Contabilidad ambiental mediante una matriz de contabilidad social

Autor:Laia Pié
Cargo del Autor:Universitat Rovira i Virgili
Páginas:447-466
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 447

Ver Nota563

Page 448

1. Introducción

En los últimos tiempos, las sociedades han realizado un consumo inadecuado de sus recursos naturales, esto ha provocado serios problemas medioambientales. Uno de estos problemas es el cambio climático. Ya que por un lado, es una de las principales amenazas que existen para el desarrollo sostenible y por el otro lado, representa un serio problema que tiene efectos en la economía global, la salud y el bienestar social.

Este problema surge, porque la actividad humana está produciendo emisiones artificiales que añaden dióxido de carbono a la atmósfera, principalmente a través de la quema de combustibles fósiles, y esto ocasiona en mayor o menor grado un calentamiento global. A su vez, provoca un cambio climático que se debe a la intensificación del «efecto invernadero», que es un fenómeno natural causado por varios gases presentes en la atmósfera, y es el responsable de las temperaturas que hacen habitable la Tierra.

La intensificación del efecto invernadero y el consecuente calentamiento del planeta han generado una gran preocupación. Esto se ve reflejado en el nombre y la magnitud de proyectos científicos y conferencias internacionales, que desde los años ochenta se van realizando, para intentar analizar el problema y plantear soluciones.564

Page 449

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo celebrada en 1992 en Río de Janeiro (Brasil), más conocida como «Cumbre de la Tierra de Río», se elaboró y firmó la «Convención Marco de la Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).565

En el cual los países desarrollados, responsables de aproximadamente el 60% de las emisiones anuales de dióxido de carbono en el mundo, se comprometían a reducir antes de 2010 sus emisiones de gases de efecto invernadero a los niveles que tenían antes de 1990. A pesar del avance obtenido en esta convención, se hizo evidente que era necesario obtener un acuerdo más estricto. Por esa razón, en 1997 en Kioto, la Convención Marco de la Naciones Unidas sobre el Cambio Climático elaboro un acuerdo internacional que tenía por objetivo reducir las emisiones de seis gases de efecto invernadero (dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4), óxido nitroso (N2O), hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6)), en un 5% entre 2008 y 2012, tomando los niveles de 1990 como base de referencia.566Este documento

Page 450

es conocido como «Protocolo de Kioto». El acuerdo entró en vigor el 16 de febrero de 2005, tras la ratificación de Rusia.567Para alcanzar estos objetivos, el Protocolo propone por un lado, reforzar o establecer políticas nacionales de reducción de las emisiones (aumento de la eficacia energética, fomentar formas de agricultura más sostenibles, desarrollo de fuentes de energías limpias, etc.). Y por el otro lado, cooperar con las otras partes contratantes (intercambio de experiencias o información, coordinación de las políticas nacionales con vistas a una mayor eficacia por medio de mecanismos de flexibilidad, como el comercio internacional de emisión, mecanismos de aplicación conjunta y mecanismo de desarrollo limpio).

Pero el Protocolo de Kioto expiraba a finales del año 2012. En la 18 Cumbre del Clima de Naciones Unidas que se celebró en Doha sobre cambio climático, en la que participaron casi 200 países, estos aceptaron extender el Protocolo de Kioto hasta 2020. Sin embargo, la segunda fase sólo cubre un 15% de las emisiones globales después de que Canadá, Japón, Nueva Zelanda y Rusia se retiraron. Estados Unidos nunca se ha adherido al pacto en parte porque tampoco está China y otras naciones en desarrollo y rápido crecimiento. Los países intentarán adoptar en 2015 un pacto más amplio que se aplicaría a todas las naciones y entraría en vigor cuando expire la extensión del Protocolo de Kioto.

Las actividades económicas, además de consumir recursos naturales, también generan emisiones y al contrario. Por lo tanto, es necesario analizar conjuntamente la información económica y la información medioambiental. Por eso, las Naciones Unidas en 1993, aprobó el Sistema de Cuentas Nacionales de la ONU. En este manual se formuló por primera vez, el marco contable para evaluar conjuntamente las cuentas nacionales y las

Page 451

estadísticas medioambientales.568Este sistema de Cuentas Nacionales, lo que hacía, era presentar como se tenía que integrar la información econó-mica y la información medioambiental, pero no definía una metodología para poder llevar a cabo esta integración de una forma global y coherente. En 1998 se decidió hacer una revisión del sistema de contabilidad ambiental y económica integrada (SCAEI), el resultado de este trabajo quedo plasmado en el manual SCAEI 2000 publicado en febrero de 2003.569

Este manual lo que hace es ofrecer un marco común para la información económica y ambiental, lo que permite un análisis consistente de la contribución del medio ambiente a la economía y el impacto de la economía sobre el medio ambiente.

Además, de los esfuerzos que ha realizado las Naciones Unidas, para integrar la cuentas económicas y las ambientales, también existen estudios donde se analizan la interacción de la información económica con la información medioambiental.570Una Matriz de Contabilidad Nacional con Cuentas Ambientales (NAMEA), es simplemente una tabla de doble entrada en el que las filas nos reflejan el origen de los recursos que tiene la economía de un país o una región y en las columnas podemos ver los usos o empleos que los agentes económicos hacen de estos recursos. Las sumas de cada fila, tienen que coincidir con la suma de la columna correspondiente a la misma cuenta.

Además de los esfuerzos de las Naciones Unidas para integrar las cuentas económicas y ambientales, varios estudios han analizado la interacción de la información económica y ambiental. Los estudios sobre la incorporación de las emisiones contaminantes y los impactos ambientales en una Matriz de

Page 452

Contabilidad Social (SAM) se hizo por primera vez en la década de los noventa. Por ejemplo, keuning (1992, 1993 y 1994) propuso la construcción de una SAM que incluía cuentas ambientales. Esta matriz integraría variables económicas (se expresarían en términos monetarios) y ambientales (en términos físicos). La contaminación procedente de actividades como producción, consumo e importaciones se presentaría en una cuenta de emisiones.

Por otro lado, xie (1995) construyó una SAM ambiental que consideraba las emisiones contaminantes (residuos líquidos, residuos sólidos y polvo en suspensión).

El primer piloto de Matriz de Contabilidad Nacional, que incluía cuentas ambientales expresadas en unidades físicas, fue desarrollada por los Países Bajos. Este trabajo lo realizaron de Haan y keuning (1996) y fue un intento de integrar los indicadores de desempeño económico y ambiental en un sistema de información. keuning, daLen y de Haan (1999) describieron una NAMEA agregada que se utilizó para comparar la contribución de las actividades económicas de los indicadores económicos con la contribución de las estas a los temas ambientales. En el mismo año, keuning y Steenge (1999), describieron la estructura y metodología de la construcción de un NAMEA. de Haan (1999) presentó una comparación de bases de datos con información económica y ambiental para las economías de Suecia, Alemania, Reino Unido, Japón y Holanda. En el mismo año, ike (1999) describió una NAMEA para Japón, que proporcionó una visión global y coherente de la relación entre la economía y el medio ambiente natural, la base para la aplicación de análisis costo-beneficio y la información necesaria para la planificación de políticas. vaze (1999) describió los antecedentes del trabajo realizado en las cuentas ambientales en el Reino Unido y explicó cómo estas cuentas se calcularon. Los resultados de las cuentas piloto se reprodujeron en un marco NAMEA, de modo que pudieran ser comparados con los NAMEAs que se habían construido en otros países.

Xie y SaLtzMan (2000) construyeron una SAM ampliándola con datos ambientales para China desde 1990. xie (2000) extendió la SAM para

Page 453

capturar las relaciones entre las actividades económicas, las actividades de reducción de la contaminación, y las emisiones contaminantes. El autor presento un ejemplo numérico de la matriz de contabilidad social extendida ambientalmente (ESAM), utilizando datos de China desde 1990. Los resultados mostraron que una ESAM puede ser una herramienta útil para el análisis de las políticas ambientales.

De Hann y keuning (2001) mostraron cómo los problemas ambien-tales se pueden incorporar en la contabilidad macroeconómica mediante la construcción y el uso de una Matriz de Contabilidad Nacional, que incluye las cuentas ambientales para los Países Bajos.

En cambio, sí nos centramos en analizar la literatura sobre las NAMEAs, observamos que existen pocas aportaciones para las regiones españolas. Por ejemplo, en la región de Cataluña podemos encontrar el trabajo que realizaron ManReSa y Sancho (2004). Para llevar a cabo su análisis...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA