Comentario Las relaciones jurídicas y sus vicisitudes

Autor:María Rosa Llácer Matacás
Cargo del Autor:Profesora Titular de Derecho civil. Universidad de Barcelona
Páginas:685-689
RESUMEN

1. La relación jurídica como una vinculación entre situaciones subjetivas: repercusiones. 2. La llamada relación "unisubjetiva" o la subsistencia estructural de la relación jurídica: su debate en españa. 3. El derecho real de propietario en el código civil catalán. La subsistencia autónoma de derechos: la situación de... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 685

1. La relación jurídica como una vinculación entre situaciones subjetivas: repercusiones

El profesor Perlingieri, al configurar la relación jurídica como una vinculación entre centros de interés o entre situaciones subjetivas, abre la posibilidad de analizar desde un sugerente prisma cuestiones jurídicas clásicas como la constitución o la extinción de las llamadas relaciones unisubjetivas. Esta concepción de la relación jurídica es extraordinariamente versátil pues constituye, además, un criterio de sistematización (vinculación directa e indirecta de relaciones) y permite diferenciar entre el supuesto generador (relación jurídica como estructura, que aglutina cualquier conexión) y el perfil funcional de la relación del cual deriva su régimen o disciplina.

La vinculación entre situaciones subjetivas es una concepción que permite poner el derecho al servicio de los intereses privados sin limitaciones dogmáticas que coarten el reconocimiento de previsiones que no respondan a parámetros habituales. En este sentido, facilita la construcción de dos figuras: la constitución autónoma de relaciones y su subsistencia formal o unisubjetiva.

2. La llamada relación "unisubjetiva" o la subsistencia estructural de la relación jurídica: su debate en españa

La relación jurídica entendida como vinculación entre situaciones subjetivas o polos de interés proporciona una base capaz de canalizar proyectos que, de otra forma, se frustrarían por una simple cuestión conceptual: es el caso de la mal llamada relación unisubjetiva. En el Código civil español, la incapacidad de subsistencia de una relación sin dos polos subjetivos también parece un axioma lógico: de ahí la extinción de las obligaciones por confusión y de los derechos reales por consolidación (art. 1192 CC, art. 513.3 y 546.1 CC, respectivamente): nadie puede reclamarse a sí mismo ni disfrutar de una cosa propia como titular de un derecho real limitado. No obstante, el Prof. Perlingieri yaPage 686 había observado que en algunos casos la relación tenía una capacidad de subsistencia transitoria que radicaba en la tutela de un interés. El caso paradigmático se producía con la aceptación de una herencia a beneficio de inventario (art. 1192.2 CC) que permitía realizar incluso los créditos existentes entre los patrimonios separados (cfr art. 1023.2 y 3 CC y art. 35 y 36 del Código de sucesiones catalán). Se barajan otros casos relacionados con la separación patrimonial: el beneficio de separación a favor de los acreedores del causante (art. 37 CS Código de sucesiones catalán), la delación fideicomisaria (cfr art. 783.2 CC, art. 182, 240.4 y 214.2 CS), el patrimonio dirigido al sustento de una persona discapacitada (ley 41/2003, de 18 de noviembre, de protección patrimonial de las personas con discapacidad) o basados en otros intereses (subsistencia de los créditos y deudas del heredero contra el causante en caso de venta de herencia)1. Tanto si los arts. 1533 y 1534 CC reflejan una mera reconstrucción económica de la herencia para remediar la extinción como si se considera que las relaciones renacen, debe valorarse que la norma es favorable a la continuidad de la relación, a la tutela de un determinado interés.

La cuestión de la subsistencia autónoma de relaciones no debe resolverse como un problema lógico. Evidentemente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA