofer, perdió por sólo
30.863 votos contra el ecologista Alexander Van der Bellen- ante "los errores masivos e
irregularidades detectadas", según el líder del FPÖ, Heinz Christian Strache, que pedía
por ello la repetición de los comicios. Los abogados de FPÖ presentaron un escrito de
150 folios al Constitucional contestando "con pruebas" los resultados electorales.Según
Strache, en 94 de los 117 distritos electorales austriacos, el recuento del voto por correo
comenzó el mismo día de las elecciones y no al día siguiente, como marca la ley, y, en
una docena de casos, la comisión electoral no contó todos los votos sino que hizo una
preselección.
Strache calculaba que esa decisión afectaba a 573.275 papeletas de las casi 800.000
emitidas por correo. Strache, que ya en la noche electoral mostró su extrañeza por el
vuelco del escrutinio a favor de Van der Ballen respecto a Hofer dejando entrever con
ello que la victoria de éste podría ser fruto de irregularidades, aseguró que lo más
adecuado sería cortar por lo sano y "repetir las elecciones".
La decisión que cabe esperar del Constitucional sería la repetición de las elecciones en
los departamentos contestados. La victoria de Van der Bellen ahora contestada por el
FPÖ fue recibida con alivio por el Gobierno austríaco, que se evitaba con ello cohabitar
con un partido ultranacionalista, anti migración y xenófobo, sino también en la Unión
Europea, que se ahorraba contar entre sus Jefes de Estado con un euroescéptico confeso
Crónica d e Hechos Internacionales (Ener o - Junio 2016)
- 3 -
DOI: 10.17103/reei.32.16
que, además de poner cortapisas al proyecto europeo, pudiera dar nuevas y más alas a la
derecha populista en Europa.
3. La líder opositora Aung san suu kyi, ministra en Myanmar
El 22 de marzo de 2016, se anunció que la premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi,
formaría parte del nuevo gobierno birmano, encabezado por el presidente electo, Htin
Kyaw, el primero elegido democráticamente en más de cinco décadas. .El presidente del
legislativo, Mahn Win Khaing Than, nombró a los dieciocho miembros del ejecutivo sin
asignar aun las carteras, en una breve sesión parlamentaria retransmitida por internet por
la propia cámara. Suu Kyi, que en campaña electoral aseguró que dirigiría el gobierno
desde la sombra, se perfila como ministra de Asuntos Exteriores del próximo gobierno,
que junto al nuevo Jefe de Estado, tomó posesión el 30 de marzo. El ejecutivo de la
Liga Nacional para la Democracia (NLD) de Suu Kyi tendría 21 ministerios y 18
ministros, lo que supone una rebaja con respecto a los 36 ministerios que formaban el
gobierno saliente del ex general Thein Sein.
Entre los nombres anunciados también hay los de tres militares que habían sido
propuestos por el Ejército y que asumirían los ministerios de Defensa, Fronteras e
Interior, tal como establece la Constitución aprobada por la última junta militar.
Además de los ministros, el gobierno contaría con dos vicepresidencias que serían para
el teniente general Mying Swe y el diputado de la NLD, cristiano y de la minoría chin,
Henry Van Thio. Ambos fueron derrotados en la votación parlamentaria en la que Htin
Kyaw fue elegido presidente el pasado 15 de marzo, gracias a la mayoría absoluta que la
NLD obtuvo en las elecciones de noviembrede 2015, las primeras no organizadas por
los militares desde 1960.
Recordemos que Suu Kyi, cuyos dos hijos tienen pasaporte británico, no pudo optar a la
presidencia debido a una norma de la Constitución que veta para el cargo a candidatos
con familiares extranjeros. La última junta militar cedió en 2011 el poder a un gobierno
afín encabezado por Thein Sein, quien inició una serie de reformas políticas y
económicas premiadas con el levantamiento de sanciones por parte de la Unión Europea
y Estados Unidos.
II. RELACIONES Y CONTROVERSIAS ENTRE ESTADOS
1. Tensión entre los Estados Unidos de América e Irán
El 2 de enero de 2016, la decisión norteamericana de aplicar medidas de autotutela
contra Irán por el desarrollo de su programa de misiles balísticos volvió a recrudecer las
relaciones entre ambos países, relaciones que nunca han sido pacíficas, ni siquiera tras
el acuerdo nuclear firmado en julio de 2015.
Desde que en noviembre de 2015, Naciones Unidas denunciara que Irán había violado
la resolución sobre el programa nuclear con dos pruebas de misiles consecutivas, el

To continue reading

Request your trial