La Comisión para la verdad y la reconciliación del Nepal: tentativas para la exigencia de responsabilidades penales por graves violaciones a los derechos humanos

Autor:José Elías Esteve Moltó
Cargo:Universitat de València
Páginas:364-368
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 364

  1. El 5 de enero de 2013 comparecía ante un tribunal británico el militar nepalí de alto rango Kumar Lama. Días antes, este Coronel había sido arrestado por la Policía Metropolitana, acusado de cometer crímenes internacionales de tortura durante la última y más cruenta etapa de la guerra civil en Nepal. La investigación y el arresto del presunto torturador se amparan en la Sección 134 de la Criminal Justice Act, la cual tipifica la tortura como un crimen internacional que debe ser perseguido sobre la base del principio de jurisdicción universal. Así pues, efectuada la correspondiente denuncia por las víctimas, el militar del ejército nepalí no pudo evitar su detención mientras se encontraba en Sussex, disfrutando de su permiso navideño en su actual destino como casco azul de las Naciones Unidas en el Sudán. Las protestas no se hicieron esperar y el Ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno Maoísta, Narayan Kaji Shrestha, declaraba a la prensa internacional que dicha actuación judicial resultaba contraria al Derecho internacional y violentaba la soberanía de su país. Además las quejas se trasladaron de forma oficial al plano diplomático ante el embajador británico en Katmandú, el cual no se doblegó y reaccionó invocando las obligaciones inherentes a la Convención contra la Tortura.

    Dos meses más tarde, el Coronel Kumar Lama, tras entregar su pasaporte al juez Fulford, fue puesto en libertad bajo fianza de treinta y seis mil libras hasta la próxima comparecencia ante los juzgados de Chelmsford.

  2. Al mismo tiempo que se liberaba de su detención al militar gurka, el 14 de marzo de 2013 el Presidente de la República del Nepal, Ram Baran Yadav, aprobaba un decreto por el cual creaba una Comisión para la Verdad y la Reconciliación. Más de siete años han tenido que transcurrir para llegar a esta decisión que se ha precipitado como consecuencia de las acciones emprendidas por la justicia británica.

    A su vez, las reacciones a esta iniciativa legal no se han hecho esperar. Por un lado, los máximos mandatarios del ejército nepalí han aplaudido esta decisión, declarando que todos los representantes de los partidos políticos y de las fuerzas de seguridad, incluidos los del ejército, deben someterse a cualquier tipo de exigencia de responsabilidades derivadas por la comisión de crímenes cometidos durante el conflicto armado. Ahora bien, dos semanas después el Tribunal Supremo del Nepal dictó un auto mediante el cual suspendía provisionalmente el proceso de creación de esta Comisión para la Verdad y la Reconciliación, tras haber detectado distintas cláusulas que apuntan abiertamente a la concesión de amnistías. En este sentido la

    Page 365

    máxima instancia judicial de Katmandú apunta a que esa Comisión adolece de las más elementales garantías de imparcialidad e independencia. Además denuncia que su decreto de constitución, a través de la denominada Ordinance on Investigation of Disappeared People, Truth and Reconciliation Commission 2069 (http://www.simon­robins.com/missing/wp­content/uploads/2013/02/Nepal­TRC­Ordinance.pdf), contiene una grave limitación temporal. Efectivamente se regula que la Comisión tendrá la capacidad para investigar las más de nueve mil graves violaciones a los derechos humanos durante el plazo improrrogable de tan sólo dos años. Además el decreto estipula que este organismo, compuesto de cinco comisarios nombrados por el gobierno, se ocupará de investigar «serias violaciones a los derechos humanos», que se hayan cometido «de manera sistemática». Se teme que con esta provisión, la Comisión para la Verdad y la Reconciliación se ocupe únicamente de hechos que pudieran calificarse de crímenes contra la humanidad, dejando fuera del ámbito de investigación todos aquellos crímenes cometidos en el seno del conflicto armado no internacional que no presenten este carácter. Finalmente se contempla la posibilidad por la cual las víctimas pueden...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA