Conclusiones

Autor:Agustín Fernández de Losada
Páginas:185-197
 
EXTRACTO GRATUITO
185
CONCLUSIONES
Agustín Fernández de Losada
En los últimos años y por motivos diferentes, la agenda política en América
Latina y Europa se está viendo marcada por la necesidad de abordar procesos
dirigidos a revisar los modelos de Estado y a modernizar su funcionamiento.
Diversos factores están conduciendo a cambios estructurales en el sistema pú-
blico que probablemente marcarán las estrategias de desarrollo durante décadas
en las dos regiones. La crisis y la apuesta por reducir el gasto público en Euro-
pa; la voluntad de consolidar las democracias, apuntalar el crecimiento, la re-
ducción de la pobreza y las disparidades con un sistema público más eficiente
en América Latina; y una creciente exigencia por parte de la ciudadanía en
ambas orillas del Atlántico que demanda una nueva manera de aproximarse a la
democracia, más participativa y transparente.
En este marco, la descentralización constituye una pieza básica. Una pieza
que se vincula con el esfuerzo por profundizar en la democracia, acercando el
poder a los niveles de gobierno más cercanos a la ciudadanía y articulando me-
canismos para que esta pueda ejercer un mayor y mejor control. Una pieza que
se vincula también con el desarrollo en la medida en que existe un consenso
muy generalizado en que los gobiernos territoriales desempeñan un papel deter-
minante en sus territorios. Se plantea así el concepto de desarrollo territorial
como noción íntimamente ligada al nuevo paradigma del desarrollo; un concep-
to que tanto en la academia y la política lo definen como necesariamente inclu-
sivo y sostenible.
Pero la descentralización, en la medida en que conlleva reparto de poder, no
es neutra. Genera tensión entre los diferentes niveles de gobierno, especialmen-
te en el nivel central que se ve impulsado a atribuir o devolver (según el contex-
to) competencias a los gobiernos territoriales junto con los recursos necesarios
para poder desempeñarlas de forma adecuada. Existen diferentes modelos para
el reparto competencial y la asignación de recursos, aunque para que la descen-
tralización sea efectiva, sea cual sea el modelo de Estado, federal o unitario,
debe venir articulada en el ordenamiento jurídico donde se deben sentar los
principios básicos que la ordenan y preservan. La seguridad jurídica es, en este
sentido, fundamental para evitar esquemas cosméticos tendientes a vulnerar la
autonomía de los gobiernos territoriales.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA