Conferencia tripartita en Tallin

Páginas:30-31

TALLIN, Estonia - La conferencia, financiada por el Ministerio de Asuntos Sociales de Estonia y el Ministerio de Trabajo de Finlandia, brindó la oportunidad de evaluar las cuestiones planteadas en el Informe sobre el Empleo en el Mundo 2001: 'La vida en el trabajo en la economía de la información', particularmente en el contexto de la ampliación de la Unión Europea.

Aunque los delegados concluyeron que los países de Europa central y oriental se encuentran, en general, adecuadamente equipados para la sociedad de la información, algunos advirtieron de que la consecución de sus beneficios depende de garantizar la existencia de un entorno apropiado en cuanto a la formulación de políticas y de un diálogo social eficaz.

Al considerar los temores respecto al hecho de que la ampliación de la Unión Europea podría dar lugar a una 'fuga de cerebros' a Europa occidental, la conferencia instó a gobiernos e interlocutores sociales a que combinaran la dotación de incentivos para la permanencia de los profesionales cualificados en sus países de origen, con la de incentivos para procurar el regreso de los que se han marchado ya. Se subrayó asimismo la necesidad de impartir formación continua a los jóvenes y, por supuesto, a los trabajadores de mayor edad.

En opinión de algunos de los asistentes a la conferencia, las nuevas formas de organización del trabajo, que surgen como consecuencia de la utilización de las TIC, pueden generar una mayor satisfacción respecto al puesto desempeñado y un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida familiar. No obstante, tanto las organizaciones de empleadores como las de trabajadores fueron advertidas de que esos nuevos tipos de actividad laboral pueden exigirles la búsqueda de vías innovadoras para organizar a sus afiliados presentes y futuros, así como para prestarles servicio.

La conferencia acordó que la negociación colectiva y los convenios de ámbito nacional, sectorial y local constituyen una herramienta útil al implantar las nuevas prácticas de trabajo. En lo que se refiere en particular al teletrabajo, la conferencia elaboró una lista de buenas prácticas, en la que se recomienda que esta opción sea voluntaria y que se respete el derecho de los trabajadores a regresar a las oficinas de la empresa en cuestión. Se hizo hincapié en la necesidad de proteger el empleo de los teletrabajadores y sus derechos de representación.

Se examinó asimismo la repercusión de las nuevas tecnologías aplicadas en el ámbito laboral en la salud y la seguridad en el trabajo, y los delegados hicieron un llamamiento a favor de mejorar el asesoramiento profesional para la consecución de entornos y condiciones de trabajo aceptables.

La conferencia de la OIT, en la que estuvieron representados todos los países candidatos de Europa central y oriental al acceso a la Unión Europea, permitió a los delegados asistentes evaluar las posibilidades que ofrecen las TIC en cuanto a la creación de empleo y la consecución de trabajo decente.