Chile y la financiacion innovadora para el desarrollo: una experiencia para hacer globalizacion inclusiva.

Autor:Ffrench-Davis, Ricardo
Cargo:Ensayo
 
EXTRACTO GRATUITO

Chile and innovative financing for development: making inclusive globalization

INTRODUCCION

La actual globalizacion se caracteriza por una notable volatilidad de los flujos financieros internacionales. La volatilidad se expresa en intensos ciclos, que se extienden por prolongados periodos y afectan la calidad del empleo, la inversion, las exportaciones, las PYMEs. Siembran crecientemente desequilibrios que, al final, provocan costosas recesiones, que son regresivas y depresivas para la economia real.

Frente a esta tendencia de la globalizacion--que hasta ahora parece haber sobrevivido a la crisis global, no obstante caberle plena responsabilidad en su ocurrencia--hay diferentes actitudes. Predominan la aceptacion por parte de beneficiarios de ella (sectores minoritarios en la poblacion mundial, pero concentradores del poder economico) y adherentes ideologicos, por una parte, y por otra, sectores "resignados" que comprenden las fallas y sesgos de la globalizacion actual, pero suelen declararse imposibilitados de alterar su transmision hacia la economia nacional y, menos aun, de cambiar el rumbo de la globalizacion al nivel internacional.

Sin embargo, hay paises--varios de ellos asiaticos y nordicos, cada uno en su estilo--que han "hecho globalizacion", en vez de recurrir al extremo de aislarse o al de someterse pasivamente frente a la tendencia imperante. Chile la enfrento, con bastante fuerza en 1990-95, cuando administro o controlo la cuenta de capitales y el tipo de cambio. Gracias a ello, se beneficio de las oportunidades que ofrece la globalizacion en lo comercial, tecnologico e inversion productiva, pero evito los costos que acarrea la inversion especulativa y volatil. Desde 2004, Chile participo en una iniciativa internacional que ha procurado hacer correcciones en la globalizacion financiera y proveer financiamiento adicional para combatir la pobreza. Esta iniciativa no se lanzaba en un vacio, pues procuraba contribuir al cumplimiento de los compromisos de la comunidad internacional contraidos en dos cumbres mundiales: los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el Consenso de Monterrey para el Financiamiento para el Desarrollo.

Bajo el impulso de las Naciones Unidas, en 2002, la comunidad internacional llevo a cabo una cumbre dirigida a concordar correcciones de la evolucion de la globalizacion financiera. Entonces, luego de un esfuerzo diplomatico de casi cinco anos, fundamentalmente de paises de America Latina y del Sudeste Asiatico, se adopto el Consenso de Monterrey sobre Financiamiento para el Desarrollo. Poco despues, tres paises--liderados por sus presidentes--acordaban intentar avanzar por su cuenta en acciones que involucraran financiamientos innovadores, que contribuyeran al desarrollo de naciones mas pobres y le imprimieran un sesgo mas humano a la globalizacion. Los presidentes de Brasil (Lula), Chile (Lagos) y Francia (Chirac)--con el apoyo del Secretario General de la ONU, Koffi Annan--pusieron en marcha la Iniciativa de Accion contra el Hambre y la Pobreza en 2004.

En este articulo, la seccion 1 presenta un breve recuento sobre la globalizacion financiera y el Consenso de Monterrey. La seccion 2 resume las propuestas, actividades y progresos logrados por la Iniciativa Internacional de Accion contra el Hambre y la Pobreza, y su sucesor actual, el Grupo de Financiamiento Innovador para el Desarrollo (en ingles, Leading Group on Innovative Financing for Development), respecto de un menu de "financiamientos innovadores" que contribuyen a los objetivos de un desarrollo mas equitativo, al tiempo que procuran combatir la volatilidad financiera y facilitar a los paises en desarrollo enfrentar futuras situaciones criticas, como la recesion mundial en curso o como la crisis asiatica. Luego, se detalla la propuesta en aplicacion, que consiste en tasas sobre pasajes aereos y su asignacion a combatir el SIDA, la malaria y la tuberculosis. La seccion 3 se extiende en otras propuestas del menu que han sido objeto de debate o accion internacional, como la emision de derechos especiales de giro (DEG), o bancarizacion de remesas de migrantes, o impuestos sobre las transacciones financieras, o fortalecimiento de las cuentas fiscales, combatiendo la evasion tributaria que se canaliza mediante los paraisos fiscales. La seccion 4 presenta una conclusion.

  1. --GLOBALIZACION FINANCIERA Y EL CONSENSO DE MONTERREY (2).

    Los flujos financieros se han expandido a una velocidad espectacularmente mayor que el comercio de bienes y servicios, y que la inversion extranjera directa. Se puede estimar, a partir de informacion del Banco de Pagos Internacionales y el Banco Mundial, que por cada dolar de comercio internacional e inversion extranjera directa, se mueven unos 40 dolares en los mercados cambiarios; las cifras de transferencias financieras son aun notablemente mayores (Schulmeister, 2012). Con ello surge un problema en el entorno macroeconomico para el resto de la economia, donde opera la abrumadora mayoria de empresas y trabajadores. En efecto, en los mercados financieros hay frecuentes "cambios de animo", lo que provoca que los fondos que se dirigian a cierto mercado geografico, decidan abruptamente emigrar a otro mercado. Estos cambios de animo de los mercados financieros y cambiarios--que implican pasar de coyunturas de gran abundancia a gran escasez de fondos--repercuten con mucha fuerza en la economia real. Esto es, en la produccion, el empleo, las utilidades y, tambien, la recaudacion fiscal.

    En 2002, la comunidad internacional llevo a cabo una cumbre dirigida a concordar correcciones de la evolucion de la globalizacion economica, en particular de la financiera, desde la perspectiva de su impacto en las posibilidades de los paises en desarrollo de generar financiamiento para su desarrollo, ya sea de origen nacional o internacional. Alli nacio el Consenso de Monterrey, destacando la importancia critica de una gobernanza eficaz y equitativa de los sistemas financiero, monetario y comercial internacionales, para lograr un entorno favorable a un desarrollo incluyente.

    En ese contexto, bajo los efectos de una inesperada crisis asiatica, la problematica de la globalizacion financiera concentraria buena parte de las discusiones y negociaciones. Ellas se dirigian a corregir las fallas e inequidades de la globalizacion financiera, incluida su incapacidad de dar espacio a los requerimientos de aquellos que sufrian las deficiencias y vacios en materia de bienes publicos globales esenciales, como la estabilidad financiera. Voces criticas de esa evolucion expresaban que se estaba produciendo una globalizacion de la volatilidad, y que un enorme auge de los flujos financieros estaba contribuyendo poco y mal al financiamiento del desarrollo (Ffrench-Davis y Ocampo, 2001). Las tendencias vigentes indicaban que el mundo marchaba a una velocidad insuficiente para satisfacer los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), foco de otro "Consenso" alcanzado por el mundo en el 2000.

    El Consenso de Monterrey (CM) supuso un avance notable, pues se reconocieron los sesgos y fallas del sistema financiero internacional que impiden o dificultan el desarrollo (tanto el crecimiento como la equidad), y se elaboraron propuestas relevantes que los paises signatarios se comprometian a implementar en forma gradual. El CM tambien represento un avance sustantivo en la agenda internacional para el desarrollo, pues complemento los acuerdos internacionales en esa materia--incluidos los ODM--, por cuanto el logro de dichas metas se relaciona estrechamente no solo con la asistencia oficial para el desarrollo y las politicas sociales nacionales, sino tambien con el desempeno economico de las naciones en desarrollo y de las desarrolladas.

    El CM subrayo la necesidad de lograr niveles muy superiores de inversion productiva en la mayoria de las economias en desarrollo, para conseguir la convergencia de bienestar con los paises mas ricos. Una mayor inversion productiva requeria el fortalecimiento considerable de los segmentos de mercados de capitales a largo plazo, y la creacion o promocion en los mercados internos de segmentos financieros orientados a las pequenas y medianas empresas (PYMEs). Este punto representa un vinculo esencial entre el crecimiento economico y la equidad, al extender a los agentes de ingresos medianos y bajos--importantes proveedores de empleos productivos--, la capacidad de acceder a los mercados en forma mas efectiva. A ello se agregaban planteamientos respecto del entorno macroeconomico y su contribucion al desarrollo mediante politicas contra-ciclicas, como las que aplico Chile entre 1990 y 1995.

    El CM trajo, por primera vez, a nivel de un acuerdo internacional de jefes de Estado, el concepto de "financiamiento innovador", con un llamado a que se exploraran mecanismos innovadores para la ayuda al desarrollo, recursos financieros nuevos, principalmente en sus fuentes, pero tambien en sus modalidades de uso y destino, con recursos adicionales complementarios a la tradicional ayuda oficial al desarrollo. En el logro de este acuerdo, la diplomacia chilena cumplio un papel de liderazgo, encabezando las posiciones del mundo en desarrollo, concertados en el Grupo de los 77 y China, en temas como comercio internacional, flujos financieros internacionales y asuntos sistemicos de la economia global. A la Cumbre asistio una destacada delegacion nacional encabezada por el Presidente Lagos, junto a los diplomaticos que habian negociado dicho evento y el contenido del "Consenso de Monterrey" --asi denominado como contrapunto al llamado Consenso de Washington--.

    En diciembre de 2008, en Doha se efectuo una evaluacion del grado de implementacion del Consenso, con participacion activa de miembros del Grupo de la Iniciativa para el Financiamiento Innovador y el Desarrollo, en talleres donde se expusieron nuestras propuestas y argumentaciones. Permanecia la conviccion de la importancia de continuar exponiendo argumentos y propuestas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA