Conferencia de la haya de derecho internacional privado: comisión especial para la preparación de un convenio sobre cláu

Autor:Alegría Borrás
Páginas:1122-1128

Page 1122

  1. La reunión de la Comisión especial para preparar un Convenio sobre las cláusulas de elección de foro en el seno de la Conferencia de La Haya de Derecho internacional privado ha tenido lugar entre los días 1 a 9 de diciembre de 2003. Se eligió como Presidente de la Comisión al Prof. A. Philip (Dinamarca) y al Prof. A. Bucher (Suiza) como Vicepresidente. La Comisión eligió como relatores a los Profs. T. Hartley (Reino Unido) y M. Dogauchi (Japón). Con posterioridad se designó a los miembros del Comité de redacción que quedó formado, además de por los relatores, por el Sr. G. Musger (Austria) como Presidente, y por el Prof. P. Beaumont (Reino Unido), la Prof. A. Borrás (España), el Prof. A. Bucher (Suiza), el Sr. D. Goddard (Nueva Zelanda), el Sr. Jin Sun (China), el Sr. J. Kovar (Estados Unidos), la Sra. K. Sabo (Canadá), el Sr. M. Tenreiro (Comisión Europea) y el Sr. P. Trooboff (Estados Unidos), asistidos por la primera Secretaria de la Conferencia, Sra. A. Schulz.

  2. La labor de la Conferencia sobre competencia judicial, reconocimiento y ejecución de sentencias en materia civil y mercantil a partir de la propuesta de los Estados Unidos de 1992 culminó en el anteproyecto de la Comisión II de la primera parte de la XIX Sesión diplomática de junio de 2001, sin que los resultados alcanzados fueran satisfactorios ni para la mayor parte de Estados europeos ni para los Estados Unidos. Por lo que este Estado propuso, en reuniones informales con la Comunidad Europea y otros Estados, alcanzar un Convenio más reducido, centrado sólo en las cláusulas de elección de foro.

    Ante esta situación, en la reunión de la Comisión de Asuntos Generales y de Política de la Conferencia de La Haya de Derecho internacional privado que tuvo lugar entre los días 22 a 24 de abril de 2002 (de la que se dio cuenta en esta Revista), al margen de destacar la impor- Page 1123tancia del Convenio para el comercio mundial y mantener el examen del tema por la Conferencia, se acordó que la Oficina Permanente presentaría un documento preliminar sobre la labor anteriormente realizada y los problemas suscitados, al que seguirían las reuniones de un Grupo reducido de expertos, en el que participó la que suscribe y que se reunió tres veces (22 a 25 de octubre de 2002, 6 a 9 de enero de 2003 y 25 a 28 de marzo de 2003). El texto preparado por el Grupo fue enviado por el Secretario General de la Conferencia a todos los Estados miembros de la misma. Habiéndose recibido un número elevado de respuestas que se manifestaban favorables a la continuación de los trabajos, el Secretario General, siguiendo el método de trabajo adoptado en la reunión citada de 2002, convocó la presente Comisión Especial.

  3. En la organización del desarrollo de la reunión de la Comisión Especial el Presidente tuvo en cuenta los problemas que se plantearon en la etapa anterior y, en particular, los relativos al sistema de voto y a la participación de la Comunidad Europea en las negociaciones.

  4. Uno de los problemas que se habían planteado en la etapa anterior es que, siguiendo el método habitual de trabajo en el seno de la Conferencia de La Haya, los artículos se adoptaban mediante votación y muchos de ellos fueron adoptados con sólo el voto en contra de los Estados Unidos y de ahí su rechazo del texto y del método. Por otra parte, el reciente Convenio sobre valores anotados en cuenta, se adoptó sin ninguna votación. De ahí que el Presidente haya llevado toda la reunión sin que se realizara votación alguna, procurando, en todo caso, alcanzar el consenso.

    A lo largo de la reunión se plantearon, no obstante, algunos temas conflictivos, para los cuales, en un primer momento, el Presidente propuso la creación de Grupos de trabajo que trataran de encontrar una solución al tema. No obstante, la Comisión Europea planteó inmediatamente su oposición a tales Grupos, sobre la base de que no podía negociar en ellos en pie de igualdad con los representantes de los Estados miembros. Con la habilidad que le caracteriza, el Presidente no propuso ningún Grupo de trabajo más, sino que los convirtió en ´Seminariosª, que no tenían Presidente, sino un ´conciliadorª. El resultado ha sido bastante satisfactorio, como se verá más adelante.

  5. En ocasiones anteriores se ha manifestado el problema que ha significado la participación de la Comunidad Europea, teniendo en cuenta el cuestionado carácter exclusivo o compartido de las competencias comunitarias en la materia objeto de examen. Aunque las dificultades siguen existiendo y pueden solucionarse, aunque sea en parte, el día que el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas emita su dictamen en relación al Convenio de Lugano, puede decirse que, en la práctica, esta reunión ha sido menos tensa que las anteriores. En efecto, se había adoptado un mandato en el Consejo de Justicia y Asuntos de Interior del día 27 de noviembre, en el que se autorizaba a la Comisión a negociar en nombre de la Comunidad Europea y se adoptaban las directrices de la negociación, mandato que había sido preparado en el seno del Comité de Derecho civil. Ello se ha traducido en que durante las reuniones intervenía la Comisión en los puntos en que el mandato contenía alguna manifestación y los Estados miembros intervenían, o bien apoyando aquellos puntos o respondiendo a cuestiones planteadas por otros Estados, o bien en todos aquellos puntos en que nada decía el mandato.

    Pero para llegar a este resultado...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba