Convenio sobre teletrabajo

Páginas:32-33

BRUSELAS, BÈlgica - El tÈrmino teletrabajo, cuya definiciÛn ha planteado histÛricamente diversas dificultades, se consigna en el acuerdo para aludir al trabajo en el que se utilizan las TIC y que se lleva a cabo de manera regular fuera de las instalaciones del empleador. Por tanto, el nuevo convenio cubre a numerosos trabajadores 'mÛviles' o itinerantes, asÌ como a los que desarrollan su actividad en su domicilio.

El convenio fue negociado por tres Ûrganos europeos de representaciÛn de empleadores y por la ConfederaciÛn Europea de Sindicatos, y es la primera vez en Europa que representantes de trabajadores y de empleadores establecen un convenio que se comprometen a llevar a la pr·ctica, sin recurso a la legislaciÛn europea.

El convenio comprende varios aspectos. En primer lugar, se establece que el teletrabajo ha de ser voluntario y que debe reconocerse de manera explÌcita un 'derecho a regresar' a la actividad laboral convencional a solicitud del trabajador o del empleador (salvo en los casos en los que en la descripciÛn inicial del puesto se especifique que se trata de una actividad especÌfica de teletrabajo). Los teletrabajadores se beneficiar·n de los mismos derechos y condiciones laborales que sus compaÒeros en puestos convencionales y, en general, se espera de los empleadores que doten a aquellos de los equipos que requieran para desempeÒar su funciÛn y que asuman la responsabilidad relativa a la adopciÛn de salvaguardas en materia de protecciÛn de datos.

Los empleadores seguir·n siendo responsables de la salud y la seguridad de los trabajadores a distancia, de conformidad con la legislaciÛn vigente. Entre otros aspectos, en el convenio se recogen el derecho a la intimidad y se abordan las cuestiones relativas a Èste.

El acuerdo se basa en numerosos convenios colectivos sobre teletrabajo adoptados en determinadas empresas (sobre todo en las integradas en los sectores de las TI y las telecomunicaciones) y en repertorios de recomendaciones pr·cticas y convenios nacionales o sectoriales sobre teletrabajo establecidos en varios Estados miembros de la UE. Son antecedentes recientes de este instrumento los dos convenios sectoriales sobre teletrabajo dirigidos al conjunto de la UE y negociados para los sectores de las telecomunicaciones y el comercio entre los empleadores y UNI-Europa.

En el contexto del establecimiento de asociaciones de car·cter social en Europa, el factor que ha recibido especial atenciÛn ha sido la naturaleza voluntaria del acuerdo marco. …ste se sirve por vez primera de la 'vÌa voluntaria' recogida en el artÌculo 139 del Tratado de la UE, y se percibe como un modelo para la constituciÛn de futuros acuerdos de asociaciÛn de Ìndole social.

Anna Diamantopoulou, Comisaria europea, acogiÛ favorablemente el acuerdo, reconociendo su condiciÛn de hito y calific·ndolo como un signo de la 'mayorÌa de edad' del di·logo social europeo. El seguimiento del convenio correr· a cargo de un grupo ad hoc compuesto por las partes que lo suscribieron, y se exigir· la elaboraciÛn de un informe conjunto sobre el proceso de aplicaciÛn en el plazo de cuatro aÒos.