El Comercio Internacional de Compensación: Concepto, Orígenes, Modalidades y Aspectos Comerciales y Jurídicos. (I Parte)

Autor:Gregorio Cristóbal Carlé
 
EXTRACTO GRATUITO

“Cuando los costes, la calidad, la tecnología, el servicio, los precios y cualquier otra variable del producto compiten en similitud de características, las empresas deben tener la capacidad de acomodarse a otras vías de hacer negocios que pueden ser la clave de éxito y la compensación es una de ellas”.

A. Concepto, Orígenes y Perspectivas del Comercio Internacional de Compensación.

Concepto. Una de las formas operativas y alternativas al comercio internacional habitual que está cobrando un importante auge en los últimos tiempos es el denominado “Comercio de Compensación”.

Con carácter genérico se trata de un contrato por el que se realiza un intercambio de bienes por otros bienes u otros servicios, o una fórmula mixta que incluya los dos elementos. En el caso de tratarse de mercancías la titularidad de la propiedad asociada a las mismas se transmite en las mismas condiciones que la compraventa.

Así, se entiende por comercio de compensación el intercambio de productos y servicios por otros productos o servicios como parte de pago total o parcial de una transacción comercial. Si bien ésta es una práctica es cada vez más habitual y se encuentra en constante crecimiento, no por ello deja de ser semidesconocida por los operadores y , en consecuencia no se encuentra tan desarrollada como cabría esperar.

Orígenes. La idea o procedimiento de compensar data de la época medieval y parece tener su origen en la contabilidad comercial italiana -scontrare y riscontrare-, donde se saldaba o compensaban los créditos y los débitos entre sí.

En las plazas comerciales europeas, los cambistas compensaban sus cuentas en encuentros celebrados anualmente, tradición mantenida por mayoristas, banqueros y otros, y de la cual surgieron los conceptos “virement des parties” en francés y “clearing” en inglés.

Mucho más adelante, la caída de los precios del petróleo y el inicio de la profunda crisis económica global sufrida en década de los 70 provocó una oleada imparable de impagos de deuda exterior, debido, principalmente, a la preocupante situación creada por la escasez generalizada de las divisas necesarias cumplir con los compromisos obligaciones derivadas de las compras en el exterior.

Así, los exportadores -en especial en países en vías de desarrollo- se vieron obligados a sustituir el riesgo soberano de impago por el riesgo de la no entrega de la mercancía, lo que les abocó irremisiblemente a una situación de empeoramiento generalizado de sus correspondientes economías.

El factor desencadenante de dicha situación tuvo su origen en el elevado número de créditos concedidos a dichos países para mejorar y fortalecer su estructura económica interna, lo que provoco el efecto contrario al esperado por parte de los respectivos gobiernos.

En dicho escenario, cargado de complejidad e incertidumbres, muchos países se vieron obligados a acudir a la figura del comercio de compensación como única vía para garantizar la importación y el aprovisionamiento necesario, aunque otros comenzaron a hacerlo para cubrir necesidades menos prioritarias.

Así, se comienza a imponer a los suministradores- exportadores la condición de su ingreso en sistemas de compensación, obligándoles a comprar a cambio de vender como contrapartida a la exportación de los bienes objeto de transacción comercial.

Con el tiempo, el comercio de compensación comienza a ser utilizado también por países con la necesidad de ampliar su espectro exportador, o incluso los que deciden proteger la situación económica existente y crecer en los mercados exteriores.

Finalmente aquellos países que se encuentran en procesos de fomento en la adquisición de tecnología, así como en la compra de bienes vinculados a sectores estratégicos -en especial, la defensa- recurren a esta fórmula comercial, con la particularidad de exigir la reinversión de parte de la compra en el país que adquiere el producto objeto de compensación.

Se trata, entonces de una modalidad de intercambio de bienes y/o servicios que surge como una opción u alternativa a la gestión “normal y habitual” de las transacciones comerciales, constituyendo una salida especialmente relevante para la gestión de ventas exteriores de países menos desarrollados que cuentan con serias dificultades financieras para adquirir bienes y/o servicios.

En la mayoría de los casos subyace el deseo de un gobierno o una empresa por alcanzar un equilibrio bilateral con otro país o empresa. En otras ocasiones lo que se busca es equilibrar la balanza comercial de un Estado, para evitar situaciones que entorpezcan el su crecimiento, y la buena marcha de su economía.

En lo que al ámbito y tratamiento legal de esta modalidad de comercio se refiere, las compensaciones no se diferencian sustancialmente de los negocios tradicionales de compraventa, en lo que atañe a la confección jurídico -comercial de los correspondientes contratos.

La figura de la compensación comercial constituye una nueva forma de relaciones comerciales desarrolladas en el ámbito de la economía exterior y los negocios, en parte con rasgos de cooperación de producción y venta, y cuyos efectos rebasan de mucho el marco del comercio convencional para ambas partes - por lo que se convierte y siempre debe ser entendida como una formas especial y diferente de generar negocio en el exterior.

Concluyendo, se trata de una estrategia comercial empleada a menudo con objeto de importar sin gastar las valiosas divisas y efectuar los pagos correspondientes a cambio de otros bienes o servicios.

Así, para muchos países industrializados no constituyen operaciones comerciales de “tipo estándar”, ya que éstas se consideran negocios normales que requieren soluciones específicas y precisas de los socios.

Perspectivas del Comercio de Compensación en el Escenario Global de los Negocios.

La realidad objetiva reflejada en datos estadísticos contratados demuestra que el comercio internacional de compensación, en sus diferentes modalidades, se incrementa de forma continua y exponencial.

¿Por qué en los últimos años se ha producido un importante aumento del número y volumen de operaciones vinculadas al comercio de compensación?:

A. “Motivos país”. Su fuerte endeudamiento externo, la búsqueda de mercados para productos de baja calidad, la necesidad de dar salida a excedentes de producción, o la búsqueda del equilibrio de pagos con otros países- B. “Motivos empresa”, cuando las compañías no cuentan con otra opción viable o encuentran su nicho de especialización y generación de beneficios en esta modalidad de comercio.

Indudablemente, el hecho que la economía esté...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA