La apatridia. El caso de Cuba.

AutorYomisel Galindo Rodríguez
Cargo del AutorLicenciado en Derecho por la Universidad de Oriente. Profesor Principal de Derecho Internacional Privado de la Universidad de Granma, Cuba.
Páginas29-37
29
La apatridia. El caso de Cuba.
Yomisel Galindo Rodríguez1
Resumen: A pesar de los incontables esfuerzos realizados por las organizaciones internacionales,
continúa azotando al mundo, aún en pleno siglo XXI un fenómeno consecuencial que trasciende a
la sociedad. Resulta deprimente observar como determinadas personas se hunden en la
marginalidad por no contar con un poco de ayuda por parte de los Estados implicados en tan
penosa situación.
La apatridia no es un fenómeno nuevo para el mundo contemporáneo, sino un mal heredado por la
insensibilidad humana con un trasfondo jurídico. La ciudadanía, como único antídoto a tal
sufrimiento ha sido tratada una y otra vez en las doctrinas y diferentes escuelas del Derecho
Internacional Privado; unas veces independiente tal y como es, otras confundiéndose con una
aliada: la nacionalidad, pero en las legislaciones brilla por su ausencia la normativa capaz de
resolver el asunto.
La necesidad de regulación jurídica de este resulta una tarea a la cual los Estados deben dar
prioridad, con el único objetivo de eliminar este mal o al menos poder resolver los conflictos en las
relaciones jurídicas. Cuba no escapa a esta necesidad, pues no existen los instrumentos
necesarios para hacer frente al contexto que se avecina.
Sumario: 1. Nota introductoria. 2. La ciudadanía y la nacionalidad, ¿iguales o diferentes? 3. Los
conflictos de la ciudadanía. 4. La apatridia. Un resultado fatal. 5. A manera de conclusiones.
1. Nota Introductoria
El nacimiento trae consigo la adquisición de la personalidad jurídica, con
independencia de la asunción por los sistemas jurídicos de una u otra concepción
doctrinal, resultando fundamentales para el Derecho Civil. El Derecho
Internacional Privado no está ajeno a esta situación, otorgándole al individuo un
status; determinando qué derechos poseen y ante qué obligaciones deben
responder las personas que lo ostentan.
Resulta complejo adentrarse en un tema de una rama del Derecho donde todo o
casi todo es discutido en la doctrina. Sin embargo existen instituciones que no solo
merecen ser mencionadas y explicadas por los estudiosos y cuanta persona
entienda que es necesario, sino que en sus entrañas guarda elementos que al ser
bien utilizados proporcionan un bienestar inimaginable. Estas instituciones son tan
antiguas como la civilización romana, en la cual se muestran sus orígenes.
La ciudadanía, la nacionalidad, constituyen el centro o punto central entre el
Estado y los individuos, al guardar estrecha relación con los elementos que según

1 Licenciado en Derecho. Profesor de Derecho Internacional Privado. Facultad de Ciencias
Sociales y Humanísticas. Universidad de Granma, Cuba.

To continue reading

Request your trial