Conclusiones

Autor:Miquel Palomares Amat
Páginas:231-240

Page 231

Primera.- Las Comunidades Europeas han ido desarrollando, progresivamente, una percepción y unos objetivos hacia los PTM, que denotan la tendencia hacia un enfoque homogéneo y global a todos estos países, establecido y planificado, por la Comunidad, a la luz de unas directrices generales.

En el ámbito subjetivo, se ha pasado de una vinculación con determinados países de la Cuenca Mediterránea, con los cuales existían vínculos de tipo histórico, económico o político, al establecimiento de una cooperación con todos los países ribereños del Mediterráneo, a excepción de Libia. Los motivos de la exclusión de este país habría que buscarlos en consideraciones de tipo político y en su falta de solicitud para el establecimiento de vínculos jurídicos. Por lo tanto, las Instituciones comunitarias consideran a los PTM como un grupo homogéneo de Estados, si bien, formado por grupos regionales, con diferentes tradiciones, datos económicos, regímenes y orientaciones políticas, lo cual demanda la existencia de especificidades en el enfoque de las relaciones con determinados países. Tal percepción comunitaria no constituye un rasgo específico de los PTM, puesto que también se considera a otros grupos de países, por ejemplo ACP o PECO, desde una perspectiva homogénea.

En el ámbito material, consecuentemente con el proceso interno comunitario de integración, el contenido de las relaciones muestra la tendencia hacia una cooperación que desborda el ámbito puramente comercial-característica de los primeros acuerdos concluidos con los PTM, a excepción de los acuerdos tendentes al establecimiento de una unión aduanera con el fin de la adhesión a la CE para abarcar aspectos económicos, financieros, técnicos, sociales, culturales y políticos. De esta forma, el libre comercio-referido a los productos industriales-, la cooperación económica global y una progresiva ampliación a una cooperación cultural y política, parecen ser las líneas centrales del régimen jurídico que la Comunidad pretende establecer con los países terceros dePage 232 la Cuenca Mediterránea. Bien entendido, que este régimen general se adecúa a las necesidades específicas de cada Estado en particular, por lo que se refiere, por ejemplo, al ámbito de la cooperación financiera o de una cooperación social con los países del Magreb.

Segunda.- Los instrumentos jurídicos utilizados por las Comunidades Europeas para aplicar los objetivos perseguidos, vienen constituidos, en su marco jurídico inicial, por tres tipos de acuerdos internacionales:

- acuerdos de asociación tendentes a la creación de una unión aduanera (Turquía, Malta y Chipre);

- acuerdos de cooperación en sentido amplio (Magreb y Machrek);

- acuerdos tendentes a la creación de una zona de libre comercio (Israel).

Tales acuerdos se diferencian, substancialmente, entre sí. Tanto por los distintos objetivos que los inspiran como por el contenido que, cada uno de ellos, dispone. El carácter mixto o no de los mencionados acuerdos constituye, también, un dato distintivo entre ellos. Finalmente, su mayor o menor adecuación a las disposiciones del GATT relativas a las condiciones exigidas para la creación de una zona de libre cambio o una unión aduanera, podría considerarse como un elemento diferenciador.

No obstante, desde el punto de vista de su estructura formal, dichos acuerdos presentan unas características semejantes. En este sentido, podría destacarse su carácter de acuerdos marco. Concebidos, desde una perspectiva evolutiva, se configuran como instrumentos para el desarrollo progresivo de las relaciones entre las Partes Contratantes. Todos ellos constan de varios instrumentos diferenciados y revisten una duración temporal indeterminada, si bien, se prevén cláusulas de denuncia. En aquellos supuestos en los que las relaciones así lo exigen, los acuerdos se completan con acuerdos específicos relativos a los productos CECA. Todos los acuerdos prevén la creación de una serie de órganos similares para la aplicación y desarrollo del régimen previsto en los acuerdos. Finalmente, se caracterizan por la previsión de una serie de cláusulas redactadas en términos muy semejantes a los del TCE: cláusulas de respeto a los principios de libre comercio; medidas de información; medidas de defensa comercial; cláusulas de salvaguardia; cláusulas de excepción y disposiciones relativas a la noción de productos originarios.

Page 233

Desde un punto de vista del fundamento jurídico, se ha generalizado la tendencia a la utilización del artículo 310 TCE. Fundamento jurídico, éste, reservado, por las Comunidades Europeas, para la conclusión de acuerdos con países con los que la CE mantiene relaciones privilegiadas. Asimismo, la práctica con los PTM muestra el hecho de que se sigue, tan sólo desde un punto formal, el fundamento jurídico previsto en los Tratados constitutivos, para concluir acuerdos internacionales. En este sentido, acuerdos con un fundamento jurídico similar se han fundamentado en bases jurídicas distintas.

Tercera.- Los acuerdos se han aplicado y desarrollado, en la práctica, a partir de tres procedimientos de distinta naturaleza:

- instrumentos convencionales;

- instrumentos unitalerales;

...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba