El G20 se compromete a colocar el empleo de calidad en el centro de la recuperación

Páginas:34-35
 
CONTENIDO

Page 34

El pasado mes de septiembre, los líderes mundiales del G20 han acogido favorablemente el Pacto Mundial para el Empleo de la OIT y la construcción de "un marco orientado hacia el empleo para el crecimiento económico futuro".

El Director General de la OIT Juan Somavía, que fue invitado a presentar un informe sobre políticas y perspectivas de los puestos de trabajo y la protección social ante la Cumbre de Pittsburgh, dijo: "Celebro el importante compromiso de los líderes de implantar planes de recuperación que apoyen el trabajo decente, ayuden a proteger el empleo y a dar prioridad al crecimiento del empleo".

"La OIT expuso ante el G20 las preocupaciones de los trabajadores, las empresas y las comunidades", afirmó Juan Somavía.

La Declaración de los Líderes, si bien reconoce que las acciones emprendidas durante el año pasado evitaron un depresión mundial, "no podemos descansar hasta que la salud de la economía mundial se restablezca plenamente, y las familias trabajadoras de todo el mundo puedan encontrar empleos decentes". La Declaración de los Líderes del G20 fue presentada a la prensa en Pittsburgh el 25 de septiembre por el Presidente Obama de Estados Unidos.

"Los mensajes procedentes de Pittsburgh son que la crisis no ha terminado, que las medidas adoptadas están en vías de crear o conservar hasta 11 millones de puestos de trabajo en 2009, pero que es necesario mantener las medidas de estímulo para frenar el desempleo y el trabajo precario", afirmó el señor Somavía. Instó a los "líderes a mostrar la misma determinación y voluntad para fomentar la creación de puestos de trabajo que las que han mostrado para salvar a los bancos. La Cumbre de Pittsburgh fue un gran paso en esta dirección".

El señor Somavía, al observar las preocupaciones de los líderes por encontrar un enfoque más equilibrado para la economía mundial, dijo: "Para un crecimiento sostenible más allá de la recuperación, tenemos que corregir los desequilibrios que Page 35contribuyeron a la crisis. Los salarios han quedado por detrás de la productividad en muchos países, contribuyendo a los desequilibrios entre el consumo y el ahorro. Hemos dado una importancia excesiva a la economía, especialmente al sector financiero, y menospreciado las dimensiones sociales y medioambientales de la sostenibilidad".

La Cumbre estableció un marco para un crecimiento sólido, sostenible y equilibrado que garantice "una recuperación duradera que cree los buenos puestos de trabajo que nuestros trabajadores necesitan".

Bajo el lema "Colocar el Empleo de Calidad en el Centro de la Recuperación", los dirigentes "se comprometen a implementar planes de recuperación que apoyen el trabajo decente, ayuden a conservar el empleo y den prioridad al crecimiento del empleo. Además, seguiremos proporcionando ingresos, protección social y apoyo a la formación para los desempleados y para quienes corran más riesgo de perder el empleo. Estamos de acuerdo en que los retos actuales no son una excusa para pasar por alto ni debilitar las normas del trabajo reconocidas internacionalmente. Para asegurarnos de que el crecimiento mundial sea ampliamente beneficioso, debemos aplicar políticas compatibles con los principios fundamentales de la OIT y con los derechos en el trabajo".

También declaran que "nuestro nuevo marco para un crecimiento sólido, sostenible y equilibrado requiere reformas estructurales para crear mercados de trabajo más inclusivos, políticas activas de mercado de trabajo y programas de educación y formación de calidad. La Cumbre pide a la OIT que "desarrolle una estrategia de formación para nuestra consideración".

Los dirigentes "también aplaudimos la recién adoptada Resolución de la OIT para recuperarse de la crisis, el Pacto Mundial para el Empleo, y comprometemos a nuestras naciones a adoptar los elementos clave de su marco general para promover la dimensión social de la globalización. Las instituciones internacionales deben tener en cuenta las normas de la OIT y los objetivos del Pacto para el Empleo en sus análisis y actividades de formulación de políticas durante la crisis y después de ella". Para garantizar una prioridad permanente a las políticas de empleo, el Presidente de la Cumbre de Pittsburgh pidió al Secretario de Trabajo de EE.UU. que invitara a los Ministros de Trabajo y Empleo del G20 a reunirse como grupo a principios de 2010.