El conficto US-China: nueva fase de la globalizacion.

Autor:Rosales, Por Osvaldo
 
EXTRACTO GRATUITO

INTRODUCCION

Casi al finalizar la segunda decada del siglo XXI, enfrentamos una gran paradoja que practicamente cierra un ciclo en la economia mundial. En efecto, a inicios de los '80s, Reagan en Estados Unidos (EE.UU.) y Thatcher en el Reino Unido, construian los cimientos del neoconservadurismo, otorgando un gran impulso a la globalizacion, desregulando mercados, abriendo las economias, derrumbando los "socialismos reales" y promoviendo el "ajuste estructural" en los organismos internacionales. Cuarenta anos despues, son justamente los Estados Unidos con Trump y el Reino Unido con el Brexit, los que ponen un freno en la tendencia globalizante y recurren a medidas proteccionistas en el primer caso y a un debilitamiento de la principal experiencia integracionista--la UE--, en el segundo.

En el caso de Trump, su administracion impulso la salida del Acuerdo de Paris, la salida del TPP, la renegociacion del NAFTA y del KORUS, y ahora boicotea la nominacion de arbitros en la OMC e instaura una bateria de restricciones a importaciones de bienes y, eventualmente, tambien a inversiones.

El mensaje electoral de Trump ha capturado bien el descontento de sectores medios norteamericanos con los efectos de la actual modalidad de la globalizacion; sectores que han visto deteriorarse su calidad de vida por la concentracion del ingreso, estancamiento salarial, perdida de empleos manufactureros, viendose presionados a enrolarse en servicios de baja remuneracion. Para ello, ha construido un discurso donde culpa al comercio y particularmente al comercio con China de dichos males, apelando al ciudadano blanco y de baja educacion de esas capas medias y medias bajas.

La crisis subprime de 2008-2009 en EE.UU. marco un punto de quiebre en la economia global. Clausuro un ciclo largo de crecimiento, 2003-2008, el mejor periodo de la economia mundial en 40 anos. Las consecuencias de la subprime han sido reducir drasticamente el ritmo de crecimiento en las economias industrializadas, caida en la tasa de inversion y en el dinamismo del comercio internacional. La postcrisis golpeo con singular intensidad a Europa, de modo que las "politicas de austeridad" para enfrentar la crisis agravaron el descontento social. Ante la debilidad de las opciones socialdemocratas en la UE, la crisis y la postcrisis han coincidido con fortalecimiento de los nacionalismos y populismos de ultraderecha en la UE, debilitando las perspectivas del proceso de integracion europeo. En paralelo, China ha continuado aportando dinamismo a la economia mundial, junto con conseguir importantes avances en materia de innovacion y nuevas tecnologias.

Este "renacer chino" ha generado inquietudes en EE.UU. y en Europa, toda vez que China va cerrando las brechas tecnologicas con las economias industrializadas de Occidente. Es aqui cuando surge la estrategia de Trump: "United States first", enfocada basicamente a frenar el avance tecnologico chino. Por eso es importante no perder de vista que la "guerra comercial" no es mas que una fase inicial de un conflicto de mayor duracion. Lo que realmente esta en juego es la hegemonia tecnologica en el resto del siglo XXI. Entramos a una nueva fase de la globalizacion, marcada por esta pugna tecno-economica entre EE.UU. y China por el control de las tecnologias del siglo XXI: IA, Iot, Big Data, robotizacion, etc., todos ambitos en los que China viene desplegando importantes esfuerzos.

Una vision de largo plazo

Para entender el contexto de esta disputa es importante comprender la vision de largo plazo que define las politicas chinas. Los objetivos del actual "sueno chino" fueron definidos por el XVIII Congreso Nacional del Partido, en relacion a dos importantes centenarios: el de la fundacion del Partido en 2021 y el de la Nueva China en 2049. De este modo, las metas serian "para 2020 duplicar el PIB y el ingreso per capita rural y urbano respecto de 2010, cumpliendo asi con la construccion de una sociedad modestamente acomodada (1) y, para mediados de siglo, concluir la transformacion de China en un pais socialista moderno, prospero, poderoso, democratico, civilizado y armonioso, haciendo asi realidad el sueno chino de la gran revitalizacion de la nacion china" (Xi, 2014: 70).

De este modo, al cumplir el "sueno chino" se estaria viviendo el "retorno a la normalidad historica", es decir, al momento en que el Reino del Medio ocupaba un lugar central en la economia mundial. Este largo periodo habria sido interrumpido por el "siglo de la humillacion", iniciado con la Guerra del Opio en 1841 y solo concluido en 1949 con la gestacion de la Republica Popular China. Un siglo mas, desde 1949 a 2050, estaria demorando entonces este "retorno a la normalidad historica", con China en el epicentro de la economia mundial (ver Diagrama 1)

Esta mirada larga ayuda a entender los limites y posibilidades del accionar chino en su debate con EE.UU. Puede haber flexibilidad y busqueda de acuerdos, pero dificilmente se abandonaran los pilares de este sueno. En mi opinion, la estacion final de 205c tiene una estacion intermedia en 2025, con la iniciativa Made in China 2025.

La propuesta "Made in China 2025" surgio en octubre de 2015 y busca fortalecer la innovacion y el desarrollo de las nuevas tecnologias, focalizandose en tres objetivos: i) que la industria manufacturera consiga ascender en la jerarquia tecnologica de las cadenas de valor; ii) transformar a China en potencia tecnologica, y iii) reestructurar el sector industrial, elevando su eficiencia, calidad y capacidad de innovacion.

El programa contempla tres fases: i) en 2025, reducir la diferencia tecnologica con los paises lideres; ii) en 2035, fortalecer la posicion tecnologica de China, y iii) en 2045, liderar la innovacion global.

Los principales instrumentos que se privilegiaran seran: i) reestructurar la industria manufacturera, mejorando en eficiencia, calidad, estandares, automatizacion y uso y creacion de nuevas tecnologias; ii) promover la innovacion, la propiedad intelectual y el desarrollo sostenible, y iii) facilitar la fusion y reorganizacion de empresas.

Esta propuesta busca enfrentar la desaceleracion en la productividad y en la tasa de crecimiento economico, en la caida en la tasa de expansion de la fuerza de trabajo--dado el efecto de la politica de "un solo hijo" en la transicion demografica--y el incremento en el costo de la mano de obra vis a vis la competencia de otras economias asiaticas de menores ingresos, como Vietnam e Indonesia.

En palabras del Primer Ministro Li Keqiang, "el crecimiento debe converger de una era de velocidad a una era de calidad". Para ello se busca reforzar el vinculo entre industrializacion e informatizacion, incorporando masivamente a la gestion industrial la robotica, Internet de las Cosas, Big Data; e-cloud y la Inteligencia Artificial.

El plan "Made in China 2025" apuesta a 10 sectores:

* Nuevas tecnologias avanzadas de informacion.

* Robotica y maquinas automatizadas.

* Aeroespacio y equipamiento aeronautico.

* Equipamiento maritimo y barcos de tecnologia avanzada.

* Moderno equipamiento ferroviario.

* Vehiculos con nuevas energias y su equipamiento.

* Equipos de energia; eficiencia energetica.

* Equipos agricolas.

* Nuevos materiales.

* Biofarma y productos medicos avanzados.

En cada uno de estos 10 sectores, se trabajara en 5 areas:

* Formar Centros de Innovacion.

* Promover la Fabricacion Inteligente.

* Fortalecer la infraestructura industrial compatible con las nuevas tecnologias.

* Generar empresas de fabricacion sustentable.

* Producir equipos de alta gama.

Asi, por ejemplo, se aspira a crear 15 nuevos Centros Nacionales de Ciencia y Hub de Innovacion Tecnologica para 2020 y contar ya con 40 de ellos en 2025. Por cierto, esto supone un gasto considerable. Al respecto, la OCDE estima que, medido en dolares, ya en 2019 China sera el pais con mayor inversion en I&D, superando a Estados Unidos (2). En el 2020, China estaria asignando un 2,5% del PIB al gasto en I&D. (3)

Este es el contexto en el que se desenvuelve la denominada "guerra comercial" entre EE.UU. y China. No es, entonces, una diferencia estrictamente comercial, si bien la incluye, pero va mucho mas alla y sera bastante duradera.

  1. LOS TEMAS EN DISCORDIA EN LA PUGNA COMERCIAL EE.UU.-CHINA:

Es bueno conocer la agenda de la discordia entre EE.UU. y China, de modo de calibrar la posibilidad de eventuales logros de una u otra parte en plazos cortos. (3)

  1. Los alegatos de Estados Unidos:

    i.- El saldo comercial: El factor mas evidente en la agenda norteamericana es la magnitud de su deficit comercial y la alta presencia china en el mismo. La vision mercantilista de Trump y su equipo interpreta el poder economico como sinonimo de superavit comercial, despreciando la teoria economica que indica que el desequilibrio comercial corresponde a un desequilibrio macroeconomico, esto es, a la diferencia entre ahorro e inversion.

    En lo estrictamente comercial, esta politica es una reminiscencia de los mercaderes del siglo XVI y XVII, quienes se enriquecian con el exceso de sus ventas por sobre sus compras, saldo que acumulaban en oro y plata. Adam Smith cuestiono la proyeccion de esta situacion individual a la de los paises, proyeccion que llevaba a privilegiar las exportaciones y penalizar las importaciones. Fue Smith quien justamente la denomino "mercantilismo".

    Con este criterio mercantilista, el comercio es visto como un ejercicio de suma-cero, es decir, donde lo que un pais gana, lo pierde otro. No cabe en este enfoque la posibilidad del beneficio mutuo, ni las ventajas de la especializacion ni la logica de la ventaja comparativa. En el limite, este argumento mercantilista enlaza bien con un intervencionismo que favorezca a las empresas domesticas en comercio e inversion, apelando a aranceles, subsidios, ventajas tributarias y administrativas. Esto es exactamente lo que pretende hacer Trump. Como EE.UU. enfrenta deficits comerciales con 102 paises, el desafio es arduo y habla de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA