La crisálida de Europa en el umbral del siglo XXI. (Conferencia inaugural de la sociedad Europea de derecho internacional, «el derecho internacional en Europa: entre la tradición y la renovación», Florencia, 13-15 de mayo de 2004)

Autor:Esther Barbé Izuel/Alegría Borrás Rodríguez/Cesáreo Gutiérrez Espada
Páginas:501-507
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 501

En el mes de mayo de 2004, durante los días 13, 14 y 15, participé en una fascinante Conferencia internacional celebrada en «Villa La Pietra», sede de la New York University Law School (NYU Law School) en Florencia, y titulada El Derecho internacional en Europa: entre la tradición y la renovación. Se acogieron dos acontecimientos en un solo acto: la presentación de la Sociedad Europea de Derecho internacional, utilizando la terminología inglesa European Society of International Law (ESIL), y la celebración de la primera Conferencia.

En mayo de 2001, los editores de European Journal of International Law (EJIL), B. Simma, Ph. Alston, A. Cassese, P.-M. Dupuy y J. Weiler, con el apoyo del profesor de la Universidad de Viena, H. Neuhold, reunidos en Florencia, y con el apoyo del Instituto Universitario Europeo acariciaron la idea de crear una Sociedad que aglutinase los intereses de la disciplina en Europa. Después de un tiempo se llegó a materializar la ilusión: fundar la Sociedad Europea de Derecho internacional. Los obstáculos no fueron pocos, y no pocas las horas de trabajos preparatorios antes de la decisión final. La creación de la ESIL coincide con un período de profundos cambios en Europa y en el mundo con la consabida atención de los internacionalistas. La apuesta decidida por contrarrestar la globalización a través de instituciones, instrumentos y mecanismos internacionales, así como la creciente importancia de desarrollar un espacio europeo en el que debatir acerca de cuestiones internacionales, y la necesidad de crear un foro en el que facilitar una más estrecha cooperación entre los internacionalistas explican la razón de ser de la ESIL. La ampliación de la Unión Europea a nuevos miembros, el reto de laPage 502 Constitución europea, la búsqueda de un referente para los europeos, el poderío e influencia doctrinal de Estados Unidos proyectada sobre el continente y, sobre todo, la fractura abierta a propósito de la guerra de Iraq por la respuesta de la «vieja» Europa a la política exterior de Estados Unidos aceleraron el nacimiento de la ESIL. Coincidiendo con la crisálida de Europa nace esta nueva Sociedad, no queda sino felicitar a quienes han puesto en marcha tan magno proyecto a sabiendas de que el camino por recorrer no está exento de obstáculos.

La ESIL, como organización sin ánimo de lucro (constituida bajo derecho holandés), tiene como misión la promoción del estudio del Derecho internacional y el imperio del Derecho en las relaciones internacionales en un espíritu de cooperación con las asociaciones nacionales e internacionales que trabajan en este ámbito (Constitución de la ESIL, disponible en http:// www.esil-sedi.org/enhlish/constitution.html). Con tal fin, organiza y apoya el intercambio de ideas en materias de interés común para los internacionalistas en Europa y más allá; promociona análisis de la disciplina; proporciona un foro de discusión amplio, plural y flexible; promueve el estudio y conocimiento del Derecho internacional no sólo entre internacionalistas, sino también entre el público en general, además de mantener viva la tradición europea (en la línea de los estudios monográficos publicados por la EJIL sobre Ch. de Visscher, H. Kelsen, H. Lauterpacht, A. Verdross, D. Anzilotti y G. Scelle) y fomentar los intereses europeos en Derecho internacional. Su estructura orgánica se articula en torno a una Asamblea de miembros, un Consejo Ejecutivo, un Comité de Dirección (presidente, vicepresidente, secretario general y tesorero) y distintos Comités (Comité de Investigación y Publicaciones, Comité de la Conferencia y otros Comités que pudiesen crear la Asamblea o el Consejo). La ESIL es, ante todo, un magnífico foro de encuentro para los más jóvenes en donde estrechar lazos, intercambiar puntos de vista y hasta quizás compartir proyectos de investigación en común.

El principal evento de esta Sociedad es la celebración de la Conferencia, al menos una cada dos años, junto a otro tipo de actividades con el fin de intercambiar ideas y establecer un diálogo directo con los internacionalistas y un sector amplio de la población. El tema elegido para la Conferencia inaugural fue cuanto menos sugerente y conveniente en este estadio de desarrollo de la disciplina. Los académicos presentes en el evento analizaron una amplia gama de problemas inquietantes del Derecho internacional reflejando la dualidad conceptual de la disciplina. En efecto, el Derecho internacional es concebido bien como movimiento de ideas, o bien como proliferación de nuevas formas institucionales e instrumento con el que proyectar la política exterior de los Estados, pero se subestima hasta qué punto se ha renovado a sí misma sin desviarse significativamente de su identidad disciplinar (Kennedy, D., Rompiendo moldes en el Derecho internacional: Cuando la renovación es repetición, Madrid, trad. I. Forcada, Dykinson, 2002). Este período se caracteriza por la confusión y reflexión en el que no faltan voces críticas pidiendo consolidación y renovación. Ésta es una de esas situaciones que mejor reflejan las repetidas polémicas de iusinternacionalistas en las que se critica a la doctrina por haberse aferrado demasiado tiempo a la definición clásica, al mismo tiempo que se teme la renovación en el sentido de que alejarse de la soberanía sería un tanto prematuro. En el epicentro de esta dialéctica surge la cuestión del papel que Europa jugó en el pasado y el que puede desempeñar en el presente y proyectar en el futuro. Se ha discutido reiteradamente acerca de la amenaza que las distintas tradiciones jurídicas nacionales y los distintos puntos de vista suponen para la universalidad del Derecho internacional, pero aumenta la creencia de que sirve como «gentle civilizer» de las naciones (Koskenniemi, M., The Gentle Civilizer of Nations. The Rise and Fall of International Law 1870-1960, Cambridge, Cambridge U.P., 2002).

La selección de los conferenciantes corrió a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA