Chile y Reino Unido: vaivenes de una relacion diplomatica no siempre tan cordial (1970-1980).

Autor:Bayle, Paola
Cargo:Ensayo
 
EXTRACTO GRATUITO

Chile and United Kingdom: ups and downs of a diplomatic relationship not always so cordial (1970-1980)

INTRODUCCION

El 5 de noviembre de 1975, el embajador del Reino Unido en Chile, Reginald Seconde, visito al ministro de Relaciones Exteriores de ese pais, Patricio Carvajal. El motivo de tal encuentro fue la protesta formal por el trato dado a la ciudadana britanica Dra. Sheila Cassidy, detenida en Chile. Se acusaba a Cassidy de haber socorrido a un herido de bala sin dar aviso a las autoridades (1). La doctora britanica fue finalmente liberada a fines de diciembre de aquel ano. Ante su testimonio de tortura, el Ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, James Callagham, presento la protesta formal y el caso repercutio en los medios de prensa britanicos. Basados en la tradicional proteccion a los ciudadanos residentes en otros paises, pero tambien a partir de continuas presiones politicas al interior del pais, el gobierno del Reino Unido tomo la decision, a nivel diplomatico, de retirar informalmente--fue llamado a consulta--a su embajador en Chile el 30 de diciembre de 1975. La embajada britanica quedo en manos del encargado de negocios, D. K. Haskell. El caso fue enviado a la Comision de Derechos Humanos de Naciones Unidas, trasladandose al ambito multilateral.

Este acontecimiento, que represento una fisura en las cordiales relaciones diplomaticas que ambos paises habian sostenido historicamente, se explica por un conjunto de elementos que seran analizados en este articulo. Para poder comprender la multiple causalidad que confluyo en esta situacion de tension, nos detendremos tanto en el impacto generado por el gobierno de Salvador Allende en tierras britanicas, como en las reacciones en aquellas latitudes ante el golpe militar en Chile, el ano 1973.

El abordaje de diez anos de la relacion diplomatica entre Chile y el Reino Unido (1970-1980) se desprende de un trabajo mayor, que analizo un programa de becas administrado por una organizacion no gubernamental, el World University Service del Reino Unido (WUS-UK), financiado por el gobierno britanico y destinado a refugiados chilenos con distintos niveles de capital academico que, como consecuencia del golpe militar en Chile, no pudieron continuar sus tareas academicas o se encontraban bajo situacion de riesgo en el pais (Bayle, 2010a).

Hacia septiembre de 1973, mes del golpe militar en Chile, el Reino Unido era gobernado por el Partido Conservador. Desde entonces y hasta los primeros meses de 1974, el pais no abrio sus puertas a refugiados chilenos. Sin embargo, el triunfo del Partido Laborista en las elecciones generales de febrero de 1974 resulto crucial para la aceptacion de los chilenos en tierras britanicas. Para poder explicar los motivos del Partido Laborista al solidarizarse con los chilenos perseguidos en su pais, se rastrearan distintos vinculos previos al golpe militar y se mostraran los conflictos que surgieron en las relaciones entre estos dos paises que, hasta 1973, representaban una tipica relacion cordial.

Como sostiene Jean-Baptiste Duroselle, todo acto de politica exterior contiene un aspecto de politica interna, ya sea en el sentido de servir como acto de propaganda o porque, en definitiva, tiene implicancias politicas, economicas o simbolicas al interior del pais (Duroselle, 1998). Tras la simpatia que el proyecto de Allende habia despertado en los partidos socialdemocratas y de izquierda, en sectores sindicales y academicos, ayudar a los exiliados significaba, para muchos militantes britanicos, seguir contribuyendo a ese proyecto, aunque sea desde la derrota. Asimismo, la violacion a los derechos humanos (DD.HH.) en Chile justifico, para un amplio y heterodoxo grupo de agentes, la denuncia y la permanente lucha por la restauracion de la democracia. En tanto, para el partido gobernante, luego de las elecciones de 1974, la situacion se tornaba mas compleja. Creemos que el gobierno britanico bajo el laborismo tuvo que poner en juego varios elementos al momento de disenar su politica hacia Chile, recibiendo presiones tanto de sus facciones mas radicalizadas, como de los sectores mas moderados, que ponian en la balanza intereses comerciales, entre otros. Todo esto en el marco de un escenario internacional marcado por la creciente critica a la dictadura de Pinochet.

En relacion con los factores de orden interno, resulta imprescindible atender la situacion politica, cultural, social y economica en el Reino Unido, para comprender adhesiones y el contexto de toda politica exterior. El espacio ocupado por los sindicatos y trabajadores britanicos durante los anos setenta del siglo pasado, junto con cierta radicalizacion politica de jovenes en aquellos anos--tambien presente en circulos universitarios--, promovieron que muchos britanicos salieran de la insularidad que los caracterizaba y se comprometieran con causas tan lejanas, para algunos, como la lucha por los DD.HH. en Chile, vulnerados a partir de la dictadura militar.

Hacia 1960, el Reino Unido experimento un proceso de extension del sistema universitario, que implico la creacion de nuevas universidades y politecnicos que cuestionaron el prestigio de las antiguas universidades. Se ampliaron las ayudas estatales a los estudiantes, posibilitando el ingreso a la universidad de amplios sectores de niveles socioeconomicos medios (Clark, 1983). Surgieron distintos movimientos y campanas lideradas por la sociedad civil, como la Campaign for Nuclear Disarmament. A la oposicion a las armas nucleares siguio, a fines de los sesenta, una extendida critica, particularmente en ambientes juveniles y universitarios, a la Guerra de Vietnam con un profundo cuestionamiento hacia los Estados Unidos y una constante lucha contra la politica de apartheid en Sudafrica.

En terminos economicos, hacia el inicio de la decada del setenta, el gobierno de Edward Heath (1970-1974) tuvo que enfrentar profundos problemas, prolongados periodos de huelgas obreras y el agravamiento de los conflictos con Irlanda. La segunda posguerra no fue un escenario, desde el punto de vista economico, demasiado alentador para el antiguo pais imperial. El gobierno de Heath desmantelo numerosos instrumentos de intervencion estatal sobre la economia, organizo una politica fiscal que afecto principalmente a los trabajadores y exacerbo la hostilidad con el movimiento sindical (Leys, 1989), situacion que provoco el regreso de los laboristas en 1974.

TRIUNFO DE SALVADOR ALLENDE EN CHILE.

LA RELACION CHILE-REINO UNIDO

Es posible afirmar que el pragmatismo en el manejo de las relaciones internacionales por parte del gobierno de Allende (Fortin, 1975) logro instalar en ciertos circulos la idea sobre la viabilidad de la construccion del socialismo a traves del respeto del estado de derecho. La estrategia de legitimacion del gobierno de Allende dio importantes frutos en amplios sectores de Europa Occidental, lo cual "no hacia mas que confirmar y fortalecer una fuente de simpatias espontaneas que provenia del mundo, pero especialmente de Europa Occidental" (Fermandois, 1985, 50). Este proyecto logro encontrar adhesiones que luego se transformaron en los principales apoyos a la comunidad exiliada, una vez consumado el golpe militar.

Es necesario advertir que el gobierno de Salvador Allende no inauguro una forma particular y exclusiva en el manejo de sus relaciones exteriores. Fue, mas bien, un continuador de cierta tradicion ligada a una evaluacion pragmatica de las realidades del poder internacional. Tal como senala Carlos Fortin, analizar pragmaticamente la posicion de Chile en el ambito internacional era vital para la sobrevivencia del proyecto y la busqueda de adhesiones que, ante la continua presion de los Estados Unidos, evitasen el aislamiento del pais (Fortin, 1975). Este pragmatismo en el manejo de las relaciones internacionales se combino con elementos constantes vinculados a la autopercepcion de Chile. Tal como Colacrai y Lorenzini sostienen:

En la decada de los sesenta, Chile se pensaba como un pais pequeno, una isla continental, excentrico por su forma, alejado de sus vecinos, mirando hacia el Pacifico, decadente desde el punto de vista economico y como la Suiza latinoamericana, por no haber experimentado golpes de Estado--tan comunes en la region--desde 1932 hasta 1973. Precisamente, el golpe de Estado de 1973 implico un quiebre, no solo en la vida institucional del pais, sino porque tambien impacto en su insercion internacional (Colacrai y Lorenzini, 2005, 46). Cuando Salvador Allende asumio la presidencia, en 1970, Chile habia mantenido por ciento cincuenta anos relaciones cordiales con el Reino Unido y durante el gobierno de Frei Montalva (19641970) se habian afianzando los vinculos bilaterales. El democratacristiano, en su afan por mostrar al mundo su programa reformista de Revolucion en Libertad, visito el Reino Unido en 1965. Su viaje fue retribuido con la llegada de la reina Isabel II--junto con el principe Felipe de Edimburgo--a Santiago de Chile en noviembre de 1968. Por entonces, Chile se decia heredero de los ingleses y asi lo expreso Frei Montalva al recibir a la soberana:

Gran Bretana ha sido y es, en esta materia, maestra insigne. La historia de Chile esta llena, desde los albores de la republica, de ilustres nombres britanicos. El gran padre de nuestra patria, Bernardo O'Higgins, alli se educo. Otros, como el almirante Cochrane, nos pertenecen en gran medida por sus hazanas. Tambien nuestra geografia esta cubierta de nombres britanicos, como el de capitan Fitz-Roy en el sur. Gran Bretana ha vivido y vive en Chile. Hay puertos en nuestras costas cuyas formas de vida, desde la arquitectura hasta el comercio, no existirian sin el modelo ingles; formas de vida familiar que repiten las britanicas, a veces sin saberlo; tendencias culturales en que subsiste el espiritu de Gran Bretana bebido en Londres en el siglo pasado por Andres Bello, el mentor intelectual de Chile; hasta la relacion del hombre chileno con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA