La protección de los derechos de los consumidores frente a los riesgos de los alimentos transgénicos

Autor:Amado Alfonso Ezaine Ramirez
Cargo:Abogado
Páginas:03

Amado Alfonso Ezaine Ramirez1

"El alimento es algo imprescindible para la sobrevivencia humana, más solamente cuando consumimos alimentos producidos de modo natural es cuando ellos realmente se transforman en energía vital".2

I - Los alimentos transgénicos

Con la ingeniería genética, en lugar de mezclar genes al azar tomamos el gen que interesa y se introduce en el organismo deseado. Si en el diseño de un alimento se emplea esta nueva tecnología, se generan los llamados ALIMENTOS TRANSGÉNICOS (OGM u OVM). En la actualidad, se comercializan cientos de estos productos en todo el mundo, la gran mayoría de ellos en Estados Unidos, Australia, Canadá y Japón. A la fecha también se están importando y comercializando en el Perú.

Para algunos especialistas en biotecnología la diferencia entre un alimento transgénico y otro convencional es mínima. "En principio sólo la técnica genética utilizada en su diseño, ingeniería genética versus cruce sexual o mutagénesis, pero este hecho tiene importantes consecuencias. En primer lugar, en el diseño de un alimento transgénico prima la direccionalidad frente al azar -en el cruce sexual se juntan genes al azar, mientras que en la ingeniería genética se toma el gen adecuado. En segundo lugar, en el diseño de un alimento transgénico es posible obtener la combinación genética adecuada de forma mucho más rápida. Finalmente, al construir un alimento transgénico es posible saltar la barrera de especie, gracias a lo cual es posible introducir características de un organismo en otro cercano en la escala filogenética o, como se está viendo, incluso entre especies no emparentadas"3. Se manifiesta también que en principio, no es posible cruzar sexualmente un tomate con una patata, pero se pueden expresar genes de tomate en patatas o viceversa. Esta última diferencia tiene claras repercusiones éticas. Por ejemplo, un hipotético vegetal transgénico que porte un gen de un animal puede ser un problema para un vegetariano de dieta estricta.4

A la fecha existen centenares de alimentos transgénicos desarrollados en laboratorios de compañías privadas u organismos públicos de investigación que pueden ser de origen animal, vegetal o fermentado. Se han construido plantas transgénicas que resisten el ataque de viroides, virus, bacterias, hongos o insectos. El más conocido es el maíz transgénico que resiste el ataque del taladro al portar un gen proveniente de la bacteria Bacillus thuringiensis y que sintetiza una proteína tóxica. Hay desarrollos mucho más espectaculares. Por ejemplo, patatas transgénicas que inmunizan contra el cólera o diarreas bacterianas, o una variedad de arroz transgénico capaz de producir provitamina A. Con él se pretenden evitar los problemas de ceguera asociados a dietas basadas en este cereal.

En cuanto a alimentos de origen animal, también se ha generado alimentos transgénicos animales. Se han construido carpas y salmones transgénicos que portan múltiples copias del gen de la hormona de crecimiento. El resultado son peces que ganan tamaño mucho más rápido. Sin embargo, las mejores perspectivas de futuro se centran en la expresión de genes que codifican proteínas de alto valor añadido en la glándula mamaria de diferentes mamíferos. Estos animales producen leches enriquecidas en fármacos como el activador del plasminógeno. Recientemente, se ha descrito la construcción de un mamífero transgénico que expresa en su leche una lactasa y produce leche con un bajo contenido en lactosa. Su consumo puede resultar de interés para enfermos que no toleran este azúcar.

Lo mismo ha sucedido en el caso de los alimentos fermentados se han aplicado técnicas de ingeniería genética. Las bacterias lácticas o las levaduras de uso en el sector agroalimentario han sido modificadas con genes exógenos dando lugar a quesos en los que se acortan los tiempos de maduración, vinos con un incremento de aroma afrutado, o panes en cuya producción se obvia la adición de aditivos con capacidad alergénica.5

A- Posiciones científicas a favor de los alimentos transgénicos

Según los biotecnólogos, para determinar si hay riesgo en los ALIMENTOS TRANSGENICOS, habría que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Debe tenerse en cuenta que el riesgo cero no existe, y menos en alimentación, ya que la población humana no es homogénea, por ejemplo el gluten de trigo es un peligro para los celíacos pero no para el resto de la población.

  2. No es posible generalizar y hablar de que todos los alimentos transgénicos son buenos o todos son malos, ya que existen centenares de ellos.

  3. No existe un sólo riesgo ya que existen varios riesgos de tipo sanitarios, medioambientales o económicos. El resumen de lo expuesto es claro: hay que evaluar cada alimento transgénico por sí solo, riesgo por riesgo.6

Desde hace años, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) han trabajado sobre este tema concediendo prioridad a la elaboración de los principios científicos de evaluación. El concepto más importante es el de equivalencia sustancial, que otorga dicha categoría a aquellos alimentos transgénicos cuya composición nutricional y características organolépticas son iguales al convencional del que proviene, con la única excepción del nuevo carácter introducido por ingeniería genética.

Los alimentos transgénicos que han obtenido el permiso de comercialización han sido evaluados en base a tres criterios: contenido nutricional o equivalencia sustancial, alergenicidad y toxicidad. Sin duda, son los alimentos más evaluados en toda la historia de la Tecnología de Alimentos. Todos los análisis indican que no hay datos científicos que indiquen que los alimentos transgénicos representen un riesgo para la salud del consumidor superior al que implica la ingestión del alimento convencional.

Aún así, se habla de riesgos y se hace referencia a aumentos de casos de alergia, peligro de aparición de resistencias a antibióticos, generación de cánceres o retardos en el desarrollo inmunitario. Es cierto que se produjo un caso en el que se comprobó la existencia de un problema de alergenicidad. Se trataba de una soja transgénica con un gen de nuez brasileña que resultaba perjudicial para los alérgicos a dicho fruto. El problema se detectó durante la evaluación del producto previa a la concesión del permiso de comercialización y, aunque este último se obtuvo con la condición de que se etiquetara, la compañía productora decidió no comercializarlo.

Con el resto de alimentos transgénicos ensayados "hasta la fecha" no se han detectado problemas. Existen alimentos transgénicos que obvian problemas de alergenicidad, como la levadura panadera transgénica desarrollada en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), cuyo uso previene la aparición de alergias inespecíficas en profesionales del sector panadero, ligadas a la adición de enzimas durante la panificación. También existen variedades de arroz transgénicas desprovistas del gen que codifica el mayor alérgeno de este cereal.

Con respecto a la resistencia a antibióticos, la polémica se centra en la posible transferencia de dichos genes desde el alimento transgénico a alguna bacteria de la flora intestinal, con lo que se generan nuevas cepas bacterianas resistentes a antibióticos. No hay pruebas ni datos experimentales que apoyen esta hipótesis, por lo que la OMS afirma que la presencia de genes de resistencia a antibióticos per se en un alimento transgénico no debería constituir un riesgo para la salud. A pesar de ello, y debido al rechazo social generado en torno a este tema, se han desarrollado técnicas que permiten eliminar los marcadores de resistencia en el producto final obviando el problema. Finalmente hay que destacar que no existen datos científicos que indiquen que exista un peligro sanitario relacionado con procesos tumorales o problemas en el desarrollo inmunitario.

B - Posiciones científicas en contra de los alimentos transgénicos

Existen científicos quienes manifiestan que existen riesgos considerables y casos de peligro en los Alimentos Transgénicos. Citamos a la Dra. Mae-Wan Ho quien en la Asamblea por la Salud de los Pueblos declaró que los Organismos Genéticamente Modificados son perjudiciales para la salud y van en contra de la esencia de la nueva ciencia genética.7

Un OGM u organismo genéticamente modificado es aquel cuyo material genético natural ha sido modificado con material genético sintético dentro de él. Esta es la manera en cómo se obtienen cultivos transgénicos para la alimentación de seres humanos y animales, para fibras y para un sinnúmero de medicamentos y productos industriales en su última presentación, si es que nosotros no hacemos algo para detenerlos.8

La Organización Mundial de la Salud recientemente publicó un informe, Biotecnología Moderna de Alimentos, Salud Humana y Desarrollo: evidencia de un estudio de caso (23 de Junio de 2005) el cual afirma que a pesar de todos los riesgos potenciales relacionados con el uso de OGMs, los cultivos transgénicos producidos en la actualidad probablemente no presenten riesgos a la salud. Sin embargo, han surgido una serie de incidentes indicando que los alimentos transgénicos están muy lejos de ser seguros. Existen estudios realizados por compañías biotecnológicas que producen cultivos GM, que han permanecido en secreto como información comercial confidencial.9

Cuál es el riesgo de los alimentos transgénicos?

...

To continue reading

Request your trial