Ciento sesenta y ocho millones de buenas razones para poner fin al trabajo infantil

Páginas:30-33
RESUMEN

La OIT relanzará su campaña "Tarjeta Roja al Trabajo Infantil" el 12 de junio de 2014 para impulsar el compromiso de erradicar el trabajo infantil contraído en la Tercera Conferencia Mundial sobre el Trabajo Infantil que tuvo lugar en Brasil en octubre del año pasado.

 
CONTENIDO
30
revista TRABAJO
Ciento sesenta
Y OCHO MILLONES
DE BUENAS RAZONES
31
revista TRABAJO
NÚMERO ESPECIAL DE 2014
para poner n
al trabajo infantil
La OIT relanzará su campaña “Tarjeta Roja
al Trabajo Infantil” el 12 de junio de 2014
para impulsar el compromiso de erradicar
el trabajo infantil contraído en la Tercera
Conferencia Mundial sobre el Trabajo Infantil
que tuvo lugar en Brasil en octubre del año
pasado.
Se estima que hay 168millones de niños en todo el mundo
que llevan a cabo tareas de trabajo infantil, que dañan su
salud y merman su desarrollo personal, y les impiden ir
a la escuela. Casi el 60porciento de ellos trabajan en la
agricultura.
Alrededor de 85millones de niños realizan las peores
formas de trabajo infantil; la mayoría efectúa trabajos
peligrosos, en pequeñas granjas o negocios familiares,
como por ejemplo barcos de pesca, puestos de mercado o
pozos mineros. Millones de niños están empleados como
trabajadores domésticos en fábricas o en restaurantes.
Algunos son reclutados por la fuerza como niños soldados,
o son víctimas de abusos sexuales o del tráco de drogas, o
bien se dedican a la mendicidad.
El trabajo infantil es un problema mundial, y se da tanto
en el hemisferio Norte como en el Sur. En Asia meridional
el número de víctimas es más alto, si bien se están
logrando los mayores avances. En América Latina también
se ha reducido notablemente el número de víctimas,
aunque el ritmo de los avances ha disminuido, mientras
que África Subsahariana cuenta con la incidencia más alta
y algunos de los retos más difíciles de superar.
Hasta la fecha, 179 países han raticado el Convenio de
la OIT sobre las peores formas de trabajo infantil (N°182),
y 166 han raticado el Convenio de la OIT sobre la edad
mínima de admisión al empleo (N°138). Esto pone de
maniesto un movimiento mundial contra el trabajo infantil
y la determinación de los gobiernos, las organizaciones de
empleadores y los sindicatos de colaborar para formular
políticas nacionales que han contribuido a reducir en
una tercera parte el número de niños víctimas de trabajo
infantil desde el año 2000, logrando una disminución de
47millones de esos casos entre 2008 y 2012. Sin embargo, es
necesario hacer aún mucho más.
Fotografía: M.Crozet/OIT
32
revista TRABAJO
TRABAJO INFANTIL – BREVE
RESEÑA
Ô168millones de niños
trabajadores en el mundo.
Ô85millones de niños realizan
trabajos peligrosos.
Ôel 59porciento de los niños
que trabajan lo hacen en la
agricultura.
ÔEl trabajo infantil se da en
todas las regiones del mundo.
Ô78millones de niños
trabajan en la región de
Asia y el Pacíco, el número
más elevado de todas las
regiones.
ÔÁfrica Subsahariana cuenta
con la incidencia más elevada,
con más del 21porciento
(59millones) de los casos.
El Programa Internacional para la Erradicación del
Trabajo Infantil de la OIT (IPEC), la iniciativa más
importante de este tipo en el mundo, ha servido desde
1992 para ayudar a los gobiernos y a las organizaciones de
empleadores y trabajadores a erradicar el trabajo infantil
en todo el mundo.
La OIT lanzó por primera vez su campaña Tarjeta Roja
al Trabajo Infantil en 2002 para concienciar a la opinión
pública sobre ese problema. El símbolo de la tarjeta roja
se escogió por su relación con el fútbol y por evocar la
obligación de prohibir algo inaceptable. También se asocia
a la idea de que los niños tienen el derecho de jugar y de
disfrutar de su infancia, en lugar de trabajar.
“La Campaña Tarjeta Roja tiene su origen en la
iniciativa contra el trabajo infantil llevada a cabo en
el ámbito de la fabricación de balones de fútbol, una
preocupación mundial durante la celebración del
Campeonato Europeo de 1996”, señala Corinne Vargha,
Directora de la Sección de Principios y Derechos
Fundamentales en el Trabajo de la OIT, en la que se
enmarca el programa IPEC.
“Se planicó con el objetivo de mejorar el acceso a la
formación deportiva, en particular para las niñas, habida
cuenta de que el deporte, al igual que la formación artística
y musical, es un excelente medio para alentar a las familias
a que envíen sus hijos a la escuela y para motivar a los
niños a que permanezcan en ella hasta alcanzar la edad de
trabajar”, añade.
La campaña se relanzará el 12 de junio de 2014 – el
Día mundial contra el trabajo infantil – fecha en la que se
inaugurará el Campeonato Mundial de Fútbol.
“Disponemos de una oportunidad única con ocasión
de la celebración de los dos eventos deportivos más
importantes del mundo, el Campeonato Mundial de
Fútbol de la FIFA de 2014 y los Juegos Olímpicos de
verano de 2016, para consolidar los buenos resultados
obtenidos en la primera campaña y concienciar a la gente,
arma Marcia Poole, Directora del Departamento de
Comunicación e Información Pública de la OIT.
“La campaña Tarjeta Roja reunirá a todas las personas
comprometidas con la mejora de la vida de millones de
niños víctimas del trabajo infantil en todo el mundo, entre
Fotografía: M.Crozet/OIT
33
revista TRABAJO
NÚMERO ESPECIAL DE 2014
ellas deportistas, artistas, jóvenes, familias, empleadores,
sindicatos, encargados de la formulación de políticas,
organizaciones comunitarias, docentes y trabajadores
jóvenes. Esperamos que la campaña sirva para alentar a
que se emprendan acciones concretas que contribuyan a
mejorar la situación sobre el terreno.
Uno de sus objetivos es contribuir a que se adopten
medidas en las comunidades, las empresas y los puestos de
trabajo encaminadas a recordar las responsabilidades de
los gobiernos.
“Hemos llegado a la conclusión de que no existe una
solución única y sencilla para el problema del trabajo infantil”,
señala Varga. “Combatir el trabajo infantil conlleva garantizar
un trabajo decente para adultos y jóvenes; una formación de
calidad y una protección social para todos, y la garantía de
que todas las políticas públicas y las decisiones empresariales
tengan presente sus repercusiones en el trabajo infantil”.
Los empleadores, por ejemplo, pueden mejorar
la manera de dirigir sus empresas para velar por la
erradicación del trabajo infantil. Los trabajadores pueden
utilizar los sindicatos y la negociación colectiva para
hacer frente al trabajo infantil y ayudar a los trabajadores
no sindicados a organizarse. Las comunidades pueden
ayudar a evitar los casos de trabajo infantil y aumentar la
concienciación sobre la necesidad de erradicarlo. En los
países ricos todo el mundo puede contribuir a que sus
gobiernos respalden el movimiento mundial contra el
trabajo infantil y refuercen su asistencia a los países que
precisan ayuda.
Una de las iniciativas que tendrán lugar antes del 12 de
junio será un una campaña masiva en los medios sociales
conocida como “underclap, en la que se enviarán miles
de ‘tweets’ simultáneamente desde diferentes regiones del
mundo para difundir el mismo mensaje, y alentar a todo el
mundo a que colabore para poner n al trabajo infantil.
En el marco de la campaña Tarj eta Roja la OIT adoptará
varios enfoques innovadores en materia de comunicación.
Otras iniciativas de concienciación y apoyo, entre ellas
“Música frente al Trabajo Infantil”, contribuyen a alcanzar
el objetivo de erradicar denitivamente el trabajo infantil.
Para obtener información sobre la forma de
participar, visite la página web: ilo.org/redcard.
El Programa Internacional para la Erradicación
del Trabajo Infantil (IPEC) tiene como emblema un
molinete.
PARTICIPA EN LA INICIATIVA
CONTRA EL TRABAJO INFANTIL
Dona un tweet
Crea una ola
Visita ilo.org/thunderclap
TARJETA
ROJA AL
TRABAJO
INFANTIL
El actor brasileño Wagner Moura se adhiere a la campaña “Tarjeta Roja”
Fotografía: C. Vidal