CHÉLIZ INGLÉS, M.C.: La sustracción internacional de menores y la mediación. Retos y vías prácticas de solución, Valencia, Tirant lo Blanch, 2019, 405 pp.

Autor:Isabel Reig Fabado
Páginas:1-2
 
EXTRACTO GRATUITO
www.reei.org
DOI: 10.17103/reei.37.20
CHÉLIZ INGLÉS, M.C.: La sustracción internacional de menores y la mediación.
Retos y vías prácticas de solución, Valencia, Tirant lo Blanch, 2019, 405 pp.
El aumento progresivo de los supuestos de sustracción internacional de menores ha
puesto en jaque la eficacia de los instrumentos reguladores del retorno inmediato del
menor articulado en el Convenio de la Haya de 1980 y completado por el Reglamento
Bruselas II bis y la LEC española. En este contexto, resulta especialmente grata la
aportación de la Dra. CHÉLIZ, por varias razones.
En primer término, porque más allá de un claro desarrollo descriptivo de este marco
legislativo y su interacción, realiza un acertado análisis de la problemática que ha
suscitado su aplicación práctica (no exhaustivo sino orientado hacia el objeto de su
investigación, que es la mediación en los supuestos de sustracción internacional de
menores). Bajo este prisma, la autora señala las principales deficiencias de la aplicación
práctica del sistema, con base en los datos estadísticos publicados por la Conferencia de
la Haya (que si bien no son los más recientes, el lector puede ponderarlos con
tranquilidad pues apenas difieren de los últimos datos publicados a finales de 2017). A
partir de estos datos, concreta dos problemáticas especialmente acuciantes, que junto a
la dilación de los procesos restitutorios, podrían encontrar en la mediación una buena
alternativa. Por un lado, el ámbito de aplicación de los instrumentos reguladores (por los
supuestos que aún quedan al margen del mismo, pese al amplio margen de participación
en el Convenio de la Haya de 1980, con 98 Estados parte). Y, por otro, la amplia
interpretación jurisprudencial que han realizado los tribunales de las causas de
denegación de la restitución (donde los datos expuestos arrojan un resultado de un 27%
de órdenes judiciales de no retorno, en la actualidad, ya un 28%).
En segundo lugar, porque además de este análisis objetivo de los datos, la autora
introduce elementos valorativos sobre el mismo, como cuando pondera que la primera
circunstancia deja numerosos supuestos fuera de la regulación. O como cuando afirma
que este resultado cercano a la tercera parte de las solicitudes que deniega el retorno se
aleja claramente del espíritu del Convenio de la Haya de 1980. Pues este prevé como
regla general el retorno inmediato del menor en interés superior del mismo (donde el no
retorno se configura como excepción y debe interpretarse restrictivamente). Y esta
afirmación siendo cierta resulta arriesgada por cuanto no puede olvidarse que, a su vez,
un 27 % de las órdenes de no retorno, se dictan al amparo del artículo 13.1.b del
Convenio de la Haya, que prevé la excepción por grave riesgo psíquico y físico del
menor. En definitiva, y aun teniendo en cuenta el denominado retorno seguro del
menor, se trata del marco que incluye los extremadamente delicados supuestos de
violencia familiar o doméstica, en los que se pone en juego la integridad física y/o
psíquica del menor (y del progenitor sustractor, que frecuentemente utiliza la retención
o el traslado ilícitos como vía de alejamiento del maltratador).
A continuación, la autora señala las ventajas de la utilización de la mediación con el
objeto de paliar estas deficiencias señaladas. Y es de agradecer que resulta crítica
también con los inconvenientes que presenta la mediación (no todos los conflictos son

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA