El Consejo de Administración de la OIT concluye su 301ª sesión

Páginas:43
RESUMEN

La 301ª sesión del Consejo de Administración de la OIT, celebrada del 6 al 20 de marzo, fue testigo de una importante declaración a cargo de Robert B. Zoellick, Presidente del Banco Mundial, sobre el refuerzo de la cooperación con la OIT, así como de diversos debates de amplio alcance entre los miembros representantes del gobierno, los empleadores y los trabajadores, sobre los derechos laborales bási cos en Myanmar, Colombia, Belarús y otros países.

 
CONTENIDO

Page 43

GINEBRA - En su primera intervención ante un órgano especializado de las Naciones Unidas desde su designación como Presidente del Banco Mundial, el Sr. Zoellick citó los crecientes vínculos con la OIT a la búsqueda de "una globalización inclusiva y sostenible", y planteó diversas cuestiones de interés común para ambos organismos, entre las que figura la creación de empleo, los derechos laborales y otros elementos del Programa de Trabajo Decente de la OIT. Al dirigirse al Grupo de Trabajo sobre la Dimensión Social de la Globalización, señaló que su organización, la OIT y otros organismos internacionales deben intensificar sus esfuerzos para forjar una globalización capaz de "contribuir a superar la pobreza, promover un crecimiento respetuoso con el medio ambiente y generar oportunidades individuales y esperanza".

"Acogemos favorablemente su experiencia y capacidad de reflexión", afirmó, al destacar que la agenda del Banco Mundial "es altamente compatible con el Programa de Trabajo Decente". Asimismo, señaló que el Banco está "muy complacido... para tratar de establecer una relación de trabajo más estrecha con la OIT en todos los temas de una agenda en la que intervienen además otros interlocutores" y de promover la cooperación con los mandantes tripartitos de la OIT en lo que S.E. Dayan Jayatilleka, de Sri Lanka, Presidente del Consejo de Administración, denominó "una alianza mediante el diálogo".

"Tenemos una visión de una globalización inclusiva y sostenible", aseguró. "En resumidas cuentas, de lo que tratamos aquí es de personas. De intentar mejorar el destino de las personas en todo el mundo. Y este empeño requiere empleos de calidad, mejores condiciones sociales, y oportunidades para el desarrollo individual en la consecución de las aspiraciones... No podemos abandonar a su suerte a las personas".

Juan Somavía, Director General de la OIT, citó la creciente cooperación entre la OIT y el Banco Mundial, y señaló que los miembros tripartitos de la Organización pueden constituir un "conducto vital" para extender los esfuerzos encaminados a crear puestos de trabajo y atenuar la pobreza en todos los niveles del ámbito laboral. Afirmó que "el diálogo social reviste especial importancia en tiempos difíciles y que es un componente clave para la obtención de soluciones", y que el tripartismo puede facilitar que se aúnen gobiernos, trabajadores y empleadores como "capital social" para abordar los retos de la globalización y el trabajo decente.

La conversación con el Sr. Zoellick tuvo lugar como parte de un debate sobre un informe de la OIT que analiza la crisis financiera mundial, su repercusión en las perspectivas del trabajo decente y las posibles respuestas mediante la formulación de políticas.

El Consejo de Administración examinó asimismo la situación del trabajo forzoso en Myanmar, revisó el Acuerdo Tripartito sobre Libertad Sindical y Democracia de 2006 suscrito por los representantes del Gobierno, empleadores y sindicatos de Colombia, debatió las acciones emprendidas por el Gobierno de Belarús para aplicar las recomendaciones de la Comisión de Encuesta de la OIT de 2004 respecto a la libertad sindical y al derecho de sindicación, y aprobó el 349º informe del Comité de Libertad Sindical de la OIT, llamando la atención en especial respecto a los casos de Colombia y Myanmar. Por otra parte, avanzó en el tratamiento de la cuestión del trabajo decente para los trabajadores del servicio doméstico, al incluir ésta en la agenda de la Conferencia Internacional del Trabajo de la Organización en 2010.